Chihuahua aplica nuevas restricciones para controlar COVID-19

El mandatario reconoció que las medidas era mucho más estrictas, pero necesarias
El mandatario reconoció que las medidas era mucho más estrictas, pero necesarias

Chihuahua aplica nuevas restricciones para controlar COVID-19

Javier Corral.El mandatario reconoció que las medidas era mucho más estrictas, pero necesarias
Gobierno del Estado
2020-11-04 |12:06 Hrs.Actualización12:06 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Chihuahua fue el primer estado en pasar de amarillo a rojo

Chihuahua emitió una alerta sanitaria en la que establece la suspensión de diversas actividades durante las noches y madrugadas, y por los siguientes dos fines de semana, como parte de las medidas de restricción para reducir la movilidad de personas y detener la propagación de contagios por COVID-19.

Los acuerdos tomados por el Consejo Estatal de Salud, establecen además la limitación en el servicio del sistema de transporte público. 

El anuncio fue realizado por el mandatario estatal.

El gobernador Javier Corral anunció que enviará al Congreso del Estado una iniciativa de ley para establecer el uso obligatorio del cubrebocas en la entidad, que incluye sanciones a quienes no lo porten.

Explicó que conforme a lo acordado por el Consejo Estatal de Salud, se hará el cierre y suspensión de todas las actividades y establecimientos en horarios de lunes a jueves de las 19:00 a las 06:00 horas, y de las 24:00 horas del viernes a las 06:00 horas del lunes siguiente.


Durante esos periodos, solo permanecerán abiertos los servicios hospitalarios y de equipos médicos, las clínicas, los laboratorios de rayos X, veterinarias y farmacias que operen en local independiente y deberán permanecer cerradas las que se ubiquen al interior de supermercados o tiendas.

Además, en sábado y domingo sólo podrán abrir las tiendas de abarrotes, carnicerías, panaderías, tortillerías y tiendas de conveniencia que tienen una extensión menor de 300 metros cuadrados de área comercial. Las tiendas departamentales y supermercados deberán permanecer cerradas.

También podrán abrir las procesadoras de alimentos básicos y perecederos, servicios de seguridad pública y privada, equipos de auxilio y de protección civil, los servicios básicos de energía eléctrica, agua y comunicaciones solo para mantenimiento.

Además del servicio postal, podrán operar los ajustadores de compañías aseguradoras, los restaurantes solo con servicio a domicilio, con apoyo de las plataformas digitales; además los hoteles, gasolineras, gaseras, servicios funerarios, aeropuertos, servicios ferroviarios, carreteras y terminales de autobuses.

Corral añadió que en el caso del servicio de transporte público quedará restringido los fines de semana y solo se permitirá la circulación de unidades cuya ruta circula cerca de los hospitales o centros de atención médica de primer nivel, para asegurar el transporte de personal y de pacientes.

De común acuerdo con representantes de la industria maquiladora, se estableció además la suspensión de actividades en sábado y domingo; entre semana su operación continuará sin restricción alguna.

El mandatario dio a conocer que adicional a estas medidas, enviará al poder Legislativo una iniciativa que establece los usos, las formas, la obligación y las sanciones para las personas que no usen cubrebocas en el estado.

“Se trata de una estrategia e instrumentos que científicos, expertos e investigadores, han determinado crucial para evitar contagios y disminuir la transmisión de la enfermedad o desarrollo del síndrome, en esta capacidad de mutación que ha tenido el COVID-19”, explicó.

Aceptó que se trata de medidas que son más drásticas en comparación con las tomadas con anterioridad, pero que son absolutamente necesarias por el momento en que se encuentra el estado, en cuanto al alza de contagios y la saturación de pacientes en los hospitales.

“Estamos convencidos que si damos cabal cumplimiento a las medidas y damos seguimiento puntual a la operación en su vigilancia, podremos volver a los niveles de atención que teníamos a lo largo de estos 8 meses de pandemia y podremos evitar más muertes en el estado”, afirmó.

El crecimiento en el número de contagios en el territorio estatal inició a partir del 21 de septiembre, cuando pasó al color amarillo del semáforo epidemiológico.

Las cifras detallan que este repunte ocasionó la saturación de camas en los hospitales públicos y privados.

“Manteníamos disponibilidad hospitalaria de casi el 50 por ciento y a eso queremos regresar, no queremos seguir en esta circunstancia tan dramática y abrumadora de tener qué decidir a qué persona se le brinda una cama y a qué persona no, eso es muy delicado”, externó Corral.

El secretario de Salud, Eduardo Fernández, añadió que paralelo a estas medidas, se incrementará la capacidad hospitalaria mediante la reconversión de espacios dispuestos para la atención de otras enfermedades, en coordinación con las instituciones de salud del orden federal.