El Mando Único, la historia de cómo se implementó en Morelos

Coordinación.
En enero de 2016, Graco Ramírez anunció que el Mando Único se implementaría en todo el estado
Coordinación.
En enero de 2016, Graco Ramírez anunció que el Mando Único se implementaría en todo el estado

El Mando Único, la historia de cómo se implementó en Morelos

Coordinación.En enero de 2016, Graco Ramírez anunció que el Mando Único se implementaría en todo el estado
Cuartoscuro
2016-12-28 |05:57 Hrs.Actualización08:57 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el modelo prometía reducir los índices de criminalidad

El Mando Único que opera en Morelos tiene enfrentados al gobernador de la entidad, Graco Ramírez, y al alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco.  

Por un lado, Graco Ramírez insiste en que el modelo policial deberá implementarse en los 33 municipios del estado, mientras que el exfutbolista se reveló y anunció que en su municipio no habrá Mando Único. Pero, ¿cómo llegó este modelo policial al estado? Aquí te contamos la historia 

EL INICIO

Todo comenzó en 2011, cuando Marco Antonio Adame, entonces gobernador de Morelos, envió una iniciativa de ley al Congreso local para desaparecer las policías municipales y formar una corporación que respondiera directamente al gobernador. 

Dicha legislación se aprobó en julio de 2012 y establece que, a través de convenios con los municipios, el gobierno estatal podrá asumir total o parcialmente las funciones de seguridad.

Mientras estuvo en campaña, Graco Ramírez prometió dar seguimiento a dicha ley para implementar al 100% el nuevo modelo policial; sin embargo, la tarea no sería fácil, pues algunos alcaldes no estaban de acuerdo en asumir el nuevo modelo.

EL DESENLACE

En febrero de 2013, ya con Graco como gobernador de Morelos, los 33 presidentes municipales y el mandatario estatal firmaron un convenio para que de manera parcial entrara en vigor el Mando Único de Policía, el cual estaría a cargo de la Secretaría de Seguridad Estatal. 

Un año después, en febrero de 2014, Graco envío una iniciativa preferente al congreso de Morelos para desaparecer la Secretaría de Seguridad Pública y crear la Comisión Estatal de Seguridad, a cargo de un sólo comisionado. Los diputados locales aprobaron la propuesta en marzo de 2014 y Ramírez nombró a Alberto Capella Ibarra como comisionado Estatal de Seguridad.

La creación de la nueva dependencia modificaba el primer acuerdo emitido con los 33 alcaldes de la entidad, así que Graco pidió de nueva cuenta la ratificación de los convenios, pero esta vez, el gobernador solamente logró que 29 municipios entraran al nuevo modelo.

En junio de 2015, y tras los resultados de las elecciones municipales, Graco enfrentó un nuevo problema: Cuauhtémoc Blanco, el alcalde de Cuernava, quien siempre se opuso a dicho modelo policial.

Entre las principales razones de Blanco para rechazar el modelo policial era que la persona encargada de dirigir a la corporación, Alberto Capella Ibarra, no era cercano a la gente y no había frenado la ola de delincuencia que azota a la entidad.

LA GOTA QUE DERRAMÓ EL VASO

La muerte de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota Ocampo, ocurrida el 2 de enero de 2016, fue la gota que derramó el vaso, por lo que el gobernador aceleró las negociaciones y dijo que conforme sus facultades observadas en el Artículo 115 de la Constitución mexicana, el gobierno estatal asumiría la seguridad, a través del Mando Único, en 15 municipios, incluido Cuernavaca.

Ante esto, Blanco Bravo aseguró que no permitiría dichas arbitrariedades; sin embargo, tras una reunión con el gobernador, en marzo de 2016, ambos acordaron una agenda de trabajo conjunta para Cuernavaca, que incluía proyectos de obra pública como la rehabilitación del sistema de drenaje público de la capital morelense. 

LAS CIFRAS

Según los datos de la Comisión Estatal de Seguridad Pública, el 7.7% del total de delitos de alto impacto en el estado bajaron gracias al nuevo modelo policial. Entre los delitos que presentaron una baja están:

DelitoPorcentaje de baja
Robo a negocio con violencia
20%
Robo a transporte público
48%
Secuestro
21.5%
Homicidio doloso
33.4%