AMLO aplica por primera vez un estímulo a la gasolina, ¿pero saldrá más barata?

Gasolina.
El estímulo solo aplica para la Magna
Gasolina.
El estímulo solo aplica para la Magna

AMLO aplica por primera vez un estímulo a la gasolina, ¿pero saldrá más barata?

Gasolina.El estímulo solo aplica para la Magna
Especial
2019-03-09 |14:15 Hrs.Actualización14:15 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este tema le pega directo al bolsillo

La gasolina Magna amaneció este sábado con el primer estímulo fiscal a la gasolina anunciado en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Esto luego de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informara el viernes que aplicaría este estímulo fiscal a la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para la gasolina verde.

El estímulo fiscal es de 1.95%, que equivale a 0.094 pesos por litro de combustible.

Eso quiere decir que en lugar de que el consumidor pague la cuota total del IEPS vigente en 2019, que es de 4.804 pesos, pagará 4.717 pesos por litro.

Esta es la primera vez que la administración de López Obrador aplica el estímulo a la gasolina Magna, luego de acumular 14 semanas consecutivas sin este.

En cuanto al diésel, se designará un estímulo fiscal de 19.51%, porcentaje mayor al 18.73% aplicado una semana antes, con lo que los autotransportistas no pagarán la cuota de IEPS vigente completa sino 4.25 pesos por litro.

Por otro lado, la gasolina Premium continúa sin estímulo fiscal. Al ser de 0%, el consumidor pagará completa la cuota de IEPS vigente en 2019 que es de 4.06 pesos por litro.

La gasolina roja acumulará 19 semanas al hilo sin estímulo fiscal.

El estímulo fiscal es un incentivo que otorga el Estado con el fin de lograr ciertas metas que no necesariamente coinciden con un ánimo recaudador o de contribución al gasto público, sino más bien como ayuda para el desarrollo de ciertas actividades o de aminorar algún perjuicio, según el libro Estímulos fiscales y su tratamiento para efectos del impuesto sobre la renta, de Agustín Durán y Paulina Flores.

Los estímulos no significan en automático una baja en los precios de los combustibles, aunque pueden ayudar. El mercado mexicano de gasolina es libre, es decir, las empresas deciden el precio final al consumidor tomando en cuenta distintas variables, entre ellas los impuestos.

Con información de El Financiero