Woldenberg: Alarmante que se ataque al árbitro electoral

El Presidente ha salido en defensa del aspirante a gobernar Guerrero
El Presidente ha salido en defensa del aspirante a gobernar Guerrero
El Presidente ha salido en defensa del aspirante a gobernar Guerrero
El Presidente ha salido en defensa del aspirante a gobernar Guerrero

Woldenberg: Alarmante que se ataque al árbitro electoral

AMLO y Salgado Macedonio.El Presidente ha salido en defensa del aspirante a gobernar Guerrero
Nación321
Nación321
2021-04-19 |07:08 Hrs.Actualización07:08 Hrs.

Nunca había visto una "ofensiva" como la que se vio la semana pasada, donde, luego de no resultar beneficiado el partido en el poder, se arremetiera contra el árbitro electoral desde la Presidencia; es “alarmante” en un país en el que el poder debe estar regulado, dividido y vigilado, consideró José Woldenberg académico, investigador y exconsejero presidente de lo que fue el Instituto Federal Electoral (IFE, hoy INE).

En entrevista para “La Silla Roja”, en el El Financiero-Bloomberg, defiende al organismo autónomo, a sus consejeros y a la democracia que –advierte– le ha costado mucho trabajo construir a México y que “no se trata de un invento de la academia ni un artículo de importación”.

El académico se refiere en particular a las precampañas de Félix Salgado y Raúl Morón en Guerrero y Michoacán, que detonaron el enojo presidencial y que, “sin argumento alguno”, disparó y amagó con cambiar la ley.

En principio, y aunque mucha gente pudiera pensar que la cancelación de la candidatura es una sanción rígida o desproporcionada, advierte que “no se le puede pedir a la autoridad que no aplique la ley”, el instituto “hizo lo correcto”.

En cuanto al partido, cuestionó que no haya existido autocrítica, pero sobre todo ante un requisito que los mismos seguidores del presidente López Obrador habrían impulsado en 2012, cuando se adecuó la regla, precisamente para fiscalizar a los jugadores, y, “si no se entrega, no hay registro”.

Y en lo que se refiere a las expresiones del Presidente y del aspirante de su partido, lo describe como una “imagen alarmante”, pues amenazar a los consejeros “es haber rebasado un límite”, por lo que resume: “¿A quién debe hacerle caso el INE, al Presidente, a Morena o a la Constitución? Desde mi punto de vista la respuesta es obvia, la autoridad tiene que hacerle caso a la Constitución”.

Finalmente, habla sobre el camino democrático que, pareciera, “fuimos incapaces de sentirnos orgullosos”, y muestra de ello está en dichas expresiones, que sólo son equiparables con actitudes de gobiernos autoritarios de la década de 1950, de dictaduras, o de un poder que no quieren ser vigilado.

"A mí me gustaría que como país fuéramos capaces de discernir qué es lo que hay que mantener, reformar, y que hay que desechar, y estoy convencido de lo que no debemos desechar es el formato ni las instituciones democráticas", sostiene.