¿Rentas tu inmueble? Estas son las señales de un buen inquilino

Busca a los mejores inquilinos, recuerda que le estas confiando el uso de tu patrimonio a perfectos desconocidos
Busca a los mejores inquilinos, recuerda que le estas confiando el uso de tu patrimonio a perfectos desconocidos

¿Rentas tu inmueble? Estas son las señales de un buen inquilino

El ideal.Busca a los mejores inquilinos, recuerda que le estas confiando el uso de tu patrimonio a perfectos desconocidos
Nación321
2020-04-11 |08:45 Hrs.Actualización08:45 Hrs.

Al alquilar una propiedad es común sentirse incómodos ante la idea de ceder el uso de nuestro patrimonio a perfectos desconocidos. La idea de terminar con inquilinos problemáticos que no cumplan con el pago de la renta, o peor aún, dañen la propiedad o se nieguen a desalojar, puede ser muy intimidante.

Una de las cosas más importantes que debes saber antes de rentar una casa es cómo identificar un buen inquilino. Aunque cada arrendador tiene sus preferencias, existen características fáciles de identificar que te harán saber si encontraste al arrendatario perfecto para tu propiedad.

Una buena apariencia

Guiarse únicamente por las apariencias no es un buen modo de elegir a un nuevo inquilino, sin embargo estudiar este aspecto te puede decir mucho sobre la personalidad de un individuo.

Organiza una entrevista para conocer a tu futuro inquilino en persona, pregúntales amistosamente sobre ellos, su familia o la razón por la cual les interesa tu propiedad. Durante esta entrevista debes prestar atención a su comportamiento o la manera en la que se desenvuelven y decidir si te generan confianza.

La solvencia económica

El modo más fácil de saber si un inquilino podrá costear la renta de tu propiedad es conocer sus ingresos mensuales. Generalmente se recomienda que el costo del alquiler de una propiedad sea igual o menor al 30% de los ingresos del arrendatario.

Para comprobar sus ingresos se solicitan comprobantes como recibos de nóminas o estados de cuenta. De preferencia estos deben ser recientes para reflejar el estado financiero actual del arrendatario.

Para mayor seguridad, puedes investigar su estabilidad laboral o solicitar el pago de un depósito inicial que cubra daños a la propiedad, así como el monto de la renta por adelantado.

Buenas referencias

Puedes obtener información sobre la persona interesada en tu propiedad a través de las referencias que otorguen su empleador, amigos, familiares, o antiguo arrendador. Esto te será útil para conocer a la persona y deducir si será un buen inquilino.

Pedir referencias de antiguos arrendadores es muy útil para identificar cómo se comportará tu futuro inquilino: si pagaba a tiempo, cuidaba la propiedad, causó algún problema durante su estancia, etc. 

Admás también considera, si se da la oportunidad, preguntar por qué terminó su anterior contrato de arrendamiento, ya que algunas razones son señal de que este no es un buen arrendatario porque no pagó den tiempo y forma, incumplió el reglamento del fraccionamiento, es conflictivo con los veinos o dañó la propiedad.

Cuenta con un aval

El aval es un tipo de referencia que hará que el dueño de la propiedad se sienta más tranquilo al ceder el uso de su inmueble al arrendatario. Existen dos tipos de avales que se pueden solicitar al rentar una casa.

Aval personal: Un aval personal es una persona que se compromete a cubrir los gastos del inquilino en caso de que este no cumpla con el monto de la renta o con otros gastos que provoque al habitar la propiedad.

Aval bancario: Es un apoyo de parte de una institución financiera que se compromete a cubrir los gastos del inquilino, pero para ello el interesado debe cumplir con los requisitos que le impongan. Estos requisitos varían de banco a banco, pero generalmente se relacionan con tener una fuente de ingresos constante, un buen historial en el buró de crédito y no tener deudas mayores con la institución seleccionada.

Es comprensivo y accesible

Un buen inquilino comprenderá que te preocupa proteger tu patrimonio y por ello es que estableces requisitos como realizar una entrevista o ser evaluado a través de su comprobante de ingresos, referencias, aval, entre otros.

Si encontraste un buen arrendatario, éste no debe tener problema con negociar las cláusulas del contrato de arrendamiento o del reglamento de inquilinos y busca resolver las discrepancias que existan entre ustedes.

Su estilo de vida

Muchos factores dependen del estilo de vida del arrendatario, como el tiempo que permanecerá rentando la propiedad, los daños que esta pueda sufrir o las modificaciones que le sean necesarias.

Si te interesa una mayor estabilidad en tus ingresos por arrendar propiedades, lo mejor es que busques rentar tu casa a una familia, aunque si tiene niños puede causar más daños a la propiedad que alguien que viva solo.

Es importante que tomes el tiempo necesario para evaluar si el estilo de vida de un individuo o familia se adapta a lo que buscas en un arrendatario y si el tiempo que permanecerán en la propiedad y el trato que le darán a tu propiedad te parece adecuado.

Ahora que sabes cómo elegir un buen inquilino, en Vivanuncios es muy fácil anunciar tu propiedad en renta a miles de interesados. ¿Listo para encontrar tu arrendatario ideal?