Hacienda gastó 18.8 mdp sin autorización para campañas gubernamentales

Puntos malos.
Cuando Luis Videgaray estuvo al frente de la SCHP se realizaron gastos sin justificar
Puntos malos.
Cuando Luis Videgaray estuvo al frente de la SCHP se realizaron gastos sin justificar

Hacienda gastó 18.8 mdp sin autorización para campañas gubernamentales

Puntos malos.Cuando Luis Videgaray estuvo al frente de la SCHP se realizaron gastos sin justificar
Cuartoscuro
2017-02-16 |13:05 Hrs.Actualización13:05 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque las irregularidades implican el uso de dinero público

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró algunas irregularidades e hizo recomendaciones a la Secretaría de Hacienda (SHCP) cuando el canciller Luis Videgaray estaba al frente.

De acuerdo con el más reciente informe de la Auditoría en 2015, una de esas irregularidades fue el ejercicio de 18 millones 839 mil pesos en las campañas registradas en el Programa Anual de Comunicación Social sin contar con autorización, ya que dichos recursos fueron destinados y autorizados para otra campaña. Tampoco incluyeron en su programa inicial la campaña del '3er Informe de Gobierno', esto provocó una mala planeación en la estrategia de Comunicación Social.

Además, "las campañas que integraron dicho programa registraron incrementos de hasta el 586.5% y decrementos de hasta 1,240.7% entre lo programado y lo erogado", detalla el informe.

En suma, la ASF halló que durante el 2015, año en el que Videgaray aún era el titular de la Secretaría de Hacienda, no se realizó una adecuada planeación estratégica de las campañas y montos asignados en la integración del Programa Anual de Comunicación Social.

GASTOS MILLONARIOS SIN JUSTIFICAR

En la adquisición de bienes y servicios, la SHCP también tiene irregularidades pues no se integraron siete partidas en el Programa anual de adquisiciones, arrendamientos y servicios.

Por ejemplo, no existe documentación justificativa por 974 mil pesos correspondiente "a un contrato", ya que no se proporcionó la "orden de servicio" con el listado de requerimientos solicitados para el evento y acreditar que los servicios se pagaron de conformidad a lo estipulado.

Donde tampoco hay un comprobante de gasto es por un convenio de colaboración y otro contrato por 12 millones de pesos.

Además, celebró un contrato de depósito bancario de dinero a plazo con interés por 31,448 millones de pesos, con recursos provenientes del remanente de operación del Banco de México, que tenía como destino específico la inversión en infraestructura a través del “Fondo de Inversión para Programas y Proyectos de Infraestructura del Gobierno Federal”, el cual recibió una cantidad equivalente con cargo al ramo 23, sin que la entidad fiscalizada acreditara su origen.

HACIENDA, LEJOS DE RECAUDAR LO QUE OFRECE LA ECONOMÍA

En la evaluación de la política pública de ingresos tributarios, la ASF encontró que la Secretaría de Hacienda, si bien obtuvo ingresos por 2.3 billones de pesos (19.6%) mayor a lo previsto en la Ley de Ingresos de la Federación, la política pública está lejos de alcanzar la recaudación que ofrece la economía.

Según la ASF, en ese año existía un potencial recaudatorio de 1.5 billones de pesos, los cuales se estiman que podrían provenir de la informalidad y de los regímenes especiales que gravan al consumo nacional.

La ASF considera necesario replantear las metas de política pública para establecer una base de ingresos tributarios permanente que incremente la proporción en relación con el total de los ingresos del Sector Público Federal.

LA DEUDA, UN PROBLEMA QUE SE ARRASTRA

Por otro lado, la ASF hizo tres observaciones de las que se derivan siete recomendaciones al desempeño.

Por ejemplo, la SHCP contrató y administró la deuda del sector público federal en donde atendió las necesidades del gasto y contribuyó a mantener la estabilidad macroeconómica, pero continuó el problema de insuficiencia de la capacidad de pago para reducir el saldo de la deuda.

"Ya que si bien los resultados de los indicadores de sostenibilidad y vulnerabilidad se ubican dentro de los rangos sugeridos por el FMI, en 2015 los ingresos presupuestarios representaron el 23.5% (4.2 billones) del PIB, en tanto que el saldo de la deuda bruta del sector público representó el 46.5% (8.4 billones) del PIB, siendo mayor en 97.5% a los ingresos presupuestarios disponibles", se lee en el documento.

Esto significa que la deuda sigue creciendo, que se continúa recurriendo al endeudamiento interno y externo para pagar el saldo acumulado de la deuda y cubrir el costo financiero de la misma.