El 'sueño cumplido' del linaje Del Mazo en el Edomex

Alfredo del Mazo gobernará el Edomex en el periodo 2017-2023
Alfredo del Mazo gobernará el Edomex en el periodo 2017-2023

El 'sueño cumplido' del linaje Del Mazo en el Edomex

Gobernador.Alfredo del Mazo gobernará el Edomex en el periodo 2017-2023
Cuartoscuro
Enrique I. Gómez
Corresponsal
2017-09-15 |18:19 Hrs.Actualización22:50 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Alfredo del Mazo es el tercero con dicho apellido en gobernar el Edomex

“Aunque sea plebeyo mi sangre se tiñe de rojo”, dice Raymundo Salgado, bolero en Los Portales de Toluca, mientras una avalancha de políticos priistas llega al centro histórico de la capital mexiquense.

De una de las camionetas baja el exgobernador César Camacho. El también coordinador de los diputados federales del PRI camina entre un avispero de cámaras, teléfonos celulares y micrófonos. La declaración está pregrabada: Si le va bien a Alfredo del Mazo Maza, le va bien al Estado de México.

Es el ritual de cada seis años. Hoy tiene otro sabor. Estuvieron a punto de perder todo. Pero hoy conservan la plaza y regresan los de Atlacomulco.

“Son sus hijos, su carne y su sangre…”, cantarán después los más de 2 mil priistas congregados en el Teatro Morelos. “Son un solo y viril sentimiento; son un alma de fuerza y amor”.

Es Alfredo del Mazo Maza, tercero en la dinastía, quien llega a Palacio de Gobierno.

Su abuelo hacía lo mismo hace 72 años, igual que su padre quien fue gobernador 36 años atrás. Hoy el nieto llega a la cita con la historia.

En la Legislatura local hay un hombre orgulloso, contento, optimista. Desde la zona del público aplaude al futuro gobernador, afina la vista con sus ojos claros, coloca su mano a la altura del corazón. Lo ve rendir protesta en un recinto parlamentario retocado de solemnidad.

"Él se preparó por sí mismo. Él construyó esto tabique por tabique, es su esfuerzo"

«Alfredo del Mazo González»

Quien habla es Alfredo del Mazo González, el padre del nuevo gobernador. De cuando en cuando requiere colocarse una sonda portátil en la nariz. Sus colaboradores portan un tanque de oxígeno. Vive un momento extraordinario.

“Nosotros ayudamos en su formación inicial, tanto su madre como yo, pero realmente la calidad y la vocación la traía de siempre”, asegura el exgobernador.

Afuera del Palacio Legislativo huele a pan y tortilla frita. Son los preparativos de las fiestas patrias. Los bomberos prueban la campana que será tocada desde el Palacio de Gobierno.

“Ya nos parecemos a Inglaterra”, dice Raymundo el bolero. La dinastía regresa.

En el portón lateral de Palacio de Gobierno esperan Eruviel Ávila, Alfredo del Mazo Maza y Miguel Ángel Osorio Chong. Al abrirse ya están afuera los coordinadores legislativos, quienes son la comisión de recepción, entre ellos Juan Zepeda, excandidato del PRD al gobierno estatal.

La batalla electoral queda atrás. Zepeda piensa en Hillary Clinton. De cuando asistió a la toma de posesión de Donald Trump.

"Tenemos la apertura para fomentar el diálogo"

«Juan Zepeda»

En la valla colocada junto a la Legislatura local, Alfonso Camacho, vocero de la bancada priista en el Congreso federal y Carlos Aguilar, quien fuera coordinador de imagen en el gobierno saliente, casi topan de frente. No se saludan.

“¡Viva Alfredo del Mazo!”, grita Camacho cuando el gobernador entrante pasa a un lado. Nadie secunda, pero gana la sonrisa del nuevo mandatario. Eruviel guarda las formas.

El interior del Palacio Legislativo es una cápsula inocua. Ni gritos ni pancartas ni protestas de Morena. El drama postelectoral queda en otro canal. Los legisladores de Morena se toman selfies.

En respuesta los priistas optan por la prudencia, ni aplausos en exceso ni porras. La euforia es contenida. Priva la ovación cansina de los exgobernadores priistas.

Ahí están Arturo Montiel, César Camacho, Emilio Chuayftet y Alfredo Baranda, codeándose con Enrique Ochoa, líder nacional del PRI, y Emilio Gamboa, coordinador de los senadores tricolores.

En el Teatro Morelos el nuevo gobernador bebe un trago de agua, se acomoda el saco oscuro, cumple la tradición, dice estar inspirado en el ex presidente Adolfo López Mateos. Es su primer discurso.

"Alfredo tiene toda la formación y el carácter para ser un gran gobernador, entregado a la gente, escuchando y conciliando. Es un momento extraordinario para el Estado de México, de retos difíciles, pero de esperanzas gigantescas"

«Alfredo del Mazo González»

Del Mazo Maza reconoce al Presidente Enrique Peña, quien finalmente no asiste a su toma de posesión. Dedica más de un minuto a elogiar la gestión de Eruviel, quien cosecha aplausos en el Teatro Morelos, pero no prende la ovación de “¡Eruviel, Eruviel!” que alguien grita en el fondo.

El discurso termina por opacar a la administración que sale. Promete reducir la pobreza y crear el mayor número de empleos.

El padre del gobernador camina despacio. No tiene prisa para retirarse del Teatro Morelos. Otros exgobernadores se van rápido o no dan entrevistas. Él no.

¿Es un sueño cumplido?, se le pregunta antes.

"Es un sueño cumplido, sí lo es"

«Alfredo del Mazo González»

¿De la dinastía?

“No, digamos de la vocación familiar de servicio que la tuvo mi padre, la tuve yo y la sigo teniendo, y la tiene Alfredo”.

El Teatro Morelos se vacía. Inicia el momento que definirá a una generación, dice el nuevo gobernador. Sus antecesores ya lo hicieron, el sueño comienza.