VIDEO: Estos políticos prometían un buen gobierno y terminaron en la cárcel

Promesas.
Estos candidatos prometían un gobierno de valores y justicia pero su actuar dejó mucho que desear
Promesas.
Estos candidatos prometían un gobierno de valores y justicia pero su actuar dejó mucho que desear

VIDEO: Estos políticos prometían un buen gobierno y terminaron en la cárcel

Promesas.Estos candidatos prometían un gobierno de valores y justicia pero su actuar dejó mucho que desear
Especial
2018-03-13 |06:05 Hrs.Actualización06:05 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque políticos de todos los partidos han tenido problemas con la ley al acabar su gobierno

"El prometer no empobrece, el dar es lo que aniquila".

Así reza el refrán mexicano y a un par de semanas de que comiencen las campañas presidenciales, recordamos algunas de las promesas que hicieron políticos en campaña, en las que aseguraban que gobernarían con honestidad en sus estados o municipios pero terminaron en problemas con la ley y fueron encarcelados.

Y es que del plato a la boca, se cae la sopa.

JAVIER DUARTE DE OCHOA

Era febrero de 2010 y el entonces precandidato al Gobierno de Veracruz por el PRI, Javier Duarte de Ochoa, tenía un brillante futuro en la política.

El exsecretario de Finanzas del gobierno veracruzano y entonces diputado federal era visto como uno de los políticos que formaban parte del nuevo PRI y en un spot para dar a conocer su intención de ser gobernador, Duarte de Ochoa prometía que Veracruz llegaría lejos con su mandato.

"Los veracruzanos somos alegres, dichararecheros pero además somos chambeadores: cuando yo tenía 14 años, y para ayudar a mi mamá, cargaba la harina y la levadura para vender y cuando veía a un pescador jalando la red o a un panadero amasando, la carga se me hacía más ligera: por esa gente, gente como tú, quiero ser candidato a gobernador, porque cuando se trabaja duro se puede llegar lejos, y con una sonrisa, aún más lejos", dijo el expriista en el spot.

Sin embargo, el final fue otro. El 15 de abril de 2017, Javier Duarte fue detenido en Guatemala y luego de un proceso de extradición a México, actualmente se encuentra detenido en el Reclusorio Norte, acusado de los delitos de delincuencia organizada y desvío de recursos públicos.

ROBERTO BORGE ANGULO

A sus 31 años, Roberto Borge Angulo hizo historia en 2011 al convertirse en el gobernador más joven en la historia de México. El futuro lucía prometedor para el entonces priista y exdiputado federal, quien en campaña dijo que trabajaría para tener un mejor Quintana Roo.

"Yo también tengo esposa y mamá, por eso te entiendo; en mi gobierno propondré crear programas de salud para la mujer y seguros de desempleo para que juntos hagamos Quintana Roo esté mejor que nunca", prometió el joven político en su campaña, en abril de 2010.

Pero en seis años las cosas pueden cambiar drásticamente. 

El exgobernador se volvió un prófugo de la justicia y en junio de 2017 Borge fue detenido en Panamá; en enero pasado llegó a México y actualmente está preso en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial de Cuautla, Morelos, donde enfrenta un proceso penal por un desfalco de alrededor de 14 mil 763 millones de pesos, además de lavado de dinero, aprovechamiento ilícito del poder, desempeño irregular de la función pública y peculado.

EUGENIO HERNÁNDEZ FLORES

El político tamaulipeco tenía una carrera política ascendente: fue diputado federal en el 2000 y un año después, en 2001, pidió licencia para ser alcalde de Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas.

En 2004 Eugenio fue designado por el PRI para ser el candidato a gobernador y ganó la elección; en su campaña, el tamaulipeco invitaba a los ciudadanos a construir un gobierno responsable, sensible, honesto y eficaz, que condujera por una "ruta amplia de prosperidad" que beneficiaría a los jóvenes.

"Entiendo muy bien a los jóvenes y como gobernador tendrán todo mi apoyo con becas y buenos empleos, sé que cuento con ellos", decía Hernández Flores en uno de sus spots, en agosto de 2004. 


Pero el 6 de octubre de 2017, Eugenio Hernández fue detenido por la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas por el delito de peculado y lavado de dinero.

Los problemas del exgobernador tamaulipeco van más allá de lo nacional: la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) puso como plazo límite el pasado 6 de marzo para aprobar o rechazar la solicitud que hizo el gobierno de Estados Unidos para extraditarlo, ya que es requerido por la Corte Federal del Distrito Sur de Texas por lavar unos 30 millones de dólares.

GUILLERMO PADRÉS ELÍAS

El 2009 fue uno de los mejores años para Guillermo Padrés Elías: el senador con licencia y exdiputado federal fue abanderado por el PAN para ser gobernador de Sonora y venció en las elecciones, prometiendo que acabaría con la corrupción que, según él, había dejado el gobierno priista de Eduardo Bours Castelo.

"Hoy nuestro partido está más fuerte que nunca, los ciudadanos están más fuertes que nunca, este es el año para transformar a Sonora y nosotros con tu voto, podemos hacerlo", prometió en 2009.


Pero luego de su gestión, Padrés enfrentó a la justicia al ser acusado de dejar un boquete de 32 mil millones de pesos en Sonora. En noviembre de 2016 recibió auto de formal prisión por los delitos de lavado de dinero y defraudación fiscal, así como por delincuencia organizada. 

Aunque en febrero pasado el panista fue absuelto por un juez de los delitos de defraudación fiscal así como lavado de dinero, aún está preso porque no se ha resuelto su caso por lavado de dinero.

JOSÉ LUIS ABARCA VELÁZQUEZ

El empresario de Iguala, Guerrero, llegó a la alcaldía igualense en 2012 abanderado por el PRD, PT y Movimiento Ciudadano, con la promesa de que su gobierno sería diferente para hacer del municipio una ciudad de progreso y de valores.

"Hombre de experiencia, trabajo y honradez con un gobierno democrático: no más engaños, no más injusticias, no más corrupción, el cambio verdadero está en tus manos", prometía el exalcalde de Iguala.

Justo cuando pensaba impulsar a su esposa María de los Ángeles Pineda para que fuera su sucesora, una tragedia echó abajo las aspiraciones de Abarca. El 26 de septiembre de 2014, 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecieron en Iguala. 

De acuerdo con la PGR, los normalistas fueron interceptados por la policía de Iguala, al mando de José Luis Abarca, y entregados al grupo criminal Guerreros Unidos. 

En noviembre de 2014 el político fue detenido junto a su esposa en la Ciudad de México y días después, un juez federal le dictó el auto de formal prisión por los delitos de secuestro, delincuencia organizada y homicidio.   

RICARDO GALLARDO CARDONA

Ricardo Gallardo Cardona se presentaba ante los ciudadanos de Soledad de Graciano Sánchez, San Luis Potosí, como la esperanza de construir un municipio con valores y principios.

En marzo de 2012, el empresario fue postulado por el PRD como alcalde y ganó las elecciones en julio de ese año.

"Quiero llegar a la presidencia para hacer lo que los demás, por cobardes, no hicieron: amar, respetar y hacer crecer a Soledad. Soy una persona de convicciones y quiero lo mejor para tu familia, no quiero que me apoyen por lo que digo, sino por todo lo que haremos juntos", prometía Gallardo en campaña.

Pero meses antes de terminar su gestión, Ricardo Gallardo fue detenido a petición de la PGR y enfrentó un proceso en la cárcel por presuntos vínculos con la delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por más de 200 millones de pesos.

Gallardo Cardona estuvo preso 11 meses hasta que en diciembre de 2015 fue liberado.

Hace unas semanas, el portal de noticias Astrolabio Digital publicó en San Luis Potosí información del Registro Público de la Propiedad para documentar que en una década, Gallardo Cardona y su padre, Ricardo Gallardo Juárez, han logrado acumular terrenos y fincas con valor de unos 120 millones de pesos.

Actualmente Ricardo Gallardo está avalado como candidato al Senado de la República bajo las siglas de la coalición Por México al Frente (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano).