Consulta Popular: ¿De qué delitos acusa AMLO a Calderón?

El expresidente se disculpó por no poder estar presente en los cierres de campaña de los candidatos del PAN
El expresidente se disculpó por no poder estar presente en los cierres de campaña de los candidatos del PAN
El expresidente se disculpó por no poder estar presente en los cierres de campaña de los candidatos del PAN
El expresidente se disculpó por no poder estar presente en los cierres de campaña de los candidatos del PAN

Consulta Popular: ¿De qué delitos acusa AMLO a Calderón?

Felipe Calderón.El expresidente se disculpó por no poder estar presente en los cierres de campaña de los candidatos del PAN
Especial
Nación321
2021-07-27 |14:53 Hrs.Actualización14:53 Hrs.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha formulado diversas acusaciones en contra los expresidentes mexicanos, especialmente sobre el panista Felipe Calderón, quien gobernó desde el 1 de diciembre de 2006 y hasta el 30 de noviembre de 2012.

AMLO ha señalado a Calderón Hinojosa por haber comprado el avión presidencial ‘José María Morelos’, el cual ahora se intenta vender, así como por declarar la guerra al crimen organizado y así “darle un golpe al avispero”.

Aunque el mismo López Obrador ha insistido en que no votará y en que se debe mirar hacia el futuro y no al pasado, promovió una consulta popular para que la población opine si se debe juzgar o no a los expresidentes del “periodo neoliberal”, como suele calificarlo.

¿Sabes cuáles han sido los señalamientos de AMLO contra Calderón? Te contamos.

El 15 de septiembre de 2020, López Obrador leyó en la conferencia matutina el escrito que entregaría más tarde al Senado de la República para solicitar la consulta popular sobre el enjuiciamiento a los expresidentes.

Sobre Calderón, esto es lo que menciona el documento original:

“Séptimo. Desde el inicio de su sexenio, Felipe Calderón Hinojosa embarcó al país en una estrategia militar supuestamente orientada a combatir el narcotráfico, que exacerbó la violencia y multiplicó las zonas del territorio nacional bajo control de las bandas delictivas, pese a las innumerables y conocidas advertencias de que tal política habría de resultar contraproducente y terriblemente costosa para México. Lo más grave: colaboradores suyos y periodistas independientes le señalaron los indicios de que su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, era cómplice de una de las facciones del narcotráfico, pero el gobernante no hizo absolutamente nada.

“A la luz de la detención y el enjuiciamiento de García Luna en Estados Unidos, la actitud de Calderón solo puede explicarse como fruto de una extremada irresponsabilidad o de complicidad activa o pasiva con la delincuencia organizada”.

1. El fraude de 2006

El presidente ha reiterado que Calderón le robó la presidencia en 2006, cuando ambos se postularon por el cargo.

“Luego, el fraude del 2006. Nada más pensemos, terminando el fraude, la primera decisión es declarar la guerra a la delincuencia organizada (...) No había una estrategia, era para ganar legitimidad, lo que no se había logrado en las urnas con votos, con democracia, se buscaba ganar con actos espectaculares (...) El fraude nos ha dañado muchísimo. Por eso no debemos permitirlo y denunciar”, comentó en su conferencia del 11 de mayo pasado.

2. La guerra contra el narco

AMLO ha afirmado que, tras robar la presidencia, Calderón buscó legitimarse mediante la declaración de guerra contra el crimen organizado.

“Si no se hubiese llevado a cabo el fraude del 2006, no estaría el país como está. Ese fraude causó muchísimo daño, porque impusieron a Calderón y su primera decisión, su primer acto fue declarar la guerra al narcotráfico, sin tener elementos, sin saber del porqué de la inseguridad y de la violencia, sin atender las causas, fue pegarle un garrotazo a lo tonto al avispero, y eso desató esta violencia que todavía se padece, muertos, fosas clandestinas, desaparecidos, por el fraude del 2006″, afirmó AMLO en agosto de 2019.

También ha señalado que Calderón podría ser juzgado por las masacres y desapariciones forzadas ocurridas en su sexenio, por crímenes de lesa humanidad.

3. El avión presidencial

AMLO ha afirmado que el avión presidencial ‘José María Morelos’ fue una mala operación del Gobierno calderonista, el cual fue heredado al siguiente mandatario, Enrique Peña Nieto.

4. El caso García Luna

El mandatario federal ha señalado supuestos nexos de Genaro García Luna, secretario de Seguridad de Calderón, con el crimen organizado.

“Lo que puede pasar es que en las investigaciones o en las declaraciones de García Luna se implique al expresidente Calderón y eso sería otra cosa, pero hasta ahora no hay elementos que yo sepa para que con el caso de García Luna se pueda implicar y juzgar al expresidente Calderón”, comentó en mayo de 2020.

Ha asegurado que el secretario estaba al servicio de las bandas del crimen organizado y, por tanto, se trataba de un narcogobierno.

“Imagínense, el secretario de Seguridad Pública al servicio de una de las bandas del narcotráfico, además no de cualquier secretaría, sino la Secretaría de Seguridad Pública en el momento en que se declara la guerra al narcotráfico, cuando hay más enfrentamientos, masacres. Y es público y notorio de que se trataba de un servidor público o funcionario -porque ahí sí aplica más lo de funcionario- muy cercano al presidente, o sea, nada distante, no era el secretario de Agricultura (...) García Luna sí se sabía quién era”, apuntó en septiembre de 2020.

“Si Calderón no tuvo nada que ver, si García Luna actuaba por su cuenta, si en seis años no se dio por enterado de lo que hacía García Luna, pues qué se va a preocupar, debería estar tranquilo”, dijo el mismo día.

En octubre de 2020, López Obrador también indicó que la Secretaría de Hacienda le había informado sobre un contrato firmado dos días antes de que Calderón concluyera su Gobierno, el cual era para una empresa vinculada a García Luna. El contrato era por 19 millones de dólares, y fue una capacitación de hora y media para tres funcionarios.

La consulta

La consulta popular será organizada por el Instituto Nacional Electoral (INE) y se llevará a cabo el próximo domingo 1 de agosto.

La pregunta que aparecerá en la papeleta será la siguiente:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.