6 veces que AMLO pareció más ciudadano que presidente de México

Presidente en clase turista.
AMLO en un vuelo comercial el pasado 2 de diciembre
Presidente en clase turista.
AMLO en un vuelo comercial el pasado 2 de diciembre

6 veces que AMLO pareció más ciudadano que presidente de México

Presidente en clase turista.AMLO en un vuelo comercial el pasado 2 de diciembre
Cuartoscuro
2018-12-11 |06:29 Hrs.Actualización12:57 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque AMLO ha prometido que con su gobierno llegará un cambio de régimen

Aunque ya es el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador sigue comportándose como si fuera un ciudadano más. ¿Por qué lo decimos? Porque pese a su investidura, sigue enfrentando situaciones cotidianas como cualquier otro mexicano. Estas son seis pruebas de ello.

1. ESCALA EN GASOLINERA

El pasado 19 de enero, el presidente AMLO acudió a Saltillo, Coahuila, para encabezar una ceremonia por el Día del Ejército. Posteriormente, AMLO se dirigió a Monterrey, Nuevo León, pero en el trayecto entre ambas ciudades se detuvo en una gasolinera para pasar al baño. ¿Te imaginaste alguna vez ver a un presidente en esa situación? 

Incluso, algunas personas que se encontraban en el establecimiento se acercaron al morenista y le pidieron fotos, reportó el diario El Norte.

2. CAFÉ DE LA ESQUINA

El pasado 8 de diciembre, AMLO realizó una gira por Nayarit en donde encabezó un acto en el que regañó a su delegado en ese estado. Pero, además, el presidente fue captado en una tienda de conveniencia preparándose un café y no precisamente fifí. El momento fue inmortalizado en una fotografía junto al cajero de ese establecimiento.

3. ENTRANDO A PALACIO NACIONAL

Desde que asumió el Poder Ejecutivo, López Obrador ha dado una conferencia de prensa cada día entre semana en Palacio Nacional. Ha sido en estos encuentros por las mañanas en los que algunas personas han logrado ingresar sin pertenecer a algún medio de comunicación, incluso una de ellas ha podido estar cara a cara con el tabasqueño.

El pasado 4 de diciembre, en la segunda conferencia mañanera del sexenio, María Zenodina logró burlar los filtros de seguridad y, cuando AMLO se retiraba, se le acercó para entregarle un documento en el que pide apoyo para las comunidades indígenas de Sinaloa.

El pasado lunes 10 de diciembre, una mujer que se identificó como Miriam Martínez y y dijo trabajar para la empresa Grupo Argo Energy, se coló en Palacio Nacional y tomó el micrófono para ofrecerle como regalo a AMLO unos estudios que, aseguró, tienen valor de millones de dólares. El vocero presidencial, Jesús Ramírez, le pidió a la mujer retirarse y respetar el trabajo de los medios de comunicación.

4. CONTACTO CON LA GENTE

Desde su campaña presidencial, AMLO prometió desaparecer al Estado Mayor Presidencial, el órgano técnico-militar que había resguardado a los presidentes de México y a sus familias, quienes solían proteger a los mandatarios en todo momento. Dicho cuerpo ya ha sido reintegrado a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Ahora, desde el primer día de su sexenio, AMLO ha mantenido su característico contacto con la gente y ha estrechado la mano de decenas de personas. Y aunque sí se ha visto a personal de seguridad a pocos metros del presidente, no se ha impedido a civiles acercarse a saludarlo. Como si no se tratara de la cabeza del Estado mexicano.

Como puedes ver, en México ya no es difícil que las personas se acercaran al presidente, aunque esto también despierta preocupaciones sobre su seguridad, como ha mencionado Beatriz Gutiérrez, su esposa.

5. HACIENDO FILAS

Otra promesa de campaña de López Obrador fue la de vender el avión presidencial que compró el gobierno de Felipe Calderón y que estrenó Enrique Peña Nieto, el cual ya fue enviado a un hangar en Estados Unidos.

Por ello, ya como mandatario, el tabasqueño ha viajado en vuelos comerciales y los mismos ciudadanos lo han captado en salas de espera de distintos aeropuertos en donde hace filas para abordar o mata el tiempo mientras espera su vuelo.

6. COCHE AUSTERO

Una muestra más de la presidencia de AMLO respecto a otros mandatarios ha sido su manera de trasladarse en la Ciudad de México. El tabasqueño ha usado un automóvil Jetta y no una camioneta, además de que no ha viajado en un convoy muy vistoso ni con guardias especiales.