El día en que Putin y AMLO podrían verse las caras

Rusia y México.
Podrían cruzarse a través de su presidente constitucional y el electo
Rusia y México.
Podrían cruzarse a través de su presidente constitucional y el electo

El día en que Putin y AMLO podrían verse las caras

Rusia y México.Podrían cruzarse a través de su presidente constitucional y el electo
Especial
2018-09-11 |10:44 Hrs.Actualización10:43 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque durante la temporada de campañas, los adversarios de AMLO aseguraron que Rusia financiaba al entonces candidato presidencial

Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México; y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, podrían reunirse en México o en Argentina, informó a EFE, Yuri Ushakovdado, asesor del presidente ruso para asuntos internacionales,

Putin fue invitado por López Obrador a su toma de protesta como presidente constitucional de México, por lo que si el mandatario ruso decide aceptar, ahí se podrían dar su primer apretón de manos. 

La otra opción es que se encuentren en la cumbre G-20 que se realizará en Argentina entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, ya que AMLO está invitdo a dicha reunión.

Según la agencia EFE, el asesor ruso señaló que existe la posibilidad de un breve viaje a México o un encuentro en Argentina, todo dependerá de lo que decida Putin.

El presidente ruso felicitó el primero de julio pasado a Andrés Manuel López Obrador por su victoria en las elecciones presidenciales.

En Rusia "valoran altamente las relaciones tradicionalmente amistosas con México y abogan por su desarrollo posterior", expresó el presidente ruso así como su esperanza de que López Obrador preste la atención necesaria a la cooperación entre los dos países.

¿Y por qué causa tanto revuelo?

Como recordarás, durante la temporada de campañas de las elecciones presidenciales, los adversarios de AMLO aseguraron que él y su partido, Morena, recibían apoyo de los rusos; y que quizá hasta podrían intervenir en las elecciones del 1 de julio.

Es más, de este rumor salió el famoso apodo de "Andrés Manuelovich", impuesto por Javier Lozano, el entonces vocero de campaña de José Antonio Meade, quien fuera candidato presidencial del PRI.