El gasolinazo obliga a José Antonio Meade a responder quejas desde su Twitter

El secretario de Hacienda revisa su celular en el Centro de la Ciudad de México
El secretario de Hacienda revisa su celular en el Centro de la Ciudad de México
El secretario de Hacienda revisa su celular en el Centro de la Ciudad de México
El secretario de Hacienda revisa su celular en el Centro de la Ciudad de México

El gasolinazo obliga a José Antonio Meade a responder quejas desde su Twitter

¿Muchos replies?El secretario de Hacienda revisa su celular en el Centro de la Ciudad de México
Cuartoscuro
Nación321
2017-01-04 |06:04 Hrs.Actualización06:04 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque no respondía a un usuario desde octubre del año pasado

El gasolinazo de este inicio de año hizo que el titular de Hacienda "reviviera" su cuenta de Twitter e interactuara con otros usuarios.

Desde el 31 de diciembre de 2016, José Antonio Meade comenzó a responder a otros tuiteros que lo mencionaron en mensajes donde se quejaban del alza a los precios de las gasolinas, así como también de la reforma energética del gobierno federal.

Esta es la conversación con la que "despertó" en Twitter el extitular de Desarrollo Social del actual sexenio:

Y así se la ha pasado muy activo desde entonces y casi a toda hora.

Antes de este intercambio de mensajes, la más reciente ocasión en que Meade Kuribeña respondió a otro usuario fue el 30 de octubre de 2016, cuando recibió un elogio.

De acuerdo con la herramienta Twitonomy, el titular de Hacienda (@JoseAMeadeK) ha enviado 3,200 mensajes entre septiembre 28 de 2016 y hasta la noche de este 4 de enero de 2017, lo que representa más del 35% de todos los tuits desde que Meade abrió su cuenta en enero de 2011.

En realidad, José Meade no se ha salido del guión al usar Twitter. Los usuarios a los que más ha mencionado son cuentas del gobierno federal, como @SEDESOL_mx, @Diconsa_Mx o @gobmx. 

José Meade Kuribeña es secretario de Hacienda desde el 7 de septiembre de 2016, cuando reemplazó a Luis Videgaray, a quien el presidente Peña le aceptó la renuncia tras la visita del entonces candidato presidencial estadounidense Donald Trump a México, el 31 de agosto de 2016.