¿Sale cara una elección? Esto cuesta cada voto en el Edomex

Este domingo alrededor de 11 millones de mexiquenses están llamados a votar
Este domingo alrededor de 11 millones de mexiquenses están llamados a votar

¿Sale cara una elección? Esto cuesta cada voto en el Edomex

Voto caro.Este domingo alrededor de 11 millones de mexiquenses están llamados a votar
Cuartoscuro
Enrique I. Gómez
Corresponsal
2017-05-30 |22:35 Hrs.Actualización22:35 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estos datos no los tiene ni Obama

La respuesta a la pregunta del titular, si una elección cuesta mucho dinero, la respuesta (obviamente) es sí.

En el Estado de México, si tomamos en cuenta las últimas tres elecciones de gobernador, cada voto ciudadano costó, a valor real, un promedio de 177.7 pesos.

De acuerdo con los resultados electorales obtenidos en los comicios de gobernador de 1999, 2005 y 2011, los partidos en contienda cosecharon un total de 12 millones 16 mil 852 sufragios. El desglose de las cifras indica que los partidos opositores han elevado su costo de voto, mientras el PRI y sus aliados presentan una tendencia a la baja. Esto considerando el gasto ordinario y de campaña ejercido por cada partido durante el año de la elección.

En las tres elecciones que ya mencionamos, el PAN, quien ha competido solo y en coalición con el PVEM y Movimiento Ciudadano, elevó su costo de voto de 164.26 a 325.71 pesos (las cantidades incluyen la inflación generada en esos años). Esto, por que sus votos en esos tres comicios experimentaron una caída de 551 mil 691 sufragios.

En el bloque de la izquierda, el PRD, quien ha competido en alianza con el PT y Movimiento Ciudadano, elevó su costo de voto al pasar de 193.39 a 270.60 pesos.

La diferencia con Acción Nacional radica en que el partido del sol azteca sí incrementó su votación entre 1999 y 2011, en 307 mil 265 sufragios.

EL PRI, EL MÁS "RENTABLE"

Con mejores rendimientos aparecen el PRI y sus aliados, pues a valor real bajaron el costo de sus votos en las tres últimas elecciones de gobernador.

En 1999, compitiendo solo, el PRI gastó 139.40 por cada sufragio, mientras que en 2011, cuando contó con el respaldo del PVEM y Nueva Alianza, bajó el costo unitario a 131.42 pesos, considerando la actualización inflacionaria.

Adicional a ello, el PRI elevó su votación en dicho periodo, en un millón 641 mil 116 votos.

UNA DEMOCRACIA CARA

En la actual elección de gobernador aplica la reciente reforma electoral, donde se redujo el financiamiento público para campañas electorales, pues ahora el gasto destinado al proselitismo corresponde al 50% de las erogaciones ordinarias de los institutos políticos, mismas que también reciben del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM).

“En esta elección es mucho menor, se reduce de manera importante el financiamiento público para la obtención del voto, y esto hace que el gasto tenga que reducirse en esta proporción”, indicó el representante del PAN ante el IEEM, Alfonso Bravo Álvarez Malo.

Síguenos en Twitter @nacion321

El panista admitió que la democracia en México ha sido muy cara, no obstante, ahora todo el pautado en radio y televisión es con cargo al Estado, lo cual antes era pagado por los partidos políticos y justificaba los altos financiamientos públicos.

“Ahora esperaría una mayor participación ciudadana con un menor gasto electoral”, indicó.

Lo ideal, recomendó Bravo, es contar con una democracia eficiente, con gastos mesurados, donde exista un convencimiento ciudadano con mayor inversión de suela, sudor y saliva.

El representante del PRD ante el IEEM, Javier Rivera Escalona, reconoció que ninguna campaña dejará satisfechos a los ciudadanos en materia de gasto, por ello la importancia de fijar topes de campaña para tender a la equidad.

Consideró que también debe modificarse la fórmula mediante la cual se otorga el financiamiento ordinario a partidos, para que sea a partir de la votación obtenida por cada instituto político, pues actualmente se toma en consideración al padrón electoral.

En la siguiente tabla se indica la evolución del gasto público ordinario y de campañas durante las últimas elecciones de gobernador. Destaca que en 2017 disminuyó el financiamiento público para la obtención del voto, sin embargo, aumentó la base de cálculo del gasto ordinario o para actividades permanentes de los partidos políticos.

AÑOORDINARIOCAMPAÑAS

1999

74,843,563

149,687,126

2005

157’644,148

315’288,297

2011

239,874,362

431,773,852

2017

531,625,342

267,619,112

Fuente: Acuerdos del IEEM