El perdón de Peña Nieto, 'el Chapo' y otros sucesos que marcaron el 2016

El 2016.
La captura del 'Chapo' Guzmán, la entrega de Padrés y el triunfo del PAN en las elecciones estatales, de lo destacado de 2016
El 2016.
La captura del 'Chapo' Guzmán, la entrega de Padrés y el triunfo del PAN en las elecciones estatales, de lo destacado de 2016

El perdón de Peña Nieto, 'el Chapo' y otros sucesos que marcaron el 2016

El 2016.La captura del 'Chapo' Guzmán, la entrega de Padrés y el triunfo del PAN en las elecciones estatales, de lo destacado de 2016
2016-12-27 |07:03 Hrs.Actualización09:48 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque 2016 está a punto de terminar y queremos recordar lo que movió a México

2017 está a solo unos días de arrancar, pero antes de destapar la sidra, comerse las uvas y preparar nuestros propósitos de Año Nuevo, repasemos lo que aconteció en México durante 2016.

'EL CHAPO'


El gobierno de Enrique Peña Nieto arrancó 2016 con una noticia 'bomba': Joaquín el Chapo Guzmán Loera, líder del Cártel de Sinaloa y uno de los narcotraficantes más importantes del mundo, fue detenido por tercera ocasión en Los Mochis, Sinaloa, el pasado 8 de enero.

Guzmán Loera se fugó en julio de 2015 del penal de máxima seguridad del Altiplano, a través de un túnel de mil 500 metros que conectaba su celda con el exterior. 

La noticia de la fuga fue un balde de agua fría para la administración de Peña Nieto, que fue criticada a nivel internacional por ser la segunda ocasión en la que Guzmán Loera se evadía de una prisión (la primera vez fue en 2001, cuando gobernaba el panista Vicente Fox).

La operación para recapturar al capo de la droga en enero de 2016 involucró a la Marina de México, a la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) y a funcionarios del sistema penitenciario estadounidense.

Desde su recaptura, el gobierno mexicano ha dicho que planea extraditar al Chapo a Estados Unidos, por delitos contra la salud de los que se le acusa en el país vecino.

Incluso el pasado 8 de mayo, Guzmán Loera fue trasladado a una cárcel de Ciudad Juárez, Chihuahua, en donde continúa, aún cuando los abogados del narcotraficante solicitaron en varias ocasiones que regrese al Altiplano.

EL PAN, GANADOR


2016 fue el año que el PAN ganó más gubernaturas en su historia, en las elecciones del pasado 5 de junio.

 Acción Nacional se llevó siete de los 12 gobiernos estatales en disputa (tres de ellos en coalición con el PRD): Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas, Veracruz y Puebla. El PRI solo ganó en tres entidades: Oaxaca, Hidalgo y Sinaloa.

Con estas victorias, el panismo se fortaleció de cara a las elecciones presidenciales de 2018 y puso a su presidente nacional, Ricardo Anaya, como parte de los posibles abanderados de Acción Nacional (primero tendrá que superar a Margarita Zavala para poder ser candidato). 

En tanto, el PRI sufrió una renovación por el golpe electoral de los resultados: su entonces presidente nacional Manlio Fabio Beltrones renunció al cargo, no sin antes solicitar al priismo hacer un análisis de por qué los ciudadanos le negaron el voto. En su lugar llegó el exdirector de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa Reza, quien dijo que combatirá la corrupción al interior de su partido, comenzando por expulsar a aquellos militantes que sean acusados de incurrir en actos ilegales durante sus mandatos (Javier Duarte, exgobernador de Veracruz, por ejemplo).

EL PERDÓN Y LEYES ANTICORRUPCIÓN

El pasado 18 de julio, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, hizo algo que poco se ve en la figura preseidencial: pedir perdón.

La disculpa fue ofrecida a los mexicanos por el caso Casa Blanca un año y medio después de que el equipo de la periodista Carmen Aristegui reportara un presunto conflicto de interés por parte de Peña con un contratista.

"No obstante que me conduje conforme a la ley, este error afectó a mi familia, lastimó la investidura presidencial y dañó la confianza en el gobierno... Si queremos recuperar la confianza ciudadana, todos tenemos que ser autocríticos; tenemos que vernos en el espejo, empezando por el propio presidente de la República", aseguró Peña Nieto durante la promulgación de las leyes del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental del Inegi, la corrupción está como la preocupación número dos de los mexicanos, sólo detrás de la inseguridad; por eso es que el tema anticorrupción se volvió importante en la clase política.

¿De qué van las leyes del Sistema Nacional Anticorrupción?

El sistema nació como una exigencia de grupos ciudadanos para prevenir y castigar la corrupción en los entes civiles, gubernamentales y empresariales, así como eliminar los trámites innecesarios y hacer que las contrataciones y obras públicas sean transparentes.

Además del SNA se creó una Plataforma Digital Nacional para dar seguimiento a las declaraciones patrimoniales, de intereses y de impuestos de los funcionarios.

También se tipificaron las conductas que son consideradas corrupción y se creó la figura del fiscal anticorrupción, cuyo nombramiento por el Senado se pospuso a lo largo del año. Ahora se definirá en 2017.

VISITA DE TRUMP

A veces la realidad supera a la ficción. 

Para ejemplo basta con ver lo que pasó el pasado 31 de agosto, cuando el entonces candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, visitó la Ciudad de México para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto.

Trump se volvió impopular en México por su precampaña presidencial desde 2015, cuando dijo que varios de los mexicanos que llegaban a Estados Unidos eran violadores y asesinos. La respuesta de empresas, artistas y políticos fue de completo rechazo al magnate y por eso fue sorpresiva la invitación que Peña Nieto le hizo al republicano.

El gobierno mexicano dijo que había invitado tanto al candidato republicano como a la abanderada demócrata, Hillary Clinton, pero que solo Trump aceptó la invitación.

Peña y Trump se reunieron a puerta cerrada para después ofrecer un mensaje a los medios, en el que el estadounidense afirmó que se discutió la construcción de un muro para frenar la inmigración ilegal y el tráfico de armas y dinero, aunque precisó que no se discutió quién lo pagaría.

Por su parte, Peña se limitó a decir que aunque ambos países difieran en algunos puntos, ambos encontrarán los caminos para lograr prosperidad y seguridad. 

A las pocas horas de reunirse con el presidente mexicano, Trump dijo en un evento en Arizona que México pagaría por el muro, "pero (los mexicanos) no lo saben aún". 

Por supuesto, la visita provocó un terremoto político, que es el siguiente momento de 2016.

VIDEGARAY SE FUE


Luis Videgaray, uno de los funcionarios más cercanos a Enrique Peña Nieto desde que este era gobernador del Estado de México, renunció a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público el pasado 7 de septiembre.

¿El motivo? Videgaray fue el principal impulsor de la visita de Trump a México y los diferentes actores políticos lo criticaron, al punto que el secretario renunció.

Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, incluso afirmó en una entrevista que la renuncia del titular de Hacienda estuvo relacionada con su visita. "Las personas que arreglaron el viaje a México se vieron obligadas a dejar su cargo. Así de bien nos fue", comentó Trump.

Videgaray era visto como uno de los presidenciables para 2018, por lo que su renuncia fue vista como el fin de su camino a Los Pinos.

Al puesto de Videgaray llegó José Antonio Meade, quien se desarrollaba como secretario de Desarrollo Social y quien ya había sido titular de Hacienda en el sexenio del panista Felipe Calderón.

Pero como nada en la vida es definitivo, el triunfo de Trump en las elecciones de Estados Unidos le dio oxígeno político a Videgaray, de quien se dice puede regresar al gabinete de Peña, pero ahora en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

PADRÉS SE ENTREGA

El pasado 10 de noviembre el exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, se presentó ante un juez en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México para responder a las acusaciones que le imputó la PGR, por delincuencia organizada y lavado de dinero.

“Voy a demostrar que es una persecución política y ojalá valoren las pruebas que voy a presentar”, dijo horas antes de entregarse el panista, que fue acusado de mover al menos 312 millones de pesos de procedencia ilícita, de los cuales 178 eran del erario estatal.

Si bien el exgobernador sonorense aseguró que las acusaciones en su contra eran un “tema político", un juez le dictó dos autos de formal prisión, una por los delitos de lavado de dinero y defraudación fiscal equiparada, y otro por dos acusaciones de lavado de dinero y uno de delincuencia organizada.

Padrés podría ser sentenciado a una pena de entre 38 y 94 años de prisión en caso de ser encontrado culpable de los cinco delitos que hasta ahora le imputa la PGR.

Por si fuera poco, uno de los hijos del exmandatario, Guillermo Padrés Dagnigno, fue detenido el mismo día en que se entregó su padre a las autoridades.

El hijo del exgobernador de Sonora es probable responsable de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada, considerados como graves por lo que no tendrá el benéfico de la libertad bajo fianza.

El delito de lavado de dinero es castigado con penas que van de los 5 a 15 años de prisión y la delincuencia organizada de 20 a 40 años de prisión.

DUARTE, PRÓFUGO

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, una de las figuras que representaba al "nuevo PRI", se volvió prófugo de la justicia en 2016.

La PGR giró una orden de aprehensión en contra del exmandatario desde el pasado 19 de octubre.

Duarte de Ochoa es investigado por los delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal, entre otros, que tienen a Veracruz en una crisis financiera y política.

El PRI, instituto con el que Duarte llegó a ser diputado federal y gobernador veracruzano, expulsó al exmandatario de sus filas el pasado 25 de octubre.

En materia política, el exgobernador tampoco entregó buenas cuentas en 2016: por primera vez en la historia de Veracruz, el PRI perdió las elecciones estatales.

Javier Duarte forma parte de una lista de mandatarios y exgobernadores priistas en la mira del partido por presuntos actos de corrupción y desvío de recursos. Entre estos políticos están Rodrigo Medina (Nuevo León), Fausto Vallejo (Michoacán), Roberto Borge (Quintana Roo) y César Duarte (Chihuahua).

Con información de El Financiero, Presidencia de la República y Notimex