Eduardo Arellano Félix, exlíder del Cártel de Tijuana, es repatriado a México

Está acusado de lavado de dinero y conspiración para el uso de ganancias ilícitas en Estados Unidos
Está acusado de lavado de dinero y conspiración para el uso de ganancias ilícitas en Estados Unidos
Está acusado de lavado de dinero y conspiración para el uso de ganancias ilícitas en Estados Unidos
Está acusado de lavado de dinero y conspiración para el uso de ganancias ilícitas en Estados Unidos

Eduardo Arellano Félix, exlíder del Cártel de Tijuana, es repatriado a México

Eduardo Arellano Félix, ‘El Doctor’.Está acusado de lavado de dinero y conspiración para el uso de ganancias ilícitas en Estados Unidos
Cuartoscuro
Perla Reséndez/Corresponsal
2021-08-23 |19:26 Hrs.Actualización19:26 Hrs.


Luego de permanecer 13 años en una cárcel de Pensilvania, esta tarde, autoridades de seguridad de Estados Unidos, deportaron por el Puente Nuevo al exlíder del Cartel de Tijuana, Eduardo Arellano Félix, alias “El Doctor”.

A través de un operativo conjunto de seguridad entre México y Estados Unidos, poco antes de las 6:00 de la tarde se llevó a cabo en el Gateway International Bridge o “Puente Nuevo” que une a las ciudades de Brownsville, Texas y Matamoros en Tamaulipas, la entrega del delincuente.

En el lado mexicano, elementos del Ejército Mexicano y la Fiscalía General de la República (FGR) ya esperaban a Eduardo Arellano Félix a quien se le cumplimentó una orden de aprehensión por delitos de delincuencia organizada, entre otros.

“A las 17:15 horas de hoy, en el Puente Internacional Brownsville-Matamoros, la Fiscalía General de la República (FGR), y el Ejército Mexicano recibieron a Eduardo ‘A’, para el cumplimiento de una orden de aprehensión en su contra, otorgada por un Juez Federal, por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada, contra la salud y asociación delictuosa”, señaló la FGR.

Arellano Félix fue detenido en 2008 en Tijuana, Baja California, para ser posteriormente extraditado a los Estados Unidos de América en 2012 por numerosas acusaciones de diversos delitos, respecto a lo cual las autoridades de ese país ofrecían una recompensa de cinco millones de dólares.

Asimismo, fue condenado a 15 años de cárcel y, en razón de su cooperación con las autoridades de ese país, fue condenado sólo por dos de los siete cargos por los que fue acusado en su extradición.

Después de cumplir esa parte de condena en una prisión federal de baja seguridad en Allentown, Pensilvania, las autoridades migratorias de los Estados Unidos de América (Servicio de Control de Inmigración y Aduanas), lo pusieron a disposición de las autoridades mexicanas.

La Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada (FEMDO), que gestionó y obtuvo la orden de aprehensión correspondiente, cumplimentó la misma y procederá a ponerlo a disposición del Juez en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1 “El Altiplano”, en el Estado de México.