L12 exige investigación "radicalmente imparcial": Ebrard

El canciller dijo que sus respuestas fueron ignoradas por la publiación
El canciller dijo que sus respuestas fueron ignoradas por la publiación
El canciller dijo que sus respuestas fueron ignoradas por la publiación
El canciller dijo que sus respuestas fueron ignoradas por la publiación

L12 exige investigación "radicalmente imparcial": Ebrard

Marcelo Ebrard.El canciller dijo que sus respuestas fueron ignoradas por la publiación
Cuartoscuro
Nación321
2021-06-13 |13:21 Hrs.Actualización13:21 Hrs.

El canciller Marcelo Ebrard publicó en sus redes sociales su respuesta al artículo del New York Times que le atribuyen responsabilidad a él y a Carlos Slim responsabilidad en el accidente de la Línea 12 del Metro.

En su carta dirigida a Maria Abi-Habib, Jefa de la Oficina de The New York Times en México, aclaró que "Desde un primer momento, he manifestado mi disposición de colaborar para esclarecer los hechos y deslindar las responsabilidades respectivas".

"Las preguntas que formula su medio, en algunos casos, parten de premisas falsas o parecieran sugerir conclusiones o asumir una postura adversarial", escribió.


Asimismo, enfatizó, que esta línea, que durante años ha beneficiado a millones de personas, es quizás la obra pública más auditada y documentada en la historia de México.

Ebrard explicó que una parte de la historia de la gestación y construcción de la línea, puede conocerse fácilmente a través de documentos que se han hecho públicos, pero que la parte de supervisión y mantenimiento durante el siguiente sexenio al suyo como Jefe de Gobierno de la CDMX se mantiene como una incógnita.

"Resulta, por ejemplo, imposible saber si la administración del Dr. Miguel Ángel Mancera realizó toda la labor de mantenimiento requerida en casos de sismos de cierta magnitud, o si los trabajos efectuados después del sismo se realizaron de la manera adecuada, dado que una importante cantidad de documentos fueron reservados".

Afirmó que la tragedia de la línea 12 exige ahora una investigación radicalmente imparcial y escrupulosamente técnica, cuya única finalidad sea el descubrimiento de la verdad. "Las víctimas, la opinión pública y la Ciudad de México merecen primeramente eso: la verdad de lo acontecido".