La banda rumana que robó millones de dólares en cajeros mexicanos

La estafa, ocurrida entre 2014 y 2019, podría sumar mil 200 millones de dólares, según MCCI
La estafa, ocurrida entre 2014 y 2019, podría sumar mil 200 millones de dólares, según MCCI

La banda rumana que robó millones de dólares en cajeros mexicanos

Robo.La estafa, ocurrida entre 2014 y 2019, podría sumar mil 200 millones de dólares, según MCCI
Pixabay
2020-06-03 |12:34 Hrs.Actualización12:34 Hrs.

Una organización criminal proveniente de Rumania ha saqueado millones de dólares a través de cajeros automáticos alterados que colocó en destinos turísticos mexicanos como Cancún, en la Riviera Maya, y en otras zonas como Puerto Vallarta, Bahía de Banderas y Baja California.

Esto de acuerdo con una investigación publicada este miércoles y realizada en conjunto por el Proyecto de Denuncia de la Corrupción y el Crimen Organizado (OCCRP, por sus siglas en inglés), Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y la organización Quinto Elemento Lab.

El comienzo de esta operación se remonta a marzo de 2014, momento en el que la organización rumana, a través de la empresa fachada Top Life Servicios, obtuvo un contrato con Banco Multiva para instalar estos cajeros automáticos marca Instacash.

"Multiva es parte de un conglomerado operado por Olegario Vázquez Aldir, miembro de una de las familias más adineradas de México y designado en 2018 en el consejo asesor empresarial del presidente Andrés Manuel López Obrador", detalló la investigación.

Con estos cajeros turísticos, reveló la investigación conjunta, fueron clonadas las tarjetas de turistas para robarles dinero.

"Algunas de las tarjetas clonadas en México eran utilizadas para sacar el dinero en otros países. Los skimmers y recaudadores de la banda operaban en Indonesia, India, Barbados, Granada, Paraguay, Brasil, Japón, Corea del Sur y Taiwán", apuntó la investigación.

La estafa se extendió hasta mediados de 2019, por lo que el monto de lo robado a través de dichos cajeros podría sumar hasta mil 200 millones de dólares.

La investigación también apunta que las autoridades de Estados Unidos, Rumania y México identificaron a Florian Tudor como presunto líder de la banda, pero el empresario ha negado estas acusaciones, argumentando que el señalamiento es porque se negó a ser extorsionado por autoridades policiacas.

Tudor, manifiesta la investigación, tiene vínculos con personas ligadas a políticos de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), así como con exgobernadores, gobernadores y secretarios de Estado.