WTF! Aspirante del PRI a una alcaldía cree que Monterrey es un estado

La joven de 23 años buscará ser la nueva alcaldesa de Rayones, un municipio localizado en el estado de Nuevo León
La joven de 23 años buscará ser la nueva alcaldesa de Rayones, un municipio localizado en el estado de Nuevo León

WTF! Aspirante del PRI a una alcaldía cree que Monterrey es un estado

Epic fail de novataLa joven de 23 años buscará ser la nueva alcaldesa de Rayones, un municipio localizado en el estado de Nuevo León
Especial
2018-02-11 |14:49 Hrs.Actualización14:54 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el PRI prometió a sus jóvenes militantes que tendrían acceso a puestos de elección popular

Deisy Karely Salinas de la Fuente es una de las jóvenes priistas que contenderá para ser la nueva alcaldesa del municipio de Rayones, ubicado en Nuevo León. Salinas de la Fuente tiene 23 años, apenas terminó la preparatoria y es hija de Jaime Salinas Valdez, quien gobernó Rayones de 2009 a 2012.

Y quizá la falta de experiencia provocó que cometiera su primer fail en la política, pues al cuestionarla sobre sus estudios y su experiencia, la joven se confundió un poquito y explicó a los reporteros que aunque tenía la preparatoria, se mudó al "estado de Monterrey", sí, estado de Monterrey, para continuar sus estudios.

"Voy empezando mi trayectoria políticamente hablando, pero pues vengo dispuesta a echarle todas las ganas y salir adelante", dijo en una entrevista tras su registro ante la comisión estatal del PRI.

La joven dijo que la única experiencia que tiene en la política es haber estado acompañando a su padre durante su campaña... sí hace 9 años cuando ella solo tenía 14.

Respecto a su propuesta de gobierno, dijo que se enfocará en los jóvenes, "porque de alguna manera u otra estoy joven y sé lo que estamos buscando en el futuro"  y también quiere generar más oportunidades de empleo, terminar con la pobreza e impulsar el turismo en la zona.

La ley no establece un mínimo de estudios para ser candidato a un cargo de elección popular; sin embargo, en redes sociales no se hicieron esperar los ataques y la calificaron de "vividora" y "corrupta".