5 dichos de los presidentes que pasaron a la historia

Históricos.
Aunque no siempre fueron atinados, estos presidentes han pasado a la historia por sus dichos
Históricos.
Aunque no siempre fueron atinados, estos presidentes han pasado a la historia por sus dichos

5 dichos de los presidentes que pasaron a la historia

Históricos.Aunque no siempre fueron atinados, estos presidentes han pasado a la historia por sus dichos
Especial
2018-04-06 |14:37 Hrs.Actualización14:37 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la postura del mandatario mexicano generó que incluso los aspirantes a Los Pinos cerraran filas a favor de México

El presidente Enrique Peña Nieto fue claro y conciso ante las amenazas de su homólogo estadounidense Donald Trump: dirija su frustración a su país, no a los mexicanos. 

Las palabras que el mandatario mexicano dirigió a Trump, quien busca militarizar la frontera entre ambos países, le valió el reconocimiento incluso de sus opositores, quienes respaldaron la postura del gobierno mexicano (sí, incluso Andrés Manuel López Obrador festejó el discurso). 

Pero esta no es la primera vez que las palabras de un mandatario cimbran a los mexicanos y al mundo, pues ya sea por su tino o desatino, varios dichos han pasado a la historia. Te dejamos algunos ejemplos. 

1. EL ORGULLOSO RESPONSABLE

"De lo que estoy más orgulloso de esos seis años es del año de 1968 porque me permitió servir y salvar al país"

Estas fueron las palabras que Gustavo Díaz Ordaz dijo en conferencia de prensa previó a su salida del país para irse a España, en 1977. Este exmandatario mexicano se refería a la matanza estudiantil de 1968 que tuvo lugar en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, orquestada por su gobierno. 

Pero esta no fue la única vez en que Díaz Ordaz aceptó y defendió sus acciones. El 1 de septiembre de 1969, un año después de la matanza estudiantil, asumió, sin ningún empacho e incluso con orgullo, la responsabilidad de dicho suceso. 

"Asumo íntegramente la responsabilidad personal, ética, social, jurídica, política e histórica por la decisiones del gobierno en relación con los sucesos del año pasado"

Y justamente un año antes, en septiembre del 68, Díaz Ordaz lanzó una advertencia a los simpatizantes del movimiento estudiantil. 

"Hemos sido tolerantes hasta excesos criticados, pero todo tiene un límite y no podemos permitir ya que se siga quebrantando el orden jurídico"

2. EL MOCHO

Este discurso de Luis Echeverría Álvarez merece ser recordado y no por emotivo, sino todo lo contrario. 

Durante su cuarto informe de gobierno, en 1974, este priista dio un discurso ante el Congreso de la Unión con gran carga ideológica. En él, Echeverría Álvarez aseguró que los terroristas, secuestradores y delincuentes estaban integrados por hombres y mujeres que provenían de hogares disfuncionales y con "un alto grado de homosexualidad". 

3, HASTA LAS LÁGRIMAS

Durante su último informe de gobierno, el 1 de septiembre de 1982, José López Portillo, dio un discurso en el cual se conmovió hasta las lágrimas. 

Ante legisladores, López Portillo pidió perdón a los "desposeídos y marginados" por la desigualdad social. 

"A los desposeídos y marginados, a los que hace seis años les pedí un perdón, que he venido arrastrando como responsabilidad personal -excúsenme por favor, como si fuera exclusiva por haberlo formulado-, les digo que hice todo lo que puede para organizar a la sociedad y corregir el rezago; que avanzamos; que si por algo tengo tristeza es por no haber acertado a hacerlo mejor"

4. LA IGNORADA

A punto de concluir su gobierno, Carlos Salinas de Gortari, prácticamente ignoró a la izquierda mexicana: el PRD. 

Al rendir su último informe de gobierno, el 1 de septiembre de 1994, el priista se enfrentó a un Congreso en donde había oposición, representada por los legisladores del Sol Azteca, quienes interrumpieron en varias ocasiones el discurso del entonces presidente. 

¿Qué hizo Salinas? El mandatario solamente dirigió a sus opositores un claro y llano: "ni los veo ni los oigo". 

5. "COMES Y TE VAS"

El primer presidente de oposición, Vicente Fox Quesada, nos regaló varias frases y dichos que permanecen en la memoria colectiva, aunque no positivas. 

Sin embargo, la que más trascendencia política tuvo fue el ya famoso "comes y te vas" que le dirigió al entonces presidente cubano, Fidel Castro. 

La historia es esta: Todo ocurrió en la víspera de la Conferencia Internacional sobre la Financiación del Desarrollo que se realizó en Monterrey, Nuevo León, en 2002  y a la cual Fidel Castro fue invitado por la ONU. El entonces mandatario cubano confirmó su asistencia un par de días antes del inicio del evento, por lo que Fox lo llamó y le dijo que su asistencia lo metía en una "gran cantidad de problemas de seguridad y atención" y que "no era muy de amigos" confirmar con tan poco margen de tiempo. 

Sin embargo, el mandatario mexicano le propuso un plan al cubano: asistir para dar discurso, ir al almuerzo oficial y retirarse. O sea, prácticamente le propuso que comiera y se fuera a Cuba o "a donde él gustara ir" (sí, así le dijo). 

Esta fue la conversación: