Jalisco cierra albergue para migrantes por presunta venta y consumo de droga

Albergue cerrado en Jalisco.
Migrantes en el auditorio Benito Juárez, ubicado en el municipio de Zapopan
Albergue cerrado en Jalisco.
Migrantes en el auditorio Benito Juárez, ubicado en el municipio de Zapopan

Jalisco cierra albergue para migrantes por presunta venta y consumo de droga

Albergue cerrado en Jalisco.Migrantes en el auditorio Benito Juárez, ubicado en el municipio de Zapopan
Cuartoscuro
2018-11-19 |16:20 Hrs.Actualización16:20 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque cientos de migrantes aún se dirigen hacia Jalisco

El gobierno de Jalisco ha decidido cerrar el albergue para los integrantes de la caravana migrante del auditorio Benito Juárez, ubicado en el municipio de Zapopan, luego de que se detectaron irregularidades como venta y consumo de droga.

El director de la Unidad de Protección Civil de Jalisco, Trinidad López Rivas, expuso que se evitará el ingreso de migrantes a las zonas urbanas el estado, ante acusaciones de robos en tiendas y de confrontaciones con vecinos, por lo que los invitó a no detenerse en la entidad. “Hacemos la recomendación de que se vayan directamente a donde van”, dijo.

Todos los días, en el operativo de atención a migrantes, participa personal de cuerpos de auxilio, y algunos elementos permanecen en guardia afuera del refugio Casa del Migrante, en el municipio de Tlaquepaque,  que se mantiene abierto y donde al momento hay mas de 300 personas hospedadas.

Ese refugio está a cargo del Arzobispado de Guadalajara, y su organismo de apoyo, Caritas, las apoyará con camiones para trasladarse a Ixtlán de Río en Nayarit, y de ahí la Arquidiócesis de Tepic los recibirá para darles un acompañamiento similar hasta llegar a Sinaloa.

Por otra parte, en la llamada Casa del Migrante, se debió habilitar una capilla para alojar a la gran cantidad de viajeros que busca asilo, y es que el albergue tiene capacidad para 150 personas, que son atendidas por voluntarios que les dan alimentación, ropa y servicios sanitarios, principalmente, refirió el sacerdote Alberto Ruiz. "Ya se nos están terminando nuestras reservas, por lo que solicitamos víveres y objetos de primera necesidad”, dijo el sacerdote.

Desde hace una semana, alrededor de 7 mil 600 personas fueron atendidas por el gobierno del estado, y se espera la llegada de cuatro mil provenientes de la Ciudad de México, Guanajuato y Querétaro.