El discurso que seguramente todo AMLOver amará

El mensaje.
AMLO dejó huella cuando dio su único discurso en San Lázaro, en abril de 2005
El mensaje.
AMLO dejó huella cuando dio su único discurso en San Lázaro, en abril de 2005

El discurso que seguramente todo AMLOver amará

El mensaje.AMLO dejó huella cuando dio su único discurso en San Lázaro, en abril de 2005
Cuartoscuro
2018-11-26 |06:06 Hrs.Actualización08:44 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este discurso fue un punto de partida para la carrera política del próximo presidente de México

"Ustedes me van a juzgar, pero no olviden que todavía falta que a ustedes y a mí nos juzgue la historia"... Con esas palabras Andrés Manuel López Obrador remató su primer y único discurso ofrecido en el pleno de la Cámara de Diputados en abril de 2005.

De eso ya pasaron 13 años, pero las palabras del presidente electo cobran especial relevancia en estos días porque el sábado 1 de diciembre AMLO ofrecerá un mensaje en el mismo lugar, pero ahora como presidente constitucional de México.

Aquí te recordamos los momentos más emotivos de la única ocasión en la que López Obrador se presentó ante los representantes del pueblo.

CONTEXTO

El 7 de abril de 2005, AMLO, el entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal (ahora Ciudad de México), subió al pleno de la Cámara de Diputados para dar una postura sobre el juicio de desafuero que enfrentó en dicho año.

López Obrador fue desaforado luego de ser señalado por el "delito de violación a la suspensión", ya que no le hizo caso a un juez para detener la apertura de una calle que conectaría a un hospital, señala el documento "El fuero en México, entre inmunidad e impunidad", del CIDE.

El caso cobró relevancia porque AMLO sonaba muy fuerte para buscar la Presidencia de México en 2006. Además, uno de los señalados como impulsores del desafuero era el entonces presidente de México, Vicente Fox Quesada.

Pese a su sentido discurso, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó el desafuero con 360 votos; 170 legisladores votaron en contra y solo dos se abstuvieron.

La medida causó tal descontento social en la Ciudad de México que hubo distintas protestas a favor del tabasqueño.


La entonces diputada federal Gabriela Cuevas (antes panista y ahora en Morena), así como el entonces diputado del PAN, Jorge Lara, pagaron la fianza de López Obrador para no convertirlo en un mártir político. 

Además, la presión social ejercida sobre el gobierno federal orilló a que el proceso penal en contra de AMLO se detuviera en mayo de 2005.

"SE ME JUZGA POR MI MANERA DE PENSAR"

Previo a que le retiraran su fuero, AMLO dio uno de los discursos más importantes y emotivos de su vida, en el que aseguró que no violó la ley porque jamás actuó en contra de la justicia y nunca fue su intención lastimar a nadie.

"El dolo y la mala fe es de quien me acusa o de quienes me acusan. Tengo la conciencia tranquila. Desde hace muchos años que lucho por mis ideas, lo hago apegado a principios, uno de estos es precisamente hablar con la verdad y conducirme con rectitud. Tengo la certeza absoluta de que no se me juzga por violar la ley, sino por mi manera de pensar y actuar, y por lo que pueda representar, junto con otros mexicanos, para el futuro de nuestra patria".

AMLO destacó que en México se debatían dos proyectos de nación distintos y contrapuestos, y a los que verdaderamente mandaban en México junto con los que malgoberban al país les preocupaba y molestaba que su programa en la capital mexicana se propagara.

"Ese es el fondo del asunto. Por eso y por ninguna otra causa nos quieren atajar y me quieren quitar mis derechos políticos con miras a las elecciones del 2006. Quienes me difaman, calumnian y acusan, son los que se creen amos y señores de México, son los que en verdad dominan y mandan en las cúpulas del PRI y del PAN, son los que mantienen a toda costa una política antipopular y entreguista, son los que ambicionan las privatizaciones del petróleo y de la industria eléctrica, algo que aún no consiguen tras la entrega sucesiva de los bienes nacionales".

El político destacó que quienes quisieron verlo desaforado fueron aquellos que utilizan al Estado para defender intereses particulares y rescatar instituciones financieras en quiebra.

"Son los que manejan el truco de llamar populismo o paternalismo a lo poco que se destina en beneficio de las mayorías, pero nombran fomento o rescate a lo mucho que se entrega a las minorías rapaces. Son los partidarios de privatizar las ganancias y de socializar las pérdidas, son los que han triplicado en 20 años la deuda pública de México, son los que defienden la política económica imperante, no obstante su serie de fracasos que dan como resultado el cero crecimiento y el aumento constante del desempleo".

ENCUMBRARON A FOX PARA DEVORARSE AL PAÍS

Andrés Manuel López Obrador aprovechó su tiempo en la tribuna de San Lázaro para asegurar que el presidente Vicente Fox era utilizado por quienes buscaban seguir devorando a México, para que lo atacaran y no le permitieran avanzar en sus aspiraciones políticas.

En esta parte de su discurso, el político tabasqueño confesó que un empresario le platicó sobre una reunión que se llevó a cabo el 10 de junio de 2004, representantes de la iniciativa privada en la casa de Rómulo O'Farril, empresario de los medios de comunicación.

El fin de la reunión fue expresar lo decepcionados que estaban los empresarios con Vicente Fox y la petición de que por ningún motivo permitiera que AMLO llegara a la Presidencia mexicana.

"Tal vez a partir de entonces o de una lectura febril de las encuestas, al presidente de la República se le volvió una obsesión hacer campaña en mi contra. Eso es lo que explica este desafuero tramado desde Los Pinos. Por eso, con seguridad y firmeza, desde esta tribuna, aunque no sea la máxima tribuna, acuso al ciudadano Presidente de la República, Vicente Fox Quesada, de estos procedimientos deshonrosos para nuestra incipiente democracia; lo acuso de actuar de manera facciosa con el propósito de degradar las instituciones de la República.

López Obrador también acusó por complicidad de este proceso al entonces presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Mariano Azuela Güitrón.

"Días antes de iniciar el procedimiento en mi contra, en abril del año pasado, el presidente de la Corte acudió a un encuentro con el ciudadano presidente para tratar este asunto, olvidándose de que su deber no es encubrir las arbitrariedades del titular del Poder Ejecutivo, sino el de proteger a los ciudadanos del atropello y del abuso".

Incluso, el ahora presidente electo consideró que quienes lo acusaban invocaban el Estado de Derecho cuando en realidad mostraban su autoritarismo.

"Ahora resulta que los defensores del derecho supremo, del privilegio, han convertido en un grave delito una supuesta infracción jurídica que amerita despojarme del cargo que legal y legítimamente me fue otorgado por los ciudadanos del Distrito Federal".

"Eso no es Estado de Derecho. En México, desgraciadamente, el Derecho ha significado por lo común lo opuesto a su razón de ser; el Derecho que ha imperado ha sido el del dinero y el del poder por encima de todo; el Derecho de un modelo de país exclusivo para los privilegiados y el Derecho de destruir a quienes pongan en peligro ese modelo", dijo AMLO.

"ORGULLOSO DE SER ACUSADO"

Pese al problema legal en el que estaba metido, AMLO dijo estar orgulloso de ser acusado como en otros tiempos.

"Es un timbre de orgullo que se me juzgue como en otros tiempos se condenó a quienes han actuado en defensa de los derechos sociales, civiles y políticos"

Y por quienes "engañaron al pueblo de México, por quienes ofrecieron un cambio y mintieron, por quienes se aliaron a los personajes más siniestros de la vida pública del pasado, como Carlos Salinas de Gortari, y mantienen la misma política de siempre, esa donde todos los intereses cuentan, menos el interés del pueblo".

Incluso,López Obrador lamentó que el llamado "gobierno del cambio", encabezado por Vicente Fox, no haya logrado nada, habiendo tantas demandas nacionales sin resolver.

"Pero no hay mal que por bien no venga. Hacía falta conocer a fondo a los santurrones, a los intolerantes, a los que hipócritamente hablaban de buenas conciencias y del bien común, hacía falta que esas personas se exhibieran sin tapujos, con toda su torpeza, frivolidad, desparpajo, codicia y mala fe, para saber con claridad a qué atenernos".

El entonces jefe de Gobierno del DF advirtió a los diputados federales que no era un "ambicioso vulgar" por lo que no llevaría a nadie al enfrentamiento.

"NO SOY INGENUO"

En la parte final de su discurso, López Obrador le dijo a los diputados que no esperaba una votación mayoritaria en contra del desafuero. 

"No soy ingenuo, ustedes ya recibieron la orden de los jefes de sus partidos y van a actuar por consigna, aunque se hagan llamar representantes populares. Claro está que otros diputados, los menos, desgraciadamente, votarán con dignidad y decoro. Pero los que van a votar en mi contra y los que se abstendrán pensando que hay justo medio entre ser consecuente o cortesano, no deben ufanarse por haber logrado una especie de desafuero patriótico, porque todavía la conducta de ustedes tendrá que pasar por el escrutinio público, por la opinión y la decisión de la gente".

López Obrador le dijo a los diputados federales: ¿De cuándo a acá los más tenaces violadores de la ley, los saqueadores, quieren aparecer como los garantes del Estado de Derecho?

Luego de esta pregunta, AMLO cerró su discurso con lo que son las palabras que más llegaron a sus seguidores:

"Ustedes me van a juzgar, pero no olviden que todavía falta que a ustedes y a mí nos juzgue la historia. ¡Viva la dignidad! ¡Viva México!".

13 años después, Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones presidenciales de 2018 con más de 30 millones de votos y será el próximo titular del Ejecutivo mexicano.