El gasolinazo provocaría un aumento en las tarifas del Metrobús por esta razón

¿En riesgo?
Aunque tiene problemas financieros, Metrobús negó que el sistema llegue a un colapso
¿En riesgo?
Aunque tiene problemas financieros, Metrobús negó que el sistema llegue a un colapso

El gasolinazo provocaría un aumento en las tarifas del Metrobús por esta razón

¿En riesgo?Aunque tiene problemas financieros, Metrobús negó que el sistema llegue a un colapso
Cuartoscuro
2017-03-03 |20:09 Hrs.Actualización20:09 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este sistema es usado por miles de personas diariamente

El director general del Metrobús, Guillermo Calderón, consideró esta semana en comisiones con la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y el Senado de la República subir el costo de la tarifa del sistema de seis a ocho pesos.

De acuerdo a Calderón Aguilera, desde 2015 el sistema de transporte que dirige está pasando por dificultades financieras debido al aumento del costo de las gasolinas y la devaluación del dólar.

Sin embargo, esta no sería la primera ocasión en que se modifica la tarifa. Cuando se fundó, en 2005, el acceso era de 3.50 pesos. En 2008, el pasaje aumentó gradualmente hasta llegar a los 5 pesos y en en abril de 2013 el sistema lo subió a 6 pesos. Los motivos del alza fueron los mismos.

“El año pasado por primera vez en la historia de Metrobús tuvimos la necesidad de recurrir a un apoyo de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de 300 millones de pesos para sostener la calidad de la operación”, declaró Calderón este viernes en la Cámara Alta. 

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, admitió que se está estudiando dicho aumento con los concesionarios y con la Secretaría de Movilidad; los resultados de esas reuniones se darían a finales de marzo.

¿METROBÚS, PÚBLICO O PRIVADO?

Tanto el Metro como el Metrobús son los dos sistemas que más transportan capitalinos, sin embargo no trabajan de la misma manera.

El Metro es administrado por el gobierno capitalino, pero el Metrobús es un órgano descentralizado que es manejado por 11 empresas distintas que se encargan de adquirir y dar el servicio a las 568 unidades. Otras empresas más se encargan de manejar el dinero.

Es decir, al Gobierno de la Ciudad de México le corresponde el dinero recaudado de los usuarios y encargarse de la construcción de las líneas, pero ni las unidades ni los demás bienes le pertenecen.

Algunas de las empresas son Corredor Insurgentes S.A. de C.V.; Rey Cuauhtémoc S.A. de C.V; Corredor Tepalcates Tacubaya, S.A. de C.V o Movilidad Integral de Vanguardia, S.A.P.I. de C.V.

Las unidades de esas empresas están repartidas entre las 6 líneas de la red y se les paga por cada kilómetro que recorren.

Las empresas que se ocupan de la recaudación del dinero, así como la expedición de sus tarjetas son Inbursa, Xerox Solutions e IDEAR Eléctronica.

COMIENZAN LAS PROTESTAS

En las últimas semanas, socios concesionarios del sistema detuvieron sus unidades que transitan sobre la Línea 2 (Corredor Tepalcates-Tacubaya) por el aumento al costo del precio del diésel y para la adquisición de refacciones.

De acuerdo con ese grupo concesionario, el pago por kilómetro recorrido que otorga la ciudad es dispar y depende de la línea que transiten sus unidades.

Según ellos, por cada kilómetro que corre un camión en la Línea 1 (Insurgentes) se les paga 39 pesos al concesionario; mientras que al de la Línea 5 (que corre en Eduardo Molina) se le dan 31 pesos.