PRI y PAN se acusan mutuamente por desvío de recursos y lavado de dinero

Ambos candidatos están acusados de presuntos actos de corrupción
Ambos candidatos están acusados de presuntos actos de corrupción

PRI y PAN se acusan mutuamente por desvío de recursos y lavado de dinero

Meade y Anaya.Ambos candidatos están acusados de presuntos actos de corrupción
Especial
2018-02-26 |20:33 Hrs.Actualización17:06 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque un delito por desvío de recursos o por lavado de dinero amerita prisión 

El PRI y el PAN se encuentran en un abierto "fuego cruzado" por acusaciones de presuntos actos de corrupción de sus candidatos a la Presidencia. 

El primer golpe fue contra Ricardo Anaya, quien es candidato de Por México al Frente, integrado por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano. El panista es investigado por la PGR por el delito de lavado de dinero.

El 20 de febrero, dos supuestos excolaboradores de Anaya revelaron que el precandidato presidencial diseñó un entramado financiero para ocultar el origen de los recursos que utilizó para la compra de un terreno baldío en donde después construiría una nave industrial.

El PRI, quien gobierna a nivel federal, ha utilizado esto en diversos discursos del equipo cercano a Meade. Así se expresó el coordinador de campaña, Aurelio Nuño. 

También Javier Lozano se lanzó al ataque de su excompañero de partido.

Hasta el propio José Antonio Meade ironizó sobre Ricardo Anaya. 

Y no podía faltar el líder del tricolor, Enrique Ochoa Reza, quien este 27 de febrero difundió un video en redes sociales para hablar sobre las "transas" del panista.

“Anaya se ha dedicado a lavar dinero y ha aprovechado su posición como diputado federal, como presidente del PAN y ahora como candidato a la Presidencia, para mentirte y para enriquecerse de manera ilegal", dice el video.

LA RESPUESTA DEL PAN

En el PAN no se quedaron callados ante los señalamientos. 

Primero, Anaya se defendió de las acusaciones, y explicó el proceso de compra del terreno y la construcción de la nave industrial. 

Incluso, Anaya fue a la PGR para exigir que aclare la situación legal. "El que nada debe, nada teme", dijo el panista. 

Y apenas este lunes el presidente del PAN, Damián Zepeda, exigió también a las autoridades que se realice una investigación profunda sobre los hallazgos de la Auditoría Superior de la Federación que hizo en la Cuenta Pública en los que presuntamente está involucrado José Antonio Meade. 

Zepeda, en conferencia de prensa, dijo que los datos que presentó la Auditoría involucran "por complicidad o actuación directa" al hoy candidato del PRI en desvíos de recursos durante su gestión en la Secretaría de Desarrollo Social. 

El PAN dijo que hay al menos tres casos concretos de mal uso de los recursos por parte de Meade a través de la Universidad Politécnica de Chiapas en 2015. "Siendo Meade secretario de Desarrollo Social se le pagaron a esta 400 millones de pesos por diversos servicios, mismos que no fueron acreditados", según Zepeda, presidente nacional del blanquiazul.

Los otros dos casos tienen que ver con esquemas de simulación de pagos de servicios con las universidades Nezahualcóyotl, Politécnica de Texcoco y del Sur del Estado de México, así como un contrato con la Universidad de Zacatecas por 70 millones de pesos donde hay pruebas de subcontratación, según Damián Zepeda. 

Los senadores panistas, perredistas y del PT exigieron a la PGR que se investigue al candidato Meade. 

"Debería de retirarse de la candidatura hasta que la PGR aclare las situaciones donde pudo estar involucrado por el desvío de recursos", dijo el panista Salvador López Brito el pasado 21 de febrero. 

Por lo pronto parece que ambos equipos de campaña seguirán utilizando la información del gobierno federal para atacar su contrincante.