PRI vs PAN en Nayarit: ¿continuidad o alternancia?

2017-04-20 |06:24 Hrs.Actualización07:46 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque hace poco detuvieron por narcotráfico al procurador del estado

Nayarit se encuentra ante un dilema: mantener la continuidad del PRI o apostar por la alternancia para el gobierno del estado. Sin embargo, justo antes de que arrancaran las campañas, el entonces fiscal estatal fue detenido en Estados Unidos por delitos relacionados con el narcotráfico.

La detención de Édgar Veytia se convirtió en el tema central de la campaña de la oposición y, además, en un asunto sobre el que inevitablemente el actual gobierno priista de Roberto Sandoval y el candidato tricolor a la gubernatura tendrían que fijar una posición. 

El Financiero Bloomberg entrevistó al candidato del PRI y al de la alianza opositora, quienes buscan convencer a los nayaritas de que son las mejor opción para gobernar ese estado del occidente mexicano.

Síguenos en Twitter @nacion321

MANUEL COTA, BAJO LA SOMBRA DE VEYTIA

El candidato con el que el PRI busca mantener el gobierno nayarita es Manuel Cota Jiménez, de la coalición "Nayarit de Todos" (PRI, PVEM y Nueva Alianza). El senador con licencia asegura que acciones como las del exfiscal Veytia "son historias individuales" que muestran que "algunos funcionarios le han dañado" al actual gobernador de su partido Roberto Sandoval. 

Cota ya fue alcalde de Tepic, la capital del estado, y reconoce que a él también le ha tocado que sus subordinados le fallen.

"Muchas veces, uno de buena fe elige funcionarios, pero en el tránsito del gobierno -ya me pasó en dos cargos- algunos fallan. El problema es cuando uno no tiene oídos para poder escuchar a la gente"

Para Cota, “lo más lamentable es cuando se están desviando recursos o se están haciendo uso indebido de los recursos del gobierno”.

Sin arrepentimientos, se considera un orgulloso priísta y parafrasea al poeta Salvador Díaz Mirón: “tú puedes cruzar el pantano sin enlodar tus propias alas”.

La explosión nuclear que significó la detención de Veytia obligó al candidato a prometer el retiro del fuero constitucional a todos los funcionarios, iniciando con el gobernador, y transparentar su expediente.

“Yo reitero el compromiso puntual para que no desprestigiemos con nuestro comportamiento este tipo estás siglas en este situación”, dice en alusión al partido con el que ha ganado siete elecciones.

Manuel Cota enfrenta el reto de que los nayaritas lo perciban como un político desligado de la administración del actual gobernador Roberto Sandoval. Esa tarea es complicada, pues, por ejemplo, el exfiscal Veytia tenía contemplado regalarle a Sandoval una casa que pertenecía al cártel de los Beltrán Leyva.

Aunque sus adversarios han utilizado al exfiscal como arma contra el aspirante, lo cierto es que la caída de Veytia vino a cimbrar una campaña que, hasta hace unas semanas, parecía relativamente sencilla para el PRI.

“Repruebo, me entristece y rechazo a quienes lamentablemente han hecho indebido del propio logotipo o del propio poder para un beneficio personal, ellos serán juzgados por la justicia”, puntualiza el candidato.

TOÑO ECHEVARRÍA, “HIJO DE TIGRE”

La única ocasión en que Nayarit fue gobernado por un partido diferente al PRI fue entre 1999 y 2005, con el panista Antonio Echevarría Domínguez, arrastado por el llamado Efecto Fox de inicios de la década pasada.

18 años después, el hijo del exgobernador Echevarría, Toñito, busca que la oposición vuelva a encabezar la administración nayarita.

En entrevista, Antonio Echevarría García, Toñito,  se desmarca de la "Dinastía Echevarría", pues además de que su padre fue gobernador nayarita, su madre (Martha Elena García) es actualmente senadora.

"El que va a ser el Gobernador voy a ser yo y el que va a tomar las decisiones voy a ser yo. Mi padre tiene 72 años, mi madre senadora, en el 2018 se retira. Ella lo que quiere es irse a cuidar a sus nietos, mi papá lo mismo"

Toñito ha desarrollado su carrera principalmente en el sector privado y nunca ha competido por un cargo público y espera que el primero que gane sea la gubernatura de Nayarit. Para ello, encabeza una alianza entre el PAN, el PRD, el PT y el local PRS, con la que espera derrotar al candidato priista Manuel Cota. 

“La ciudadanía está cansada de las ideologías de los partidos, la ciudadanía quiere tener una mejor calidad de vida, tener empleos, tener seguridad, ver gobiernos donde no haya corrupción, quiere empleo, chamba, y chamba bien pagada… y eso es en lo que nos vamos a enfocar”, promete el político.

Sobre la propuesta de Cota de desaparecer el fuero asegura que fue una maniobra derivada de la detención del exfiscal Veytia. "Ahorita dicen que son santos... ¿por qué no lo pidieron cuando estaban en funciones?", sentencia Echevarría García.

De ganar la gubernatura, Toño Echevarría tendrá que trabajar de la mano con cuatro fuerzas políticas distintas y distantes, pero –adelanta- sin afiliarse a ninguna, por lo que desde el primer día de gobierno firmará un pacto con los partidos que lo han impulsado para que la alianza “no se desquebraje”.

“El acuerdo al que llegamos es de que vamos a hacer un gobierno en el que haya coincidencias, estamos haciendo un proyecto por escrito, lo vamos a firmar y se va a llevar a cabo”, se compromete.

Nada está definido, pero los vientos de cambio en Nayarit y la fama de Echevarría como empresario local lo ubican, según los sondeos, como un candidato fuerte ante el representante del partido tricolor, que en las últimas semanas se ha visto sumergido en escándalos de corrupción y crimen organizado.

“Ahorita dicen que son santos y están pidiendo hasta el fuero, ¿Por qué no lo pidieron cuando estaban en funciones?”, cuestiona.