AMLO: Islas Marías dejará de ser prisión para convertirse en centro educativo

Firma.
AMLO firmó un decreto para que Islas Marías deje de ser una prisión
Firma.
AMLO firmó un decreto para que Islas Marías deje de ser una prisión

AMLO: Islas Marías dejará de ser prisión para convertirse en centro educativo

Firma.AMLO firmó un decreto para que Islas Marías deje de ser una prisión
YouTube/Gobierno de México
2019-02-18 |13:45 Hrs.Actualización13:45 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este lugar ha sido una prisión desde 1905

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este lunes que las Islas Marías dejará de ser una prisión para convertirse en el Centro de Educación Ambiental y Capacitación de Niños y Jóvenes "Muros de Agua-José Revueltas".

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, AMLO dijo que este centro se convertirá en un plazo de 12 meses en un espacio de conservación, educación ambiental y formación de niños y jóvenes; el nombre de este nuevo lugar, agregó López Obrador, se otorga en honor a la novela Muros de Agua que escribió el pensador José Revueltas en 1941, cuando se encontraba preso en Islas Marías.

"La isla se va a convertir en un centro para las artes, la cultura y el conocimiento sobre el medio ambiente así como la naturaleza, la flora y la fauna de esa isla y de las otras islas que están a su alrededor, esto con el fin de decir que estos modelos de castigo deben ir desapareciendo", dijo López Obrador.

El presidente López Obrador adelantó que unos 200 presos de Islas Marías serán liberados y el resto, unas 400 personas privadas de su libertad, serán reubicadas en otras cárceles federales.

"Los seres humanos aunque unos piensen distinto, no son malos por naturaleza, son las circunstancias las que llevan a algunos por el camino de las conductas antisociales: si tenemos una sociedad mejor no habrá necesidad de cárceles, tenemos que tener más escuelas y menos cárceles", agregó AMLO.

El titular del Ejecutivo adelantó que con esta reconversión de las Islas Marías se podrían ahorrar unos 700 millones de pesos, el costo anual que representa mantener la prisión.