¿Hacia dónde conduce el presidente Enrique Peña Nieto este avión llamado México?

Al mando.
Al presidente Peña Nieto le quedan dos años al frente del gobierno federal
Al mando.
Al presidente Peña Nieto le quedan dos años al frente del gobierno federal

¿Hacia dónde conduce el presidente Enrique Peña Nieto este avión llamado México?

Al mando.Al presidente Peña Nieto le quedan dos años al frente del gobierno federal
Enrique Peña Nieto
2016-12-01 |06:29 Hrs.Actualización09:33 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque es 1 de diciembre y ya es importante saber lo que viene en el futuro

Este jueves el presidente Enrique Peña Nieto cumple 4 años al frente del Ejecutivo federal, y en el último tercio de su sexenio es importante conocer el rumbo por el que conducirá al país.

En 2017 habrá más empleo formal, los créditos se expandirán, el salario real aumentará, crecerá la confianza de los consumidores y habrá más inversión en México... Bueno, al menos es lo que dice el presidente Enrique Peña Nieto.

Así lo afirma el mandatario en una carta que incluyó en el Paquete Económico 2017 y los criterios generales de política económica para el próximo año.

"Como resultado de las Reformas Estructurales, México continuará con su dinamismo favorable, sustentado en un desempeño positivo del mercado interno", indica el mandatario. 

Sin embargo, el presidente cree, al igual que analistas y organismos internacionales, que en el próximo año habrá una aceleración moderada (crecimiento) de la economía mundial con respecto a 2016, “impulsada principalmente por las economías emergentes” como México.

En el país, el Producto Interno Bruto (PIB: valor de los bienes y servicios producidos durante cierto tiempo) tendrá un alza anual de entre 2% y 3%, ligeramente superior a lo que se esperó para este año. Aunque no olvidemos los ajustes durante el año que suele hacer Hacienda a estas cifras, normalmente a la baja.

Además, el próximo año no habrá nuevos impuestos ni se realizará cualquier otra modificación que resulte en aumentos para los contribuyentes, presumió el presidente en la misiva.

"Resulta vital continuar con las acciones encaminadas a posicionar a las empresas mexicanas en las cadenas globales de valor, consolidar la presencia de México en los mercados internacionales, fortalecer los vínculos comerciales y promover el flujo de capitales que contribuyan a la estabilidad e incentiven la generación de empleos"

Pero no todas son buenas noticias. Primero, la administración espera que en 2017 siga la incertidumbre sobre el ritmo de la política monetaria de Estados Unidos, así como las dudas sobre su recuperación de la producción industrial y sus efectos en el ritmo de crecimiento, datos que pegan a la economía mexicana.

Eso, sin mencionar que Donald Trump entra en funciones como presidente de Estados Unidos el 20 de enero, con lo que se espera que la interacción comercial, económica y política del gobierno estadounidense con el mexicano, de un giro inesperado y de incertidumbre en 2017.

Segundo, el precio de las gasolinas y el diésel se liberará, por lo que el costo del combustible va a variar acorde a los precios internacionales. Además de la afectación directa a quienes tengan un auto, un combustible más alto también impactaría en los precios de algunos productos.

Tercero, viene un apretón fuerte de cinturón: el gobierno implementará una política de gasto que controlará las erogaciones en servicios personales, por lo que se cancelarán 11,256 plazas federales en lo que resta de 2016 y el inicio de 2017.

"La ciudadanía exige un gobierno responsable que aplique políticas públicas eficaces para el manejo de las finanzas públicas, (...) se contempla medidas de racionalización del gasto público, como la contención de los recursos destinados a servicios personales".

Como parte de la medida de austeridad gubernamental, las dependencias federales no comprarán nuevos vehículos, “salvo aquéllos que resulten indispensables para destinarse en forma exclusiva al uso oficial, aquéllos que presten directamente servicios públicos a la población, los necesarios para actividades de seguridad pública y nacional, o para las actividades productivas”.

ZONAS ESPECIALES

Si vives en Michoacán, Guerrero, Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Tabasco y Campeche, hay buenas noticias para el próximo año.

Y es que con la aprobación de la ley federal de Zonas Económicas Especiales, el Presupuesto de Egresos de la Federación destinará 2,000 millones de pesos para proyectos de infraestructura (mantenimiento ferroviario, carreteras, puertos y acueductos) en los siete estados.

"Se establecerán condiciones estructurales que permitan generar oportunidades para el desarrollo económico e impulsar el crecimiento económico sostenible, en aquellas regiones que, de acuerdo con el CONEVAL, tienen mayores rezagos en desarrollo social", señaló el presidente.

¿Por qué se escogieron estas entidades? Porque de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en dichas regiones se tienen los mayores rezagos en desarrollo social y los mayores índices de pobreza.

LA GRILLA

2017 será un año en el que se llevarán a cabo tres elecciones para elegir nuevos gobernadores: el Estado de México, Nayarit y Coahuila, todos en manos del PRI. El problema es que el partido oficial enfrenta retos de credibilidad y de desconfianza por escándalos de corrupción de gobiernos priistas (el caso de Javier Duarte en Veracruz y de Roberto Borge, en Quintana Roo, por mencionar algunos) que provocaron que el PRI perdiera el gobierno estatal en varios estados.

Además, la imagen de Peña Nieto está en números rojos. El triunfo de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos dejó la aprobación del presidente mexicano 4 puntos abajo de lo reportado en julio. pues sólo el 25% de los mexicanos aprueba el trabajo de Enrique Peña Nieto, contra el 66% que lo reprueba, según una encuesta elaborada por El Universal y difundida el pasado 20 de noviembre.

¿Se repetirán los resultados adversos para el PRI en 2017?

Y PARA 2018...

El gobierno federal también ya tiene un escenario para 2018, año en el que se renovará la Presidencia, el Senado de la República y la Cámara de Diputados.

La administración federal prevé que la demanda externa de México por productos no petroleros (carne, verduras, lácteos, bebidas) registre una aceleración, asimismo, las exportaciones petroleras tendrán un aumento gradual y los ingresos por remesas familiares crecerán moderadamente.

Esto provocaría “una generación continua y creciente de empleos formales, una recuperación significativa de los salarios reales, aumentos en el crédito a los hogares y empresas y niveles elevados de inversión pública”.

Pero el escenario a mediano plazo para México está sujeto a riesgos. Por ejemplo, un crecimiento económico de Estados Unidos menor que el previsto pegaría a las exportaciones. No hay que dejar fuera el hecho que los precios internacionales del petróleo bajen, ya que afectaría los ingresos petroleros, generando presiones en las finanzas públicas, así como al crecimiento de la economía.

Bueno, al menos en 2018 se llevará a cabo el Mundial de Rusia, con lo que podremos descansar un poco de las malas noticias si la Selección Mexicana de Futbol nos brinda una alegría... pero también está en veremos.