Cómo vivir con roomies y no morir en el intento

Vivir con roomies puede ser una bendición... o una pesadilla
Vivir con roomies puede ser una bendición... o una pesadilla

Cómo vivir con roomies y no morir en el intento

Prueba de fuego.Vivir con roomies puede ser una bendición... o una pesadilla
Especial
2020-02-28 |16:26 Hrs.Actualización16:26 Hrs.


Es usual pensar que rentar una casa con más personas hará que las responsabilidades en el hogar sean menores. Si bien no estamos del todo equivocados, debemos considerar que vivir con roomies también implica otras situaciones que se deben cumplir si se quiere convivir de forma saludable y aprovechar al máximo las ventajas de compartir departamento.

Si estás próximo a mudarte a un espacio con más compañeros y quieres conocer lo bueno y lo malo de compartir un hogar, echa un vistazo a la información que recopiló Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay.

LO BUENO

Lo primero que hay que tomar en cuenta como punto positivo de vivir con roomies, es que nos permite estar acompañados, algo muy importante para nuestro estado de ánimo. 

Además, saber que hay alguien más cerca de nosotros provoca tranquilidad, pues en el caso de un imprevisto sabes que no estás solo. El hecho de que puedas hacer cualquier tipo de actividad con tu compañero de 'depa',  como ir a la tienda o hacer limpieza en equipo, ayuda a alejar la sensación de soledad en nuestras vidas.

Otra de las grandes ventajas de vivir con alguien es poder compartir las responsabilidades económicas como el pago de luz, gas, agua, limpieza, teléfono, internet y televisión de paga. Esto te permitirá ahorrar y crearte hábitos financieros saludables

No olviden repartirse los pagos y colocar un calendario con las fechas de corte de cada servicio, el monto y quién es el encargado de realizar dicho pago.

Cuando compartimos el espacio con roomies, cada uno puede aportar a la ambientación con los muebles que posea, así se darán cuenta que hay muchas cosas que ya no son necesarias de comprar.

Las tareas de limpieza son una de las razones que provoca más conflictos a la hora de vivir con alguien, así que si eres de los que no les gusta hacer tareas del hogar, la mejor solución es cooperar entre todos y contratar a una persona que haga el aseo. Con esto, el departamento siempre estará en óptimas condiciones.

LO MALO

Pero como no todo lo que brilla es oro y en cuestión de roomies no es la excepción, te dejamos la otra cara de la moneda para que le vayas calando a esto de vivir con tus cuates... o un completo desconocido.

Una de las principales cosas a dialogar es el tema de las visitas pues muchas veces resulta incómodo que la pareja de tu rommie se la pase todo el día en el 'depa' sin hacer contribuciones, o nunca falta el amigo gorrón que cad que va se come todo lo que hay en el refri..

Quizás algunos no se tomen de buena manera establecer acuerdos y se sientan tensos tratando algunos temas, pero tendrán que hacerlo para evitar conflictos a futuro. 

Y sí, como lo mencionamos líneas arriba, el asunto de la limpieza es una de las cosas que más conflicto causa, así que la mejor forma de llevar el tema es hablando desde un principio qué cosas limpia cada quién.

Además es importante que siempre mantengas limpias las áreas comunes para no causar conflictos.

Una pregunta que debemos hacernos al rentar una casa con roomies es ¿qué tan estables son nuestros ingresos? Ya que es un compromiso a largo plazo que requiere de formalidad, tenemos que pensar seriamente si nuestro trabajo podrá respaldar la obligación de pago por el periodo de tiempo que establece el contrato.

Los pagos a destiempo suelen ser un problema común entre los roomies desorganizados, en ocasiones es porque somos olvidadizos y en otros casos, porque no tenemos el dinero a tiempo y no podemos hacer nuestro aporte en la fecha pactada. 

Este tipo de situaciones genera inconformidad entre los compañeros de casa, por lo que se debe evitar a toda costa siendo responsables tanto con los pagos delegados, como con los términos y fechas que se acordaron el principio.

Algo que es inevitable cuando vamos a vivir con amigos u otras personas en una misma casa es tener habitaciones de uso común, tales como la cocina, el cuarto de lavado, el baño y quizás algún estudio. 

Por esta razón, tenemos que establecer horarios de uso en estas habitaciones y evitar choques a la hora de usar la ducha, por ejemplo. También es bueno que definamos si las cosas deben ser devueltas a su lugar después de usarse.

La despensa es un asunto que tenemos que discutir desde antes de iniciar nuestra aventura con roomies, la pregunta clave es ¿individual o compartida?

Si bien la primera opción es la ideal en cuanto a los alimentos y productos de higiene personal, creemos que hay cosas que se pueden compartir, por ejemplo los productos de limpieza y detergentes para el lavado de ropa.

CONSEJOS

Aún cuando todas las reglas de convivencia con roomies se encuentran definidas, a veces las cosas se pueden salir un poquito de control por lo que no está de más que sigas estos consejos.

Por ejemplo, si en algún momento uno de los compañeros deja la casa, es necesario tener un ahorro que pueda cubrir gastos como la renta y otros servicios básicos tengan una fecha límite de pago.

Si la memoria y la organización no es nuestro fuerte, es recomendable colocar en una pared visible algún tipo de tablero con información de las actividades delegadas a cada uno de los roomies, por ejemplo, a quién le toca pagar cada servicio y en qué fechas, a quién le toca sacar la basura, a quién le toca lavar el baño, etc. 

Esto ayudará a formar mejores hábitos entre roomies.

Podría darse el caso que alguno de los roomies se muestre inconforme por pagar la misma cantidad de renta mientras usa una habitación más pequeña o que tenga características inferiores a las de los demás, si esto sucede, lo justo es definir una aportación equitativa con relación al espacio que está usando.

Ahora que conoces los puntos positivos y negativos de vivir con roomies, te dejamos un enlace en el que podrás ver todas las opciones de casas y departamentos que podrías rentar con más personas.