Gobierno ya no pedirá prueba COVID a sus empleados

Si eres empleado de gobierno y ya te vacunaste, no es necesario mostrar una prueba
Si eres empleado de gobierno y ya te vacunaste, no es necesario mostrar una prueba
Si eres empleado de gobierno y ya te vacunaste, no es necesario mostrar una prueba
Si eres empleado de gobierno y ya te vacunaste, no es necesario mostrar una prueba

Gobierno ya no pedirá prueba COVID a sus empleados

Test COVIDSi eres empleado de gobierno y ya te vacunaste, no es necesario mostrar una prueba
Shutterstock
Nación321
2021-08-17 |10:12 Hrs.Actualización10:12 Hrs.

¿Eres trabajador del Estado y vas a regresar a la oficina? Si ya te vacunaste contra COVID-19, no será necesario realizarte una prueba de detección, informó este martes la Secretaría de la Función Pública (SFP).

“La condicionante de pruebas de detección de COVID-19 para el retorno presencial a los centros de trabajo de los servidores públicos deviene innecesaria para los objetivos que demanda el escenario actual del país, en materia de salud, económica y social”, señaló la dependencia en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Asimismo, señala la entidad, la prevención del riesgo de contagio pretendida con dicha medida no es suficiente para garantizar en mayor proporción el derecho a la salud.

Los empleados al servicio del Estado regresaron en agosto a trabajar en la modalidad presencial.

Esto debido a que después de haber transcurrido dos semanas a la aplicación de la última dosis dejaron de ser considerados población en situación de vulnerabilidad.

Sin embargo, en caso de que algún servidor público, a pesar de haberse puesto la vacuna presente síntomas del virus, no deberá incorporarse a los centros de trabajo y podrán regresar a la modalidad a distancia para laborar.

También podrán seguir laborando a distancia personas con discapacidad; mujeres embarazadas o en periodo de lactancia; y personas con enfermedades crónicas como obesidad mórbida, diabetes, hipertensión arterial, asma, infección por VIH, enfermedad renal crónica, cáncer en tratamiento, entre otras.