Con tantos estudios sobre el nuevo aeropuerto, ¿a quién creerle?

Santa Lucía o Texcoco, esas son las opciones
Santa Lucía o Texcoco, esas son las opciones

Con tantos estudios sobre el nuevo aeropuerto, ¿a quién creerle?

Aeropuerto vs Aeropuerto.Santa Lucía o Texcoco, esas son las opciones
Especial/El Financiero
2018-10-27 |08:16 Hrs.Actualización08:16 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la consulta en la que tú puedes participar definirá cuál será la ubicación del nuevo aeropuerto de México

Desde el jueves 25 y hasta el domingo 28 de octubre podrás participar en la consulta para definir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México: mantener la construcción en Texcoco o hacer un "sistema" que incluye construir dos pistas en la base aérea militar de Santa Lucía, además de mejorar el actual aeropuerto capitalino y el de Toluca. 

¿Tú ya sabes por qué proyecto votar? Hay varios estudios que se han presentado sobre este tema y que tienen conclusiones que se confrontan. ¿A cuál creerle?  Aquí te dejamos los resultados a los que han llegado estos informes. 

NAVBLUE

Un estudio de la consultora Navblue, filial del constructor de aviones Airbus, sostiene que las operaciones simultáneas de la base militar de Santa Lucía y el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) son posibles, porque no se cruzarían en la zona de San Mateo, acusada de ser el punto de conflicto y razón por la cual sería inviable la operación de dos aeropuertos simultáneos.

"Navblue confirma la factibilidad en la operación simultánea del AICM y Santa Lucía", expuso Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes en el gobierno de López Obrador citando este análisis.

Al presentar el estudio señaló que Navblue avaló, en términos aeronáuticos, la operación del AICM y Santa Lucía e indicó que las trayectorias de los vuelos que salgan de ambos aeropuertos no se cruzarían.

"Según este estudio, esa intersección no existe y en el estudio lo pueden ver", dijo Jiménez Espriú. 

El informe destaca que con la operación simultánea de las bases aéreas se tendría una capacidad de 130 a 140 vuelos por hora en ambas instalaciones, una cifra mayor a la actual (60 a 70 por hora).

“Sí es viable el tema del espacio aéreo, no va a haber problema, no va a haber accidentes. Funcionan bien (los dos aeropuertos) y no chocan los aviones”, dijo Jiménez Espriú.

El informe de 54 páginas de Navblue resalta la necesidad de modificar el espacio aéreo, de modificar los sistemas de aproximación del AICM y de capacitar a los controladores aéreos de ambas terminales.

Además, recomienda estudios adicionales sobre la conectividad terrestre para ambos aeropuertos.

MITRE

El proyecto de López Obrador de añadir dos pistas a una base militar ubicada a 32 kilómetros del aeropuerto actual haría que los aviones cruzaran ese mismo trayecto en el aire a distancias muy cercanas, no solo congestionando más los cielos sino haciéndolos más peligrosos. 

“Esto es algo fuera de su alcance por las leyes de la física y la aeronáutica”, de acuerdo con Bernardo Lisker, director internacional de aviación en el Centro para el Desarrollo de Sistemas Avanzados de Aviación de The MITRE Corporation. Al construir un aeropuerto, “la prioridad número uno debe ser la aeronáutica”, dijo a Bloomberg

Desde 1997, MITRE ha trabajado con todas las administraciones presidenciales para encontrar una alternativa al Aeropuerto Internacional Benito Juárez.

Actualmente, de acuerdo con MITRE, la base de Santa Lucía opera unas cuantas docenas de vuelos al día, una frecuencia tan baja que en estos momentos no genera riesgos para los vuelos que llegan al aeropuerto de la capital. No obstante, de convertirse en un aeropuerto comercial, el flujo de vuelos sería mucho mayor, elevando el riesgo en los aires en la zona de San Mateo.

MITRE, una organización sin fines de lucro cuyos orígenes están en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, envió un estudio a López Obrador en donde calificaba como inviable la opción de operar el AICM y Santa Lucía y se decantaba por continuar la construcción de la terminal en Texcoco, contradiciendo el estudio de Navblue. 

"Tener un avión a 100 o 150 metros de distancia es peligroso. Se tendrían que separar los aviones varios kilómetros y habría una capacidad mínima de aterrizaje y eso no se busca".

El estudio del MITRE plantea que para implementar el plan de López Obrador de operar dos aeropuertos se tendrían que separar "tremendamente las aeronaves", por lo que la capacidad operacional caería, ya que habría dos aeropuertos con menor o igual número de operaciones. Por ello, determinó que es técnicamente un proceso inseguro y no es viable aeronáuticamente. "Solo se puede con capacidad mínima y esa no es la intención y estaríamos saturados como actualmente".

LA UNAM

Un estudio de una investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) detalla los problemas de suelo del aeropuerto de Texcoco.  

De acuerdo con Dora Carreón Freyre, investigadora del Centro de Geociencias de la UNAMTexcoco tiene la viabilidad aeronáutica de la que habla el MITRE, además de la cercanía con la Ciudad de México, pero el subsuelo es una característica en contra de la elección de esa zona para una obra de tal importancia y magnitud, concluye el estudio.

"El suelo de Texcoco no solo es el menos apto, es el peor suelo en el que podrían construir un aeropuerto; una obra de este tipo requiere un suelo más sólido,  firme y esta área es demasiado inestable para una edificación de esa magnitud"

La tasa anual de hundimiento en la zona es muy alta, de acuerdo con la UNAM. "Es el área en toda la cuenca de México que registra mayor tasa de hundimiento, aproximadamente entre 30 y 40 centímetros por año, porque los materiales del subsuelo son excesivamente compresibles". 

El reporte publicado en Ciencia UNAM detalla que la construcción en Texcoco tuvo omisiones y deficiencias, "lo que tendrá un efecto negativo en su costo de inversión, tiempo de ejecución, eficiencia operativa y altos costos de mantenimiento".

Además, se prevé que el costo de construcción estimado en 300 mil millones de pesos probablemente aumentará, por las características del suelo y las condiciones hidrológicas de la zona.

Aunque también la información es escasa en el caso de Santa Lucía. "No se cuenta con información sobre aspectos de suelos, hidrológicos e hidráulicos del lugar, ni se cuenta con estudios financieros, de costos y de costo-beneficio".

OACI y GACM

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), de Naciones Unidas, señaló en un reporte que, aunque “las trayectorias principales de operación son compatibles entre ambos aeropuertos (Santa Lucía y AICM), las trayectorias serán más compatibles en un hipotético aeropuerto en Texcoco".

El estudio señala que la Base Aérea de Santa Lucía se encuentra a 36 kilómetros aproximadamente del actual AICM, distancia que se reduciría si lo que medimos es la separación de sus espacios aéreos. 

"Es una zona despejada con buena climatología local, con características mecánicas del terreno que no parecen tener especiales notaciones críticas y dispone de espacio para crecer, en principio de manera moderada. Las trayectorias principales de operación son compatibles entre ambos aeropuertos". 

Pero en su estudio, la OACI señaló que el aeropuerto en Texcoco es la opción más viable en el largo plazo, mientras que la opción de que Santa Lucía “es claramente insuficiente”.

Por otro lado, el coordinador de asesores de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Mario Ruiz Cornejo, dijo que el NAIM que se construye en Texcoco es el único que ofrece una solución a largo plazo y es avalado por expertos y organizaciones.

"Texcoco es la única solución que tenemos a largo plazo para atender la demanda de servicios aeroportuarios en el centro del país. Es la única que cuenta con el visto bueno de diferentes cámaras, de los colegios, de los organismos internacionales como Mitre. Santa Lucía, no, no hay estudios y lo único que hay es una mención en un estudio de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) donde dice que Santa Lucía puede funcionar pero no soluciona el problema a largo plazo", indicó Cornejo en entrevista para El Financiero Bloomberg.

"Si tú separas las conexiones en varios aeropuertos pierdes la conectividad. Imagínate que una persona viene de Houston y quiere llegar a Oaxaca, si tienes varios aeropuertos, este usuario tiene que bajarse en el aeropuerto de la Ciudad de México, salir, investigar cómo llegar al otro aeropuerto".

Con información de Notimex y El Financiero