Ten paciencia, los conteos rápidos podrían hacerte desvelar el 1 de julio

La noche del 1 de julio se contabilizarán 279 millones de boletas.
La noche del 1 de julio se contabilizarán 279 millones de boletas.

Ten paciencia, los conteos rápidos podrían hacerte desvelar el 1 de julio

Conteo de boletas.La noche del 1 de julio se contabilizarán 279 millones de boletas.
Cuartoscuro
2018-05-24 |06:02 Hrs.Actualización14:42 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque es necesario advertir que se prevé un vacío de información oficial tras el cierre de las casillas y que este vacío puede dar impresión de fraude 

¿Te imaginas organizar el conteo de votos en todo el país para la elección presidencial, de diputados y senadores (la lista nominal incluye 89 millones 393 mil posibles votantes) y, además, encargarte de los conteos rápidos en nueve elecciones de gobernador?

Pues resulta que este encargo lo tendrá el INE la noche del 1 de julio; es decir, además de todo lo concerniente a las elecciones federales, también tendrá a su cargo recopilar la información para realizar los conteos rápidos en los estados que renovarán gobernador.

Primero que nada, ¿qué son los conteos rápidos oficiales?

Son una base muestral de los resultados que proporcionan anticipadamente el sentido de una elección.

"Los conteos rápidos son el procedimiento estadístico diseñado con la finalidad de estimar con oportunidad las tendencias de los resultados finales de una elección, a partir de una muestra probabilística de resultados de actas de escrutinio y cómputo de las casillas electorales, cuyo tamaño y composición se establecen previamente

«Artículo 356 del Reglamento de Elecciones»

¿Puede cambiar el sentido del conteo rápido del cómputo final? Sí, sí puede cambiar debido a que son una muestra. Generalmente, el resultado no cambia cuando la diferencia entre el primero y segundo lugar es amplia.

Debes tomar en cuenta que una característica esencial de los conteos rápidos es que se construyen con información proporcionada por las casillas electorales; es decir, con el conteo de los votos en las casillas.

La diferencia principal de estos conteos con las encuestas de salida es que las encuestas de salida se realizan con información que proporcionan los votantes de manera verbal afuera de la casilla, por lo que el dato puede variar si el encuestado decide mentir al reportar el sentido de su voto.

¿Qué riesgo tiene demorar la información?

En opinión de Arturo Espinosa Silis, socio director de la consultora Strategia Electoral, firma especializada en temas electorales, el principal riesgo será el vacío de información.


“Lo que veo es que los OPLES no tienen el control, y tienen que esperar a que el INE les haga llegar la información. Esto lo que puede generar es una demora, pero el INE, desde luego, va a privilegiar las elecciones federales, que son las que organizan directamente. Entonces, el gran problema de esta operación es que las elecciones locales pasan a segundo término”.

Otro riesgo que advierte Silis es que al existir un vacío de información, los candidatos podrán pronunciarse ganadores sin un reporte oficial.

"No fue lo óptimo. Es una centralización de funciones y justo en una elección tan grande y en una elección tan importante el INE tiene que velar por sus elecciones, las federales, y debió haber delegado más facultades hacia lo local, es decir, delegar el conteo rápido y cuestiones de fiscalización"

«Arturo Espinosa Silis»

El propio Lorenzo Córdova, presidente consejero del INE, argumentó en entrevista con Nación321 la importancia que tiene para ellos entregar resultados de la elección federal.

"La reforma de 2014 introdujo una novedad, la que está vigente hoy en día, que las actas no se pueden llenar sino hasta que se termina el escrutinio de todas las elecciones en la casilla. ¿Qué quiere decir eso?, que en entidades como la Ciudad de México, donde va a haber tres elecciones federales y tres locales, las actas (federales) no se pueden llenar sino hasta que se acaban de contar los votos de las seis elecciones, y esto estimamos que va a ocurrir entre la 1 y las 2 de la mañana. Si nosotros esperamos a tener los resultados del acta, no va a ser conteo rápido sino conteo lento... Imagínense que saliéramos entre las cuatro y cinco de la mañana con el conteo rápido, habríamos ampliado el espacio a la especulación".

Y es que el día de las elecciones se instalarán 156 mil 100 casillas en las que se contarán 279 millones de boletas.

¿Y por qué se generó este embudo?

Resulta que a partir de la reforma que convirtió al Instituto Federal Electoral en Instituto Nacional Electoral (2014), crecieron las atribuciones del instituto y una de ellas es coordinar algunos aspectos de las elecciones locales, entre ellas el conteo rápido de votos.

Esta atribución quedó asentada en el nuevo reglamento de elecciones de 2016 y fue planteada como una cosa opcional.

Sin embargo, en 2017, en la elección de gobernador de Coahuila, el conteo rápido del órgano estatal dio como ganador al panista Guillermo Anaya, cuando al final el ganador del escrutinio y cómputo fue el priista Miguel Riquelme. 

Con esa experiencia, el Consejo General del INE determinó en noviembre que el INE ejercería su “facultad de asunción parcial” y será la autoridad que implemente el conteo rápido en las elecciones de gobernador en los estados de Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán, así como de jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Cabe aclarar que el INE estará a cargo del procesamiento de la información necesaria para realizar el conteo rápido de cada entidad y, en cuanto lo tengan, lo entregará a la autoridad local, quien será la responsable de darla a conocer al público.

Y bueno, todo eso suena muy bien, pero hay que tomar en cuenta que los funcionarios de casilla deberán realizar el escrutinio y cómputo de 4 a 6 elecciones distintas y que el INE nunca ha hecho esa cantidad de conteos rápidos; en 2012 sólo hizo el de la elección federal.

Así que el único remedio para la noche de la elección será uno: paciencia.