Ehécatl 4T y Gätsi, los ventiladores usados contra el COVID-19 100% mexicanos

Los ventiladores son la herramienta más importante para ayudar a pacientes con complicaciones de COVID-19
Los ventiladores son la herramienta más importante para ayudar a pacientes con complicaciones de COVID-19

Ehécatl 4T y Gätsi, los ventiladores usados contra el COVID-19 100% mexicanos

Ehécatl 4T y Gätsi.Los ventiladores son la herramienta más importante para ayudar a pacientes con complicaciones de COVID-19
Presidencia
2020-07-14 |08:20 Hrs.Actualización08:20 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque esto significa una oportunidad más para las personas que contraen la enfermedad COVID-19

La titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla, presentó este martes los dos nuevos ventiladores médicos hechos 100 por ciento en México.

Estos dos llevan por nombres Ehécatl 4T y Gätsi. Ehécatl significa 'Dios del viento' en náhuatl, mientras que Gätsi significa 'suspiro' en otomí.

El primero tendrá patente del Estado mexicano, indicó la doctora, y es un equipo médico con altos estándares de seguridad biomédica y con calidad de ingeniería.


Ehécatl 4T fue diseñado por el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi), que es un centro público de investigación del Conacyt.

Este equipo posee un microcontrolador que calcula y aplica la presión necesaria en los ciclos de ventilación en pacientes, esto por medio de una bolsa autoinflable llamada ambu bag, explica un video presentado por Buylla.

En tanto, el Gätsi fue diseñado por especialistas de la empresa Dydetec con apoyo del Cidesi y del Conacyt.

En el caso de este segundo equipo, la ventilación mecánica está basada en un sistema de control por microprocesadores accionados neumáticamente.

"La unidad de control que posee este equipo tiene la capacidad de calcular y aplicar las funciones necesarias para impulsar la ventilación mecánica controlada o asistida durante los ciclos de ventilación en pacientes adultos y pediátricos", detalla el video.

Ambos modelos fueron probados en pulmones artificiales y sistemas biológicos, además de que cumplen con especificaciones internacionales, apunta el audiovisual.

Se trata de ventiladores pulmonares invasivos, explicó Buylla, los cuales son también más económicos que los importados.

También destacó la rapidez con la que fueron creados, pues se realizaron en cinco meses, cuando en condiciones normales se llevarían de tres a cinco años.

De acuerdo con la presentación de la doctora, el primer lote de los ventiladores consta de 500 unidades cada uno.