Las 3 promesas de campaña que AMLO ya cumplió como presidente electo

Presidente electo.
A partir del 1 de diciembre, el tabasqueño será oficialmente el presidente de México
Presidente electo.
A partir del 1 de diciembre, el tabasqueño será oficialmente el presidente de México

Las 3 promesas de campaña que AMLO ya cumplió como presidente electo

Presidente electo.A partir del 1 de diciembre, el tabasqueño será oficialmente el presidente de México
Nación321
2018-11-07 |06:01 Hrs.Actualización06:01 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el gobierno de AMLO comienza oficialmente hasta el 1 de diciembre

Todavía faltan más de tres semanas para que Andrés Manuel López Obrador tome posesión como presidente de México; sin embargo, durante este periodo de transición, ya cumplió tres promesas que lanzó durante su campaña electoral.

Aquí te recordamos cuáles fueron los compromisos que el tabasqueño, su equipo y los legisladores de Morena, PT y PES ya hicieron realidad.

1. CANCELAR EL NAIM DE TEXCOCO

El presidente Enrique Peña Nieto anunció el 2 de septiembre de 2014 la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Días después, AMLO propuso construirlo pero no en Texcoco, sino en Tizayuca, Hidalgo. 

Para septiembre de 2015, López Obrador anunció durante una gira en Tlaxcala que, una vez que Morena triunfara en las elecciones de 2018, se daría marcha atrás al proyecto del NAIM. Fue en esa ocasión que el entonces presidenciable propuso que mejor se habilitará el aeropuerto militar de Santa Lucía, ubicado en Zumpango, Estado de México, para ahorrar miles de millones de pesos en la obra de infraestructura aérea.

Finalmente, el triunfo de AMLO y Morena llegó el pasado 1 de julio y, como lo prometió en su campaña, el ahora presidente electo ha cancelado la obra, luego de realizar una consulta ciudadana con el propósito de "que el pueblo decida".

Dicha consulta nacional se llevó a cabo del 25 al 28 de agosto con un claro resultado: 69.9% de los votos fueron a favor de construir el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL), contra el 29.1% que prefirió continuar las obras del NAIM en Texcoco. Sin embargo, la noticia generó molestia entre la iniciativa privada, algunos funcionarios del actual gobierno federal y los opositores al tabasqueño, pero la decisión ya está tomada.

2. QUITAR PENSIÓN A EXPRESIDENTES

Otra de las promesas de campaña más sonadas de AMLO fue quitar la pensión que reciben los expresidentes mexicanos Luis Echeverría, Vicente Fox y Felipe Calderón. En el caso de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, estos exmandatarios renunciaron a dicha prestación luego de acabar su mandato.

"Cada expresidente recibe una pensión de cinco millones de pesos mensuales. Ni Obama tiene una pensión así. Aunque se alebreste Fox y aunque me diga 'Lopitos' y 'loquito', que diga lo que quiera, pero al cambio de gobierno, y esto no es venganza, es justicia, ya no le vamos a dar los cinco millones", dijo López Obrador el 5 de abril pasado.

Esta promesa se hizo realidad gracias a la mayoría que Morena, PT y PES mantienen en ambas cámaras del Congreso, pues el pasado 13 de septiembre reformaron la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que reglamenta los artículos 75 y 127 de la Constitución, referentes a la pensión de los expresidentes.

Este 5 de noviembre, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se expide dicha ley, noticia que celebró AMLO pero no varios de los personajes afectados, como el expresidente Felipe Calderón, quien había decidido donar su pensión desde 2017.

3. REDUCIR SALARIOS A FUNCIONARIOS

Durante su campaña presidencial, AMLO insistió en impulsar un programa de austeridad durante su sexenio, lo cual incluía bajar los salarios de los funcionarios  públicos y aprobar una ley para que nadie ganara más que el presidente.

Tras su triunfo en la elección presidencial, López Obrador señaló que como mandatario del país solo ganaría 108 mil pesos mensuales, por lo cual nadie en la Administración Pública Federal podría tener un sueldo superior a esta cifra, la cual representa el 40% de lo que actualmente recibe el presidente Enrique Peña Nieto.

El 13 de septiembre, la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que fueron publicadas el 5 de noviembre en el Diario Oficial de la Federación.

La ley reformada indica que todo servidor público, tanto del gobierno federal, como de los otros Poderes de la Unión, así como de los demás entes públicos federales, debe recibir una remuneración "adecuada e irrenunciable" por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, que sea proporcional a sus responsabilidades y que no exceda a la que recibe el titular del Ejecutivo Federal.

Como puedes ver, semanas antes de que tome posesión como presidente, López Obrador ya cumplió tres de sus promesas de campaña. Ya veremos cuántas más se vuelven realidad en la llamada cuarta transformación de México.