El documento en el que Lozoya hablaba de corrupción y buen gobierno

Las recomendaciones.
Emilio Lozoya es visto como un experto en materia de competitividad y economía
Las recomendaciones.
Emilio Lozoya es visto como un experto en materia de competitividad y economía

El documento en el que Lozoya hablaba de corrupción y buen gobierno

Las recomendaciones.Emilio Lozoya es visto como un experto en materia de competitividad y economía
Cuartoscuro
2017-08-14 |14:13 Hrs.Actualización18:44 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este exfuncionario conocía de primera mano los problemas de México

"La poca calidad de las instituciones mexicanas es preocupante por la rampante corrupción así como los gobiernos deficientes y deteriorados".

Esas fueron las palabras que escribió Emilio Lozoya Austin en 2009 como parte del documento El reporte de competitividad México 2009 (The Mexico Competitiveness Report 2009) que editaron el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) y la Universidad de Harvard.

Sin embargo, 8 años después, Lozoya está acusado de recibir presuntos sobornos de hasta 10 millones de dólares por parte de la constructora brasileña Odebrecht, a cambio de apoyar a la empresa a obtener contratos de manera indebida. 

¿Pero cómo veía a México el exfuncionario que dirigió Pemex de 2012 a 2016? Aquí te dejamos algunas ideas de dicho documento que escribió Lozoya Austin junto con los investigadores Ricardo Hausmann e Irene Mia.

CORRUPCIÓN

La corrupción es otro de los problemas a los que se enfrenta México y pone en peligro la capacidad del gobierno para lograr incentivar la inversión, comentó Emilio Lozoya Austin.

"La corrupción, junto con la ineficiencia gubernamental, son los factores más problemáticos para hacer negocios en México y un impedimento para que el país alcance su potencial económico".

INSTITUCIONES DEFICIENTES

El exdirector de Pemex, que estudió una licenciatura en derecho en la UNAM y cuenta con una maestría en administración pública y desarrollo internacional por la Universidad de Harvard, escribió que la competitividad mexicana se ve afectada por la falta de instituciones eficientes.

"México presenta problemas serios en algunos de los requisitos básicos para la competitividad. La calidad de sus instituciones es preocupante y la lista de problemas es larga: una pobre calidad de gobiernos públicos, corrupción rampante, bajos niveles de confianza ciudadana en los políticos, gobernantes ineficientes, un sistema de impuestos oneroso con una base contribuyente pequeña y un marco legal deficiente".

Lozoya Austin también aseguró que los niveles epidémicos de crimen y violencia en México representan costos considerables para las empresas y los ciudadanos.

"Esto lo entienden muy bien los legisladores mexicanos, pero se requiere más que el entendimiento de los diputados y senadores para resolver este problema", escribió el exfuncionario.

SISTEMA EDUCATIVO INEFICIENTE

El exdirector de Pemex escribió que la pobre calidad del sistema educativo se reflejaba en los resultados insatisfactorios de los estudiantes mexicanos en pruebas internacionales como PISA, un tema preocupante para el futuro del país.

"Tal como ocurre en otros países, cuya competitividad se basa en sistemas eficientes de producción y mercados, México necesita una fuerza laboral adaptable que esté aprendiendo y capacitándose constantemente".

Emilio Lozoya destacó que la poca calidad educativa del sistema mexicano impedía que avanzara y mejorara la cadena de valor del país. "La innovación nacional y la capacidad de absorber y adaptar la tecnología extranjera también resultan dañadas por esto", destacó el exfuncionario federal.

UN GRAN POTENCIAL

Pese a los problemas que enfrenta México, Lozoya creía que es una nación con un gran potencial.

"El país cuenta con una posición geográfica única, una población joven y un mercado que se expande rápidamente. Este potencial necesita ser reunido en un esfuerzo conjunto de todos los partidos políticos, el sector empresarial y la sociedad civil para atender las deficiencias de la nación".

El economista cree que a través de un proyecto conjunto de nación se podrá garantizar un crecimiento sustentable y duradero que le dé prosperidad a sus ciudadanos.

"El gobierno necesita atender los desafíos que se presentaron después de la recesión mundial de 2008 y también requiere enfrentar el problema que representa el crimen y la violencia en su territorio, reforzando la confianza en las instituciones públicas y el Estado de derecho", concluyó Lozoya Austin.