6 datos que seguramente no conocías del nuevo aeropuerto

El nuevo aeropuerto.
Así se vería el proyecto aeroportuario que impulsa el gobierno mexicano
El nuevo aeropuerto.
Así se vería el proyecto aeroportuario que impulsa el gobierno mexicano

6 datos que seguramente no conocías del nuevo aeropuerto

El nuevo aeropuerto.Así se vería el proyecto aeroportuario que impulsa el gobierno mexicano
Facebook/Nuevo Aeropuerto MX
2018-03-29 |16:58 Hrs.Actualización10:52 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque esta obra representa miles de millones de pesos

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) se ha vuelto el tema de conversación luego de que Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, anunciara que la decisión sobre la terminal será de los ciudadanos a través de una consulta.

Que si va o que si no va son tan solo algunas de las cosas que se han dicho alrededor de la obra, pero... ¿qué tanto sabes de esta? 

Te dejamos 6 datos que quizás no conocías del NAIM. 

1. ENTRE LOS MÁS GRANDES

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México es el tercer más grande en construcción a nivel mundial, solo detrás del Aeropuerto Londres Britania y el Nuevo Aeropuerto de Estambul.

Por ejemplo el aeropuerto de Londres tendrá capacidad para unos 172 millones de pasajeros, el de Estambul podrá atender a 150 millones y el mexicano, en su última fase, podrá tener capacidad para 125 millones de pasajeros al año.l

Así que el NAIM superará en nivel de capacidad a aeropuertos como el Nuevo Aeropuerto Internacional de Beijing, China (75 millones de pasajeros), el Aeropuerto Internacional de Hamid, Qatar (50 millones de pasajeros) e incluso el Aeropuerto Internacional de Berlín, Alemania (45 millones)

Para darte una idea de la dimensión de la construcción del Nuevo Aeropuerto, durante este proceso se moverán 50 millones de metros cúbicos de escombro y desperdicios, lo que equivale a 70 veces el Estadio Azteca.

2. MÁXIMA CAPACIDAD, HASTA 2060

Al Nuevo Aeropuerto Internacional de México le faltará un 'ratote' llegar a su capacidad final para atender a 125 millones de pasajeros al año; este punto se alcanzará hasta 2060, según contó Federico Patiño, director financiero del proyecto, a El Financiero.

“Esto le da una expectativa de crecimiento a la aviación mexicana para los próximos 50 a 60 años”, destacó por su parte Gilberto López Meyer, director general de Aeropuertos y Servicios Auxiliares.

El funcionario federal explicó que las pistas se irán construyendo conforme a los requerimientos de los viajeros, por lo que en los siguientes 20 años se seguirán edificando.

3. ECOLÓGICO

Para su operación, el NAIM utilizará agua captada por las mismas lluvias: el 100% del agua residual será tratada y el consumo será 79% menor a la del aeropuerto actual, de acuerdo con el gobierno federal.

Una de las formas de captar el agua de lluvia será a través de las columnas del Edificio Terminal. Con el Nuevo Aeropuerto se entubarán 18 kilómetros de drenaje para evitar inundaciones de aguas negras, reducir riesgos sanitarios y malos olores.

"Además se incluye la construcción de 31 kilómetros de túneles que mejorará el sistema de drenaje de Chimalhuacán, Ecatepec y Nezahualcóyotl)", dice el gobierno en el proyecto de la obra.

Además la obra se basara en la generación de biogás para la producción de energía limpia y renovable mediante depósitos de basura existentes en la Zona Oriente del Valle de México.

El gobierno pretende modificar unas 5 mil hectáreas para nuevas áreas forestales, incluyendo la cuenca del Valle de México.

Entre estas modificaciones destaca el Bosque Metropolitano, un área de 670 hectáreas que se convertiría en el principal pulmón de la zona.

4. TAMAÑO

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México se construye en un terreno de 4 mil 431 hectáreas en lo que era el Lago de Texcoco (a unos 25 kilómetros de distancia del Centro Histórico de la Ciudad de México); este terreno representa una zona de aproximadamente el 20% del tamaño de la CDMX.

Con la construcción del NAIM unos 300 kilómetros cuadrados, que abarcan 11 municipios del Estado de México (Atenco, Texcoco, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Los Reyes La Paz, Chiautla, Tezoyuca, Papalolla, Chiconcuac, Chimalhuacán y Chicoloapan  y 3 delegaciones del Distrito Federal: (Gustavo A. Madero Iztacalco y Venustiano Carranza), serían impactados.

5. LOS EMPLEOS

Con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México se lograrán crear hasta 450 mil empleos (160 mil durante su construcción).

Estos miles de trabajadores tienen a un buen número de personas que atender: en su primera fase (2020), el NAIM tendrá una capacidad para 50 millones de pasajeros por año, con 550 mil operaciones anuales.

Estas operaciones se lograrían con tres pistas paralelas con operaciones simultáneas, 94 puertas de contacto y 42 posiciones remotas.

Para su ultima fase, el Nuevo Aeropuerto tendrá capacidad para 125 millones de pasajeros cada año, con un millón de operaciones anuales mediante 6 pistas paralelas con operaciones simultáneas.

6. TECNOLOGÍA LED

El Nuevo Aeropuerto Internacional de México será el primer aeropuerto global diseñado para obtener la certificación Leed Platino.

La Certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, por sus siglas en inglés) es un sistema de certificación con reconocimiento internacional para edificios sustentables creado por el Consejo de Edificación Sustentable de Estados Unidos (U.S. Green Building Council). 

Entre los beneficios que proporciona esta evaluación se encuentran espacios con mejores condiciones para la salud y productividad, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y disminución en los costos de operación y residuos, entre otros.

El 100% del suministro energético para consumo base del Nuevo Aeropuerto podría generarse con energías limpias de fuentes locales.

¿Y EL ACTUAL AEROPUERTO?

No hay que olvidarnos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México Benito Juárez, que actualmente opera en la capital mexicana. ¿Qué pasará con este lugar?

De acuerdo con el gobierno mexicano, una vez que entre en operaciones el NAIM, el terreno del actual aeropuerto se convertirá en un eje cultural y de recreación para la ciudad que estará conectado con el nuevo espacio aeroportuario a través del Bosque Metropolitano.

En estos terrenos se construirán centros comerciales, educativos, de transporte y de deporte. Además, la movilidad estará enfocada en la sustentabilidad , con zonas peatonales y pistas para bicicletas.