¿Sabes qué es un gobierno de coalición y si en México aplica?

¿Unidos?.
El presidente de México tiene la facultad de fromar un gobienro de coalición
¿Unidos?.
El presidente de México tiene la facultad de fromar un gobienro de coalición

¿Sabes qué es un gobierno de coalición y si en México aplica?

¿Unidos?.El presidente de México tiene la facultad de fromar un gobienro de coalición
Especial
2018-04-18 |05:47 Hrs.Actualización08:23 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque esta forma de gobernar sería novedosa en nuestro país 

Estamos en pleno proceso electoral y los candidatos presidenciales sacan sus mejores propuestas e ideas para conquistar el voto de los ciudadanos y hacerse de la banda presidencial.

Aunque muchas propuestas hablan de mayor seguridad, crecimiento económico, mejores salarios y empleos, existe una que aún no ha quedado del todo clara: un gobierno de coalición.

Se trata de la promesa estrella de Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente (PAN, PRD y Movimiento Ciudadano) quien ha dicho que si llega a la Presidencia usará esa facultad para garantizar la gobernabilidad del país.

Suena muy fifí, así que en Nación321 nos dimos a la tarea de explicarte de qué va esa propuesta y preguntamos a expertos si en realidad se puede implementar en México.

¿QUÉ ES UN GOBIERNO DE COALICIÓN?

Se trata de una forma de gobierno en donde el poder no se ostenta únicamente en la figura del presidente. Este tipo de gobierno busca crear una mayoría legislativa que apoye al Ejecutivo para poder crear acuerdos y evitar constantes confrontaciones entre ambos poderes.

Con esta figura, además, el Senado tiene la facultad de ratificar al gabinete, el cuál estaría conformado por distintas fuerzas políticas; y también tiene que aprobar el plan de gobierno del presidente.

Los únicos miembros que siguen siendo nombrados exclusivamente por el presidente son los secretarios de la Defensa y de la Marina.

¿SE PUEDE APLICAR EN MÉXICO?

Sí, pero a diferencia de otros países como Alemania o España, donde el sistema es parlamentario, en México el gobierno de coalición es una facultad que tiene el presidente, pero no es obligatoria.

Esto quiere decir que el presidente que resulte ganador puede optar por un gobierno de coalición o seguir trabajando como hasta ahora. Esto porque en 2014, los legisladores aprobaron la reforma constitucional al artículo 89, fracción XVII donde otorgan dicha facultad al Ejecutivo.

"Un gobierno de coalición como se plantea en México podría darle flexibilidad a la forma en que se hace política en el país, porque actualmente todo está concentrado en estructuras piramidales, si el presidente en turno decide llamar al gobierno de coalición, veremos cómo se vinculan varias fuerzas políticas para constituir un programa común", explicó Ricardo Uvalle, doctor en Ciencias Políticas por la UNAM.

Para Uvalle, implementar el gobierno de coalición también sirve para ejercer mayor vigilancia al Ejecutivo federal y evitar conflictos en las cámaras.

¿CÓMO SE IMPLEMENTA?

Si el próximo presidente de la República decide gobernar bajo la figura de coalición, deberá entregar al Senado un plan de gobierno, un convenio de coalición y su propuesta de jefe de Gabinete y los integrantes del mismo. El jefe de Gabinete funcionará como un enlace entre los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Sin embargo, pese a que el presidente es quien propone, será el Senado quien ratifique todo.

Además, falta otro pequeño detalle para que se logre en México: una ley reglamentaria que servirá de guía para implementar el gobierno de coalición. 

Actualmente, en el Congreso existen cuatro iniciativas para expedir la ley reglamentaria de los gobiernos de coalición, pero ninguna ha avanzado. 

La ley reglamentaria debe explicar qué tipo de gobierno de coalición se va implementar, si habrá o no facultades de disolución, así como las atribuciones y responsabilidades del gabinete y el jefe del mismo.

Sin embargo, para el experto en temas electorales, Arturo Espinosa Silis, director de Strategia Electoral, es posible activar dicha figura aunque no tengamos el reglamento.

"Puede funcionar perfectamente con el convenio de coalición que aprobará el Senado y de ahí comenzar a tejer una ley reglamentaria, la clave es que en cada uno de los documentos queden bien especificados los temas que van a defender, cómo van a operar y en qué momento se va a  disolver"

El experto en derecho electoral cree que además de establecer claramente las reglas, se necesita un presidente que sea buen negociador; así como líderes parlamentarios que sepan llevar el convenio de coalición de manera exitosa, pues muchas veces los temas que estén sobre la mesa confrontará a todas las fuerzas políticas y podrían no llegar a un acuerdo, es ahí donde se tendría que disolver el gobierno de coalición.

Bueno y a todo esto, ¿qué es el famoso convenio de coalición?

Es el documento en donde se establecen los criterios con los que funcionará el gobierno de coalición. Dicho contrato deberá tener el programa de gobierno, el tiempo en que funcionará, las fuerzas políticas que participan, las razones por las que se podría disolver la coalición y la agenda legislativa que impulsaran ambas partes (Ejecutivo y Legislativo).

¿FUNCIONARÁ?

Países como Alemania, Francia, España, Portugal e Italia funcionan con este tipo de gobierno, mientras que en América Latina, los países que implementaron un gobierno de coalición son Argentina, Chile, Brasil y Bolivia.

Los dos especialistas coincidieron que bien reglamentado y con un convenio de coalición muy específico, este sistema podría funcionar en México; sin embargo, Espinosa Silis no cree que suceda en breve y faltaría ver que la alianza encabezada por Anaya gane las elecciones y decida tomar ese rumbo.

Ahora es el jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, el encargado dentro del equipo del panista para diseñar las legislaciones necesarias y la difusión del gobierno de coalición.

Ricardo Uvalle cree que lo más cercano que hemos tenido a un gobierno de coalición fue el Pacto por México, pues un grupo de diversas fuerzas políticas respaldaron las reformas estructurales de Enrique Peña Nieto y solo así se tuvo un consenso para aprobarlas. El pacto duró menos de un año.