Estas son las irregularidades en el dinero para los damnificados del 7 y el 19-S

ASF.
Las auditorías mostraron falta de transparencia en el uso de recursos para apoyar a damnificados
ASF.
Las auditorías mostraron falta de transparencia en el uso de recursos para apoyar a damnificados

Estas son las irregularidades en el dinero para los damnificados del 7 y el 19-S

ASF.Las auditorías mostraron falta de transparencia en el uso de recursos para apoyar a damnificados
Nación321.
2019-07-15 |05:59 Hrs.Actualización05:59 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque 2017 fue uno de los años más difíciles para México

El 19 de septiembre de 2017 un sismo de 7.1 grados Richter sacudió a la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Hidalgo, Veracruz, Tlaxcala y Guerrero, solo unos días antes, el 7 de septiembre de ese mismo año, otro gran sismo, de 8.2 grados Richter, cimbró al país afectando gravemente a los estados de Chiapas y Oaxaca.

En menos de un mes, el país vivió dos desastres naturales que acabaron con vidas, casas, edificios, escuelas y fábricas, pero también fue testigo del apoyo y la unidad no solo nacional sino también internacional que llenó a México de donativos para los damnificados.

Pero no todo salió bien, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró que el Estado no garantizó que los donativos fueran entregados en beneficio de la población damnificada y aquí te explicamos sus razones.

¿QUÉ AUDITARON?

La ASF fiscalizó  el desempeño de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al Servicio de Administración Tributaria (SAT) y a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Lo que se auditó fueron los donativos en términos de la actuación del Gobierno Federal y no en los recursos privados ya que la ASF carece de facultades para la revisión de recursos privados.

Sin embargo, lo que sí hizo fue fiscalizar el trabajo del gobierno sobre los donativos.

LO QUE ENCONTRARON

FALTA DE BASES

De acuerdo con la ASF, nadie, ni la Secretaría de Gobernación, Hacienda, Relaciones Exteriores, ni la Coordinación Nacional de Protección Civil, ni los miembros del Consejo Nacional de Protección Civil, estableció los lineamientos para la recepción, administración, control y distribución de los donativos y, en su lugar, la SHCP emitió el Comunicado 185 para que se facilitara la operación del fideicomiso Fuerza México con el fin de que desde ahí se canalizaran las donaciones sin que se justificara, fundamentara y motivara la decisión.

En el comunicado al que hace referencia la ASF se señala que Fuerza México es un fideicomiso privado que tiene como propósito canalizar en un solo esfuerzo los donativos y aportaciones realizadas por empresas, personas y organizaciones tanto mexicanas como extranjeras. Este, señala, trabajará de forma coordinada con las dependencias federales con el objetivo de focalizar y hacer más rápida la entrega de ayuda.

"A través del Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Secretaría de Hacienda autorizó mediante la publicación de una regla, la posibilidad de que las donatarias puedan realizar donativos a otras donatarias, aun cuando esta acción no esté contemplada dentro de su objeto".

Además, debido a la falta de normatividad para que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) supervise y regule los fideicomisos en los que una de las partes es una entidad pública y que tenga como fin atender necesidades sociales, le impidió determinar la estabilidad financiera y contable del Fuerza México, donde se concentraron los donativos para la reconstrucción y rehabilitación por los sismos de 2017.

Por lo mismo, no se pudo constatar que opera de forma segura y solvente.

FALTA DE CLARIDAD

Hasta el 29 de mayo de 2019, en el SAT se reportaban 5 mil 83 millones de pesos entregados a las donatarias autorizadas pero no se precisa qué monto fue el correspondiente al fideicomiso Fuerza México. 

Del total donado, solo 2 mil 460 millones de pesos se reportaron como distribuidos en los estados afectados por los sismos de 2017. ¿Y el resto?

¿Y LOS REGISTROS?

En tanto, la Auditoría señaló que la SRE no registró los donativos internacionales en el Registro Nacional de la Cooperación Internacional (RENCID), pese a que la Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo así lo ordena.

Debido a esto, se desconoce el monto total de las donaciones y aportaciones, así como el ejercicio de los recursos financieros.

Aunque, puntualiza la ASF, que en notas diplomáticas la SRE identifica las siguientes donaciones:

1. En especie: 12 mil 267 unidades, 197.8 toneladas y 31 mil 467.5 kilogramos.

2. Apoyo Técnico: 525 personas que apoyaron con la búsqueda, rescate, atención de emergencias y médicos; 20 unidades caninas.

3. En dinero: 3 millones 234 mil 169 dólares americanos, 48 mil 494 euros, 20.16 millones de pesos mexicanos, 600 mil dólares canadienses.

Pero estos datos NO están respaldados en el RENCID y de los donativos en especie NO se realizó el seguimiento.

Ante la falta de claridad de la operación de las donaciones y omisiones, la ASF emitió las siguientes recomendaciones: 

1. Tener un marco normativo ordinario para el proceso completo desde la recepción hasta la supervisión de los donativos que se otorguen a causa de desastres naturales.

2. Reformular y actualizar los protocolos de atención de emergencias para que la población afectada sea apoyada oportunamente.

3. Evaluar estas experiencias de intervención gubernamental en atención de desastres naturales para cumplir con el nuevo Programa Nacional de Reconstrucción 2019.