'El Mochomito’ sale del reclusorio de Puente Grande

Jesús Alfredo Beltrán Guzmán había sido detenido el 9 de diciembre de 2016
Jesús Alfredo Beltrán Guzmán había sido detenido el 9 de diciembre de 2016
Jesús Alfredo Beltrán Guzmán había sido detenido el 9 de diciembre de 2016
Jesús Alfredo Beltrán Guzmán había sido detenido el 9 de diciembre de 2016

'El Mochomito’ sale del reclusorio de Puente Grande

'El Mochomito’Jesús Alfredo Beltrán Guzmán había sido detenido el 9 de diciembre de 2016
Especial
Juan Carlos Huerta / Corresponsal
2021-09-03 |12:48 Hrs.Actualización12:48 Hrs.

JALISCO.- Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, hijo mayor del extraditado capo Alfredo Beltran Leyba, ‘el Mochomo’, fue liberado del Reclusorio Metropolitano de Jalisco, por orden judicial, después de de purgar casi cinco años de cárcel, de los diez que se dictaron en su condena original, y que un Tribunal redujo a 9 años, por los delitos, de posesión de cocaína con fines de comercio y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, se le impuso también el pago de multas por más de 16 mil pesos. 

El conocido como ‘Mochomito’, en alusión al apodo de su padre, fue detenido el 9 de diciembre de 2016, al salir de una barbería en la colonia Ciudad Granja de Zapopan, en un operativo de policías federales que lo interceptaron junto s sus subalternos, Joel Eduardo, Baudelio, Gerardo Eddy y Jesús Rafael, viajaban en un Jetta y un Golf, donde transportaban tres kilos 878 gramos de cocaína, un fusil AR-15 calibre 223, una subametralladora calibre 5.7, una pistola calibre nueve milímetros y dos armas tipo escuadra calibre 38 Súper, además de proyectiles útiles y una granada de fragmentación, así como cien billetes de 500 pesos. 

Al registro de su detención, en su declaración ministerial, el joven sinaloense, se dijo soltero, agricultor de oficio, y ganadero, con ingresos semanales de 5 mil pesos; en tanto uno de sus cómplices dijo ser estudiante de criminología y criminalística, otro se ostento como comerciante de ropa, otro dijo ser técnico de piloto aviador; el otro aseguró tener una licenciatura trunca de ingeniero agrónomo y dedicado a la compraventa de autos, y el último presumió ser estudiante de derecho. Todos los detenidos fueron internados en el Reclusorio Metropolitano. 

El también llamado ‘Alfredillo’ había llegado a Jalisco porque ya era muy perseguido en Culiacán, Sinaloa,  donde comandaba a un grupo denominado ‘los Mazatlecos’, según reportes de inteligencia de la Jaliscola Comisión Nacional de Seguridad (CNS). Es sobrino de Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán Loera, considerado autor intelectual y material del secuestro de sus hijos de “El Chapo”, Jesús Alfredo e Iván Guzmán Salazar, ocurrido en el restaurante La Leche, de Puerto Vallarta, Jalisco. Se le señala como responsable de orquestar un ataque con un comando de más de 50 hombres en el llamado Triángulo Dorado, donde se ubica la hacienda de María Consuelo Loera Pérez, madre de ‘el Chapo’ .

También habría ordenado secuestros y homicidios de integrantes de otros grupos delictivos antagónicos al grupo criminal de los Beltrán Leyva.

El joven, de 30 años de edad, era considerado líder del autogobierno en el Reclusorio Metropolitano de Puente Grande, una cárcel de alta seguridad a cargo del gobierno de Jalisco.

Versiones de familiares de reclusos exponen que torturaba a los presos y les hacía cobros a través de dos supervisores penitenciarios. Incluso fue amenazado mediante videos que circularon por redes sociales y se exponía que era apoyado por dos supervisores carcelarios identificados como Ricardo y Filemón.

 Desde el primer momento se responsabilizó a integrantes del Cártel de Sinaloa como autores del audiovisual amenzante, protagonizado por un hombre que viste camisa a cuadros rojos y blancos, cubierto por un chaleco antibalas y con el rostro cubierto con un paliacate que hacía paracer su cara a la de una calavera, y con lentes oscuros.

El padre de ‘El Mochomito’ fue detenido en 2008, y extraditado a Estados Unidos en noviembre de 2014, es enjuiciado en la Corte de Distrito de Columbia, por tráfico de drogas; su aprehensión significó el rompimiento con Cártel del Pacífico, ya que se acusó a “El Chapo” de entregarlo al Ejército.