Porras y hartazgo marcan el registro para gobernar el Estado de México

Jornada de registros.
Josefina Vázquez Mota, Alfredo del Mazo, Delfina Gómez y Juan Zepeda
Jornada de registros.
Josefina Vázquez Mota, Alfredo del Mazo, Delfina Gómez y Juan Zepeda

Porras y hartazgo marcan el registro para gobernar el Estado de México

Jornada de registros.Josefina Vázquez Mota, Alfredo del Mazo, Delfina Gómez y Juan Zepeda
Especial
2017-03-29 |22:03 Hrs.Actualización22:03 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque los candidatos tienen buena cara (todavía)

El patio del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) es una torre donde los candidatos del PAN, PRD y Morena aseguran que a punta de billetes el PRI quiere seguir lucrando con la pobreza para ganar los comicios de gobernador del próximo 4 de junio. Mientras tanto, el aspirante del tricolor olvida por momentos cuándo inician las campañas electorales, pero solicita que sean de altura.

Contingentes variopintos acuden a este edificio de cristal, una parábola arquitectónica de la transparencia electoral, inaugurado en 2002 por el gobernador Arturo Montiel Rojas. Este es el escenario que abrió sus puertas para los registros de los candidatos a la gubernatura mexiquense.

El primero en arribar es Alfredo del Mazo Maza, candidato del PRI. Su paso es veloz. Frente a una mega mampara con abundancia de rojos y blancos, es cobijado por la clase política que retoña cada seis años.

Del Mazo también olvida cuando habla del inicio de las campañas: “El día tres de marzo, perdón tres de abril, para el arranque de este proceso electoral, agradecerles su presencia y estamos a su disposición”, expresa.

Enseguida, las obligadas preguntas de los reporteros. Las visitas de los secretarios federales al territorio mexiquense, el reparto de dádivas sociales, los culpables de la guerra sucia que comienza…

El nieto e hijo de los exgobernadores mexiquenses del mismo nombre y apellido contesta lo que quiere... y otra vez se equivoca.

“Tanto el gobierno federal, como el gobierno de la República, y los gobiernos municipales hacen un trabajo permanente de cercanía con la ciudadanía, de apoyo, de vinculación, en donde lo hacen por Ley, lo tienen permitido hacer por Ley hasta que inicie la veda electoral”, insiste.

Del Mazo rechaza que su partido sea autor de ataques sucios contra otros candidatos, pues eso cansa más a la ciudadanía, asegura. Su visión es acercarse a los electores.

Hoy ya es el candidato del PRI registrado ante el IEEM, sólo falta el aval protocolario, pero ahora le preguntan si el tricolor tiene cara para salir a las campañas. “Por supuesto que sí, tenemos una gran fortaleza, en donde estamos seguros que tenemos la mayor experiencia, capacidad y decisión para poderle dar a los mexiquenses lo que se requiere”, presume.

DOS IZQUIERDAS

Los siguientes candidatos en registrarse son Delfina Gómez Álvarez, de Morena, y Juan Zepeda Hernández, del PRD, quienes comparten el mismo discurso, aunque no se escuchan el uno al otro.

Ambos se refieren a sondeos y encuestas: ocho de cada 10 mexicanos quieren un cambio, pero los dos callan la posible dispersión del voto de los mexiquenses. Ya están apuntados cinco candidatos del PAN, PRI, PRD, Morena y PT, más cuatro aspirantes independientes en espera de luz verde para poder competir oficialmente.

"Un gobernante necesita amor a su gente", parece resumir Delfina Gómez, de Morena, quien asegura no provenir de una familia de renombre.

"Les invitó no solamente a la reducción de los topes de campaña, les invitó a que se bajen de sus helicópteros, de sus camionetas blindadas", dice a sus contendientes la maestra jubilada. Al final de su registro, Delfina abordará una Suburban.

Por su parte, Juan Zepeda llega sorpresivamente acompañado de su dirigente nacional, Alejandra Barrales, quien comienza con una pregunta de doctor: "¿Cómo está el perredismo en el Estado de México?".

"¡Bien!", contestan algunos perredistas, quienes no esperaban que viniera la presidenta nacional del PRD, debido al reciente escándalo de su departamento en Miami.

"Un ganador nunca declina", indica Zepeda para asegurar su buen estado de salud electoral. Y recuerda lo bien que gobernó cuando fue alcalde de Nezahualcóyotl, donde bajó los índices delictivos. "La seguridad es mi mero mole", asegura el perredista.

TARDE PERO SEGURO

Cuando la noche se acerca, los panistas se adueñan de los accesos al Consejo General del IEEM. Está lista una carpa donde su candidata, Josefina Vázquez Mota, encabezará un ruidoso mitin.

"Siento sus almas", les confiesa a los congregados. "Nunca ninguna canallada nos detendrá", agrega. No lo menciona, pero ya dirigió una solicitud a la PGR para que le informen si existen averiguaciones previas en su contra tras el presunto lavado de dinero en el cual está involucrada su familia.

Una burbuja azul acompaña y aconseja a Josefina. Desde Diego Fernández de Cevallos, Santiago Creel, Margarita Zavala, hasta el dirigente nacional de PAN, Ricardo Anaya, quien no sólo arremete contra el “primazo” de Enrique Peña Nieto, sino contra "la puerta falsa", representada según él por la aspirante de Morena, Delfina Gómez Álvarez, quien durante su administración en Texcoco contrató a los parientes de su jefe político, Higinio Martínez.

"Ocho de cada 10 estamos hartos". Vázquez Mota pronuncia una frase que se ha repetido durante todo el día. Sólo faltó que la dijera Del Mazo. No importa, pues el animador y la música prenden a los panistas reunidos en la caja de cristal del IEEM.

Disfruta las cosas buenas que tiene la vida… recomienda la música que sale de las bocinas. El festival termina. Pese a tanto hartazgo de los candidatos, hoy cada uno tuvo fiesta con los suyos.