Millennials no creen que AMLO sea un peligro ni que Rusia interviene en elección

2018-04-02 |20:32 Hrs.Actualización16:37 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque en el 2006, empresarios y políticos de derecha decían que López Obrador era un peligro para el país

La frase: "Andrés Manuel López Obrador es un peligro para México", creada en 2006 por el publicista Antonio Sola, dejó de tener sentido para los millennials.

De acuerdo a una encuesta realizada por Nación321 a jóvenes de 18 a 36 años, el 67% de ellos no cree en dicha frase, en contraste con el 24% de los millennials que tiene esa idea.

De hecho, no solo los millennials creen que López Obrador ya no es un peligro, sus antiguos adversarios también cambiaron de opinión y hasta son parte de su proyecto. 

Por ejemplo, el empresario Alfonso Romo apoyó la campaña de desprestigio contra el candidato de Morena, que incluyó señalarlo como un peligro para México. Sin embargo, para 2012, la opinión de Alfonso Romo cambió drásticamente y ahora es uno de sus colaboradores más cercanos del tabasqueño.

Los millennials lo tienen claro, 51% votaría por AMLO

El propio Sola considera que la frase ya no es vigente porque el aspirante a Los Pinos ha evolucionado y cree que es el único que representa a la ciudadanía que está cansada y que tiene mucha ira.


En 2006, cuando López Obrador participó en el proceso electoral presidencial, fue blanco de una campaña que él mismo llamó "guerra sucia", en la que sus adversarios, principalmente el PAN y su candidato Felipe Calderón, difundieron la idea de que el entonces perredista era un "peligro para México". 

En los mensajes, Acción Nacional criticaba las políticas de López Obrador, quien fue jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal entre 2000 y 2005.

Años más tarde, Andrés Manuel aseguró que dicha frase impactó negativamente en su imagen y tardó varios años en revertirla.

"En 2012 tuvimos que enfrentar todo el desprestigio que se produjo por la guerra sucia y por el fraude de 2006, lo del peligro para México impactó hasta el 12, esto nos costó bastante trabajo remontarlo, sí les funcionó la guerra sucia, fueron años muy difíciles después de 2006, de mucho rechazo porque nos bombardearon, nos satanizaron y aguantamos", dijo el aspirante presidencial.

RUSIA NO ES UN PELIGRO

Ahora, en este proceso electoral, se vincula a Andrés Manuel López Obrador con Rusia. A través de redes sociales se difundieron algunas grabaciones y capturas de pantalla de una llamada que tiene como objetivo "demostrar" que el tabasqueño recibe apoyo de los rusos.

Incluso, Javier Lozano, quien forma parte del equipo de campaña de José Antonio Meade, candidato del PRI, le cambió el nombre a López Obrador y aseguró que ahora sería "Andrés Manuelovich". El aspirante presidencial de Morena lo tomó con humor y hasta sacó provecho de la situación.

Pero a todo esto ¿qué opinan los millennials?

Según la encuesta de Nación321, el 65% de los encuestados no cree que hackers rusos vayan a intervenir en las elecciones mexicanas como supuestamente lo hicieron en las elecciones de Estados Unidos para que ganara Donald Trump.

Y todo esto de los rusos comenzó porque el 15 de diciembre, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, H.R. McMaster, aseguró en un video que había señales iniciales de que Rusia estaba interfiriendo en los comicios mexicanos.

“El gobierno ruso lanzó una sofisticada campaña para influir en las próximas elecciones presidenciales de México e intensificar la división”, aseguró, en aquella ocasión, el funcionario de la Casa Blanca.

METODOLOGÍA

La Encuesta Voto Millennial Nación321 fue realizada en vivienda del 9 al 14 de marzo pasado a 430 jóvenes de entre 18 y 36 años, en las 32 entidades federativas. 

Se empleó un muestreo probabilístico polietápico y se eligieron 85 secciones electorales como puntos de levantamiento; la tasa de rechazo a las entrevistas fue de 54%.

Con un nivel de confianza de 95%, el margen de error de la encuesta es de +/-4.7%. Realización: Alejandro Moreno. Patrocinio: Nación321 y El Financiero.

Los resultados reflejan las preferencias electorales y las opiniones de los encuestados al momento de realizar el estudio y son válidos para esa población y fechas específicas. Se entrega copia del estudio y sus características metodológicas al Instituto Nacional Electoral. 

Revisa la encuesta completa aquí.