AMLO sobre disturbios en la UNAM: Siento que hay mano negra

Un grupo de encapuchados prendió fuego en las inmediaciones de Rectoría, en Ciudad Universitaria
Un grupo de encapuchados prendió fuego en las inmediaciones de Rectoría, en Ciudad Universitaria

AMLO sobre disturbios en la UNAM: Siento que hay mano negra

Destrozos.Un grupo de encapuchados prendió fuego en las inmediaciones de Rectoría, en Ciudad Universitaria
Especial
2020-02-05 |08:26 Hrs.Actualización08:26 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque hay varias facultades que están en paro desde hace 3 meses y las autoridades universitarias no han podido contener a los paristas

El presidente Andrés Manuel López Obrador habló sobre la situación que está viviendo la Universidad Nacional Autónoma de México y aseguró que a su parecer hay mano negra.

"Siento que hay mano negra, eso es lo que hay que ver. Siempre hay quienes mueven la cuna y hay que lamparearlos para que no anden ahí en los sótanos, entonces ojala y se resuelvan las cosas para evitar una huelga".

El presidente aseguró que en su gobierno hay libertad de prensa, no hay censura; y por eso no hay una esfera que permita que un movimiento sin causa pare o impida el funcionamiento de la UNAM.

Reconoció que hay que atender las demandas de grupos inconformes, pero que no hay un movimiento colectivo mayoritario. 

"Vamos a ser respetuosos de la autonomía de la universidad, pero sí estamos pendientes y se debe evitar que haya paros injustificados y que no haya manipulación política".

Aseguró que imponer un paro total en la UNAM sin consultar a maestros y alumnos es una forma de conservadurismo y autoritarismo. El presidente consideró que las personas que fueron a las instalaciones de Ciudad Universitaria no son ni de izquierda ni luchadores sociales pues hacen uso dela violencia 

"Por qué taparse la cara, un luchador social tiene que dar la cara y no apostar a la violencia, a seguir el ejemplo de Mandela, de Gandhi; de Luther King, la no violencia, es una vía".

AMLO espera que se llegue a un acuerdo entre maestros e inconformes para que la universidad regrese a sus actividades lo más pronto posible.

¿QUÉ PASÓ EN LA UNAM?

Este 4 de febrero, un grupo de 40 encapuchados irrumpió en una marcha contra la violencia de género en la UNAM para vandalizar, durante más de una hora, el edificio de Rectoría, en Ciudad Universitaria.

Las personas hicieron pintas, rompieron vidrios, lanzaron petardos y cohetones, e incluso, intentaron en más de una ocasión prenderle fuego al edificio que representa un joya cultural de México, entre otras cosas, por los murales en relieve de David Alfaro Siqueiros.

Minutos antes de las 15:00, un grupo de jóvenes comenzó a concentrarse en el parque de la Bombilla, en Insurgentes Sur para marchar “pacíficamente” hacia Rectoría.

La movilización había sido convocada por quienes mantienen, desde hace 84 días, un paro estudiantil en la Preparatoria 9 y asistieron también jóvenes que dijeron ser de las prepas 8, 6, 5, 3, 2 y 1.

Ante esto, la UNAM acusó, en un comunicado, que detrás de las agresiones está un reducido grupo de embozados y violentos que, amparado en la legitimidad de la exigencia del cese de la violencia de género, intenta a toda costa paralizar las actividades académicas.