Dos Bocas, el nuevo dolor de cabeza para AMLO y su 4T

Caos.
Los terrenos donde se construirá la refinería de Dos Bocas se inundaron por las fuertes lluvias
Caos.
Los terrenos donde se construirá la refinería de Dos Bocas se inundaron por las fuertes lluvias

Dos Bocas, el nuevo dolor de cabeza para AMLO y su 4T

Caos.Los terrenos donde se construirá la refinería de Dos Bocas se inundaron por las fuertes lluvias
Especial
2019-10-28 |19:49 Hrs.Actualización19:49 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque las dos obras insignia del gobierno de AMLO están pasando por serias dificultades

A la 4T le está lloviendo sobre mojado y lo único que le faltaba era que otro de los proyectos estrella del presidente Andrés Manuel López Obrador saliera mal.

Esta vez la polémica la desató el proyecto de refinería en Dos Bocas, Tabasco, pues las lluvias provocaron inundaciones en el terreo donde se quiere edificar el proyecto.

El fin de semana, las actividades se paralizaron en la zona y las unidades de carga pesada que se usan en los trabajos de relleno permanecieron varadas hasta este lunes que se retomaron las actividades.

Al respecto, el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, aseguró que el proyecto de Dos Bocas sigue adelante con normalidad y no fue necesario realizar adecuaciones especiales para drenar el sitio, pues para eso precisamente la empresa Van Oord tiene equipo especial que le permite mantener “firme” la plataforma que está levantando.

Incluso, la secretaria de Energía, Rocío Nahle se pronunció al respecto y dijo que la plataforma donde se construye la refinería no sufrió ningún daño.


Sin embargo, los adversarios de AMLO no dudaron ni un segundo en recriminarle por qué la idea de la refinería en ese lugar no es la mejor opción.

Fernando Belaunzarán tuiteó que desde campaña se advirtió que el terreno de Dos Bocas no era el ideal para construir la refinería.

Este usuario hizo notar que a AMLO le cayó la maldición de Tláloc.

Otros aprovecharon para recordar que esta misma situación pasó en Texcoco, donde se iba a construir el nuevo aeropuerto.

Esta no es la primera vez que el predio de casi 400 hectáreas registra encharcamientos que hacen difícil el tránsito por el lugar.

El 1 de junio, cuando se hizo oficial el arranque de la obra, el lugar de la ceremonia que encabezaría el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo que cambiarse a la terminal marítima de Dos Bocas, debido a los estragos ocasionados por las precipitaciones.

El frente frío No.7 afectó a 5 mil personas en las últimas horas en el estado ha comenzado a debilitarse rápidamente sobre el Golfo de México, pero aún se esperan lluvias con acumulados de 25 a 50 milímetros para los siguientes días.

Con información de El Financiero