5 casos polémicos del Ejército que no debemos olvidar

El Ejército lleva dos sexenios realizando labores de seguridad pública
El Ejército lleva dos sexenios realizando labores de seguridad pública

5 casos polémicos del Ejército que no debemos olvidar

En las calles.El Ejército lleva dos sexenios realizando labores de seguridad pública
Cuartoscuro
2019-01-17 |19:12 Hrs.Actualización19:12 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque no queremos que vuelva a ocurrir algún caso similar a estos

El Ejército mexicano está en medio de la polémica luego de que la Cámara de Diputados aprobó la creación de la Guardia Nacional, cuerpo armado que velaría por la seguridad pública en México y estaría integrado por miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la Secretaría de Marina (Semar) y de la Policía Federal.

El proyecto de la Guardia Nacional ha sido criticado por parte de académicos y activistas, quienes consideran que el uso de las Fuerzas Armadas para tareas de seguridad pública conlleva un mayor número de homicidios y advierten que si el mando operativo del cuerpo armado queda en manos de militares, se estaría elevando a rango Constitucional la militarización del país.

Si bien los elementos del Ejército han auxiliado a la población ante la delincuencia organizada o catástrofes naturales, algunos de sus elementos se han visto involucrados en casos de violaciones de derechos humanos, que creemos que no debemos olvidar.

1. EJECUCIÓN EN PUEBLA

El mayo de 2017, miembros del Ejército se enfrentaron con presuntos ladrones de combustible, conocidos como huachicoleros, en Palmar de Bravo, Puebla. Ese choque dejó un saldo de diez muertos, incluyendo cuatro militares.

Horas después se difundió un video de una parte del operativo que implementaron los militares en ese municipio. En las imágenes es posible observar el ataque por parte del Ejército a un automóvil, cuyos tres tripulantes son sometidos por los soldados. También, se observa cómo uno de los detenidos es abatido con un tiro en la cabeza por parte de un soldado.

2. TORTURA EN GUERRERO

"¿Ya te acordaste? ¿O quieres más bolsa? ¿O agüita? ¿O quieres toques?". Una mujer llora acostada en el suelo, mientras una mujer soldado le hace esas preguntas. Antes de ello, la víctima fue torturada por la militar y una persona con uniforme de la Policía Federal. La torturaron asfixiándola con una bolsa de plástico, mientras le preguntan por "María". 

Este caso se dio a conocer tras la revelación de un video de la tortura en abril de 2016. La propia Sedena informó que estos hechos ocurrieron el 4 de febrero de 2015, en el municipio de Ajuchitlán del Progreso, Guerrero.

Asimismo, la Sedena informó que tuvo conocimiento de este caso en diciembre de 2015, por lo que un oficial y la elemento de tropa, que aparece en el video, fueron aprehendidos y recibieron una sentencia por parte de un juez militar.

3. ENFRENTAMIENTO EN OSTULA

Elementos de la Sedena participaron el 19 de julio de 2015 en un operativo para detener un líder de un grupo de autodefensas en Ostula, Michoacán. La población local intentó liberar a Semeí Verdía Zepeda, por lo que bloqueó los caminos de la zona. Sin embargo, el detenido había sido removido del lugar vía aérea.

Luego de despejar un camino hacia Lázaro Cárdenas, las fuerzas federales avanzaron por él, cuando se escucharon disparos. Tras el caos, un menor de edad resultó herido por arma de fuego en el rostro. 

Aunque no se pudo determinar si las fuerzas federales son responsables de la muerte del menor en Ostula, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) recomendó a la Sedena documentar con cámaras fotográficas y de videograbación sus acciones e interacciones con la población civil, para que "sea posible contar con las evidencias de que su actuación es respetuosa de los derechos humanos". 

4. CASO AYOTZINAPA

La noche del 26 de septiembre de 2014, desparecieron 43 estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero. La PGR presentó lo que llamó "la verdad histórica" del caso, en la que asegura que los jóvenes que provenían de Ayotzinapa fueron secuestrados por un grupo local de la delincuencia organizada, quien los asesinó, quemó sus restos en un basurero de Cocula y tiró las cenizas en el Río San Juan.

Sin embargo, los padres de los jóvenes normalistas rechazan la veracidad de la versión oficial del caso. Incluso, han asegurado que tienen información sobre la participación del Ejército en la desaparición de los estudiantes y han pedido que les abran las puertas del cuartel militar ubicado en Iguala, pues sostienen que elementos castrenses participaron en la desaparición forzada de los jóvenes y conocen su verdadero paradero.

5. CASO TLATLAYA

El 30 de junio de 2014, la Sedena informó que repelió una agresión y abatió a 22 presuntos miembros de la delincuencia organizada durante un enfrentamiento en Tlatlaya, Estado de México. Sin embargo, investigaciones periodísticas dieron a conocer que no todos los abatidos murieron por causa de un enfrentamiento, sino que fueron ejecutados pese a encontrarse sometidos.

Tras realizar una investigación, la CNDH emitió una recomendación por violaciones graves a los derechos humanos a la Sedena, a la Procuraduría General de la República (PGR) y al gobierno del Estado de México. 

La CNDH concluyó que la escena de los hechos en Tlatlaya fue alterada, "con la intención, muy probablemente, de simular que las muertes habían ocurrido en un contexto de enfrentamiento" y que 12 personas fueron presumiblemente privadas arbitrariamente de su vida, incluyendo a dos adolescentes.