¡Hay tiro! Los pleitos entre las calificadoras y AMLO

AMLO.
El presidente no está de acuerdo con las calificadoras de riesgo
AMLO.
El presidente no está de acuerdo con las calificadoras de riesgo

¡Hay tiro! Los pleitos entre las calificadoras y AMLO

AMLO.El presidente no está de acuerdo con las calificadoras de riesgo
Especial
2019-06-07 |06:16 Hrs.Actualización06:16 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque AMLO considera que las calificadoras han castigado a México por la etapa neoliberal

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha recibido duras críticas de las calificadoras de crédito internacionales, pero AMLO confía en el crecimiento económico y en la inversión que llegará a México. 

La economía nacional "va bien y de buenas", señaló AMLO este jueves después de la degradación de la calificación de México por parte de Fitch y de la modificación de la perspectiva de la calificación de la deuda soberana del país por parte de Moody's

¿Qué significa esto? Recordemos que estas empresas dan su opinión sobre la capacidad de pago y solvencia de un país o un instrumento de deuda. Es decir, evalúan la capacidad de pago y hacen más o menos atractiva la inversión. 

Pero esta historia no es nueva. Aquí te contamos otros episodios donde las calificadoras y el presidente han tenido opiniones diferentes sobre la economía mexicana. 

FITCH

La agencia calificadora Fitch degradó este miércoles 5 de junio la calificación de México de 'BBB+' a' BBB' con perspectiva 'estable'.

Así, México se queda a dos escalones de caer en el llamado 'grado especulativo', como se considera a las notas a partir de 'BB'. Por debajo de la actual calificación de México solo queda la 'BBB-'. Quien sí quedó en grado especulativo fue Pemex. 

Si bien AMLO respondió que respeta la opinión de esta agencia, "seguimos sosteniendo que vamos bien, que va a crecer más la economía, que cuando menos va a crecer al 2% (este año) y que en el sexenio vamos a cumplir el compromiso de crecer al 4%", dijo este jueves.  

La Secretaría de Hacienda también respondió específicamente a Fitch y calificó este jueves como "desafortunado" que la agencia calificadora rebajara las calificaciones de México y la petrolera estatal Pemex.

"El Gobierno expresa su fuerte desacuerdo con el enfoque aplicado por esta calificadora", dijo la dependencia, encabezada por Carlos Urzúa, en un comunicado, en donde agregó que se penaliza "doblemente" el balance financiero del país.

Por su parte, Pemex calificó la noche del jueves como “excesivamente severa” la decisión de Fitch. Y es que el recorte de Fitch sobre la nota de Pemex significó la pérdida del grado de inversión de la petrolera.

“No coincidimos técnicamente con los supuestos que sustentan la decisión de Fitch Ratings, especialmente porque se da en un contexto de reducción de cuatro niveles en un periodo de tan solo cinco meses”, dice el comunicado.

Pemex afirma que durante los seis meses de esta nueva administración de AMLO “se han materializado logros contundentes”. Entre ellos, la estrategia contra el robo de combustible, el no recurrir a deuda para los proyectos de inversión de la empresa y lo que califica como la estabilización de la producción de petróleo.

El 31 de enero, AMLO calificó a Fitch de "hipócrita" porque avalaron la reforma energética de Enrique Peña Nieto. "Es muy hipócrita lo que hacen estos organismos, que permitieron el saqueo, que avalaron la llamada reforma energética, que sabían que la inversión extranjera no llegó (a México), que no se incrementó la inversión en Pemex (...) y que nunca dijeron nada", mencionó.

MOODY'S

Por otra parte, Moody’s modificó la perspectiva de la calificación de la deuda soberana de México a 'negativo' desde 'estable', pero dejó la calificación en 'A3', citando un debilitamiento de la confianza de los inversionistas y de las perspectivas económicas, así como riesgos en las finanzas públicas por la política energética y el papel de Pemex.

Moody's consideró entre sus argumentos para mantener la calificación en 'A3', que la banca mexicana está bien capitalizada.

El presidente respondió lo siguiente este jueves en la conferencia matutina. 

"Con todo respeto, la falla que tienen las calificadoras y los expertos en materia financiera es que aplican la misma metodología de hace más de tres décadas, que se utilizó en el periodo neoliberal, que no tomaban en cuenta, en palabras tecnocráticas, la variable 'corrupción'. Entonces por eso sus pronósticos no resultan, no van a tener éxito, pero a las pruebas me remito"

«AMLO»

La agencia calificadora Moody's aseguró en respuesta a López Obrador que sus metodologías no son obsoletas y sí toman en cuenta la variable 'corrupción', aunque sus medidas son difíciles de cuantificar. 

S&P

La calificadora Standard and Poor's ha tenido varios pronunciamientos en torno al gobierno de Andrés Manuel López Obrador. 

Por ejemplo, el 1 de marzo pasado bajó la perspectiva de la calificación de México de estable a negativa, citando menores previsiones de crecimiento económico.

Además, la agencia calificadora también bajó entonces la perspectiva de calificación de "estable" a "negativa" a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). 

AMLO afirmó que la baja de la perspectiva de calificación fue "un castigo" para México por la aplicación de la política neoliberal y luego le pidió a las calificadoras "que tomen nota" luego de anunciar el 13 de mayo el plan de refinanciamiento de parte de la deuda de Pemex con los bancos HSBC, JP Morgan y Mizuho Securities.

"Lo que considero es que se está castigando al país por la política neoliberal que se aplicó en los últimos 36 años, que fue un rotundo fracaso, sobre todo en los últimos años y, para ser más preciso, en el año pasado, cuando no teníamos nada que ver con el Gobierno", comentó en su conferencia de prensa matutina el pasado 5 de marzo.

"Nos toca pagar los platos rotos, para que esto también quede claro", puntualizó.

Aseguró que, debido a la aplicación de la política neoliberal, tanto Pemex y la CFE fueron "las empresas más saqueadas, no solo de México, sino del mundo en el periodo neoliberal" y remarcó su crítica a las calificadoras, al señalar que permanecieron "calladas" durante ese lapso.

Con información de El Financiero