¿2018? Me voy a esperar, le dice José Antonio Meade a Adela Micha

2017-06-28 |22:50 Hrs.Actualización23:03 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque también suena para ser presidenciable

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, afirmó que todavía no define sus aspiraciones políticas rumbo al 2018, pues aún ni siquiera hay reglas claras, por lo cual tendrá que "esperar".

En entrevista con Adela Micha, para El Financiero Bloomberg, el exsecretario de Sedesol dijo que tiene ambiciones y aspiraciones políticas, aunque no afirmó ni negó su participación en las elecciones presidenciales del siguiente año.

Síguenos en Twitter @nacion321

"En el sector público, el que está ambicionando otro puesto está haciendo mal su chamba", dijo Meade para evadir una respuesta concreta.

"Hay que darle tiempo a todo esto, hay que esperar y sobre todo sacar la chamba", agregó.

José Antonio Meade no es miembro del PRI y, según él, por eso mismo no se preocupa en ser el candidato tricolor "ya que los estatutos no lo permiten".

"Si tuvieras que cambiar los estatutos y hacerte priista, ¿lo harías?”, le preguntó Adela Micha. "Hay que esperar", reviró el funcionario.

¿AMIGOS O ENEMIGOS?

Cuando Adela Micha lo cuestionó sobre un posible distanciamiento con Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores y que también suena para la candidatura presidencial priista, esto respondió Meade:

"Somos amigos desde hace 30 años, fuimos compañeros del ITAM y hoy la diferencia de trincheras no opaca las amistades. Caminaremos juntos", dijo el titular de Hacienda.

Meade Kuribeña es licenciado en Derecho por la UNAM y en Economía por el ITAM, donde coincidió con el canciller Luis Videgaray. Asimismo, dice tener “cariño de hermano” por Ernesto Cordero, el senador panista que fue su jefe en Hacienda durante el sexenio de Felipe Calderón.

Finalmente, el secretario de Hacienda dijo que no conoce a Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena, y que el senador independiente Armando Ríos Piter, que fue electo por el PRD en 2012, es “brillante” y tiene “una gran emoción social”.