Una fórmula para conservar (o arrebatar) la gubernatura de Coahuila

Priista.
Coahuila es un estado que siempre ha sido gobernado por el PRI
Priista.
Coahuila es un estado que siempre ha sido gobernado por el PRI

Una fórmula para conservar (o arrebatar) la gubernatura de Coahuila

Priista.Coahuila es un estado que siempre ha sido gobernado por el PRI
Especial
2017-04-02 |07:59 Hrs.Actualización20:49 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque seguro con estos datos vas a querer jugar al consultor político

Esto es un hecho: el PRI siempre ha estado al frente del Gobierno en Coahuila. Por esto, nos dimos a la tarea de entender por qué el tricolor siempre se hace de la entidad elección tras elección.

Si alguien se quiere avivar y arrebatar el estado, o mantener los triunfos, estas claves seguro serán de mucha ayuda.

1. Para ganar Coahuila tienen que enfocarse en las tres zonas metropolitanas donde se concentra el voto por el número de población: Saltillo (tiene 3 municipios), La Laguna (2 municipios) y Monclova (3 municipios). En la elección para gobernador de 2011, en estas zonas se concentró el 67% de la votación válida.

2. Mucho ojo con Saltillo. Coahuila tiene 38 municipios, pero en los tres que forman la ciudad de Saltillo (el municipio homónimo, Arteaga y Ramos Arizpe) se concentró en 2011 el 28% de los votos válidos de todo el estado. Nada mal.

3. Otro punto a tomar en cuenta es el crecimiento del electorado. En 2005, la lista nominal (o sea, los mayores de 18 años que tienen su credencial de elector) de Coahuila era de un millón 664,223 ciudadanos. Para 2011, el electorado ya fue de un millón 947,836 ciudadanos. 

En nueve años, por lo menos 350,000 millennials o adultos que se mudaron al estado pasaron a engrosar el universo de potenciales electores. Para la elección de gobernador de este 2017, la lista nominal aumentó a 2 millones 65 mil 907 coahuilenses, o sea, poco más de 188 mil ciudadanos más.

Los municipios donde creció más la lista nominal entre 2005 y 2011 fueron Ramos Arizpe (37%) y Arteaga (25%) de la zona metropolitana del estratégico Saltillo. El resto donde subió más la participación fue en Acuña (24%), Nava (21%) y Juárez (21%).

4. ¿Dónde está creciendo la participación electoral? En la elección de gobernador de 2005 participó el 52.84% de la lista nominal. En 2011, esa cifra subió casi 9%, para colocarse en 61.62%.

Entre los municipios donde más creció la participación electoral entre 2005 y 2011 están dos de la zona metropolitana (recuerda que esta ciudad es clave) de Saltillo: Arteaga (17%) y Saltillo (12%). Completan el top 5 Viesca (15%), Múzquiz (13%) y Piedas Negras (13%).

5. De nuevo, Saltillo. El PRI ganó la mayor parte de sus votos para gobernador en 2005 y 2011 en la zona metropolitana de la capital del estado. En 2005, de todos los votos válidos para todos los partidos para gobernador, el PRI obtuvo el 18.5% de la zona metropolitana de Saltillo. En 2011, esa cifra subió a 19.1%. ¿Entendido?

6. ¿En dónde le va bien a la oposición? En La Laguna. En 2005, los partidos distintos al PRI y sus aliados obtuvieron el 21% de todos los votos válidos a nivel estatal en la zona metropolitana conformada por los municipios de Torreón y Matamoros.

7. ¿Y qué pasa con el resto del estado? En las elecciones para gobernador de Coahuila de 2005, el PRI solo perdió en dos municipios (Torreón y Matamoros). En 2011, el tricolor solo perdió en cuatro (Morelos, Zaragoza, San Juan de Sabinas y Sabinas). Sin contar el bastión tricolor de Saltillo donde arrasa, el PRI gana por un margen de máximo 4% si se juntan todos los votos de la oposición. Ten en cuenta que fuera de la zona metropolitana de Saltillo se obtuvieron en 2005 el 74% y en 2011 el 71% de los votos totales para gobernador de Coahuila.

Bonus. ¿Cómo le hubiera ido a la oposición si se hubiera unificado en las más recientes elecciones para gobernador? En 2005, el total del PRI fue 57.06% de los votos válidos, contra el 42.94% de una hipotética oposición unificada (PAN y Unidad Democrática de Coahuila; PT y Convergencia; PRD). En 2011, el tricolor amplió su ventaja y obtuvo el 61.48% de la votación, contra 38.52% de la oposición (PAN y Unidad Democrática de Coahuila; PT y Convergencia; PRD).