No es fácil ser mujer en Edomex y estas son las pruebas

Feminicidios.
Las mujeres en el Estado de México deben enfrentarse a la ola de feminicidios que se registran en la entidad
Feminicidios.
Las mujeres en el Estado de México deben enfrentarse a la ola de feminicidios que se registran en la entidad

No es fácil ser mujer en Edomex y estas son las pruebas

Feminicidios.Las mujeres en el Estado de México deben enfrentarse a la ola de feminicidios que se registran en la entidad
Cuartoscuro
2017-04-21 |06:12 Hrs.Actualización09:06 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque en el Estado de México las mujeres son mayoría

Ser mujer en el Estado de México significa enfrentarse a la inseguridad, el desempleo, los bajos salarios y la pobreza. Si bien no es un asunto exclusivo de las mujeres, sí existen diferencias.

Ahora que llegó la temporada electoral en la entidad, los candidatos han hecho la promesa de mejorar las condiciones de vida de las más de 8 millones de mujeres que viven en la entidad; las propuestas incluyen desde "salarios rosas", guarderías, préstamos para emprender un negocio o erradicar los feminicidios.

A continuación te presentamos las cifras que nos brindan un panorama más amplio de lo que significa, para las mujeres, vivir (sufrir) en el Estado de México.

INSEGURIDAD

El problema más grave es sin duda la inseguridad. Hasta diciembre de 2016, las autoridades del Estado de México decretaron la alerta de género en 11 municipios: Chalco, Chimalhuacán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Ixtapaluca, Naucalpan de Juárez, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Toluca, Tultitlán y Valle de Chalco, los cuales concentran los mayores índices de violencia.

En 2016, el Observatorio Ciudadano en Contra de la Violencia de Genero en el Estado de México registró 263 feminicidos, la mayoría ocurridos en Ecatepec. Además, la organización civil aseguró que en la entidad 43.2% de las mujeres ha sufrido algún tipo de intimidación, abuso sexual o agresiones físicas en el espacio público.

En 2015 se registraron 406 casos, que representan el 17% de los homicidios a nivel nacional, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Mientras que en 2014, se cometieron 933 feminicidios y se presentaron 4,281 reportes de desaparición de mujeres, de las cuales 95 fueron encontradas asesinadas y 1,554 siguen desaparecidas, según datos de la Fiscalía Estatal del Estado de México 

El delito de violación sexual es otro problema que enfrentan las mujeres. Entre enero y febrero de este año se registraron 302 denuncias. Respecto al año pasado, la cifra de delitos sexuales cerró con 2,148 denuncias por violación, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad.

DESEMPLEO

En el Estado de México, en general, se sufre por el desempleo, pues la entidad tiene una tasa de 4.83%, cifra que lo coloca como el segundo estado con la mayor tasa de desocupación, según el Inegi.

Sin embargo, las mujeres lo pasan peor, pues de los mexiquenses que están desempleados, el 75.5% son mujeres. 

Además, las mujeres que sí cuentan con empleo, se enfrentan a la disparidad de los salarios; por ejemplo, el ingreso promedio mensual de las mujeres en el Edomex está entre los 4,000 y 4,500 pesos, mientras que el de los hombres es de 6,000 pesos, según un informe de la Secretaría del Trabajo del Estado de México.

Otro dato interesante es que por hora, las mujeres en la entidad ganan 28.74 pesos, mientras que un hombre puede recibir 32.14 pesos.

POBREZA

Actualmente hay un total de 8.2 millones de pobres en el Estado de México y de las ocho carencias medibles por el Coneval la población mexiquense presenta seis: rezago educativo, seguridad social, servicios de salud, calidad y espacios de vivienda, servicios básicos en la vivienda y la alimentación. 

Según la Secretaría de Desarrollo Social de la entidad, de la población que se encuentra en condiciones de pobreza, 1.5 millones son mujeres.

Además, por cada 100 jefes de hogar, 27 son mujeres en pobreza, según el Observatorio Estadístico del Inegi.

PARTICIPACIÓN POLÍTICA

En la historia moderna del país solo siete mujeres han llegado al máximo puesto de un estado, cuatro por el PRI: Griselda Álvarez Ponce de León, quien gobernó Colima de 1979 a 1985; Beatriz Paredes Rangel, en Tlaxcala de 1987 a 1992; Dulce María Sauri hizo lo mismo pero en Yucatán de 1991 a 1994 y, en el mismo estado, Ivonne Ortega, del 2007 a 2012; Claudia Pavlovich inició su gubernatura en Sonora en 2015.

Además, dos por el PRD: Rosario Robles, quien tuvo un breve paso en la jefatura de Gobierno capitalina de 1999-2000, y Amalia García, quien dirigió Zacatecas de 2004-2010. Sin embargo, en el Estado de México son pocas las mujeres que han competido por la gubernatura. La primera de ellas fue María Trinidad Villegas Gutiérrez, candidata que participó en las elecciones de 1997 abanderada por el extinto Partido Socialista de los Trabajadores. Obtuvo el 1.5% de los votos.

Después, en 1993, la segunda mujer en intentar ser gobernadora del Edomex fue Natalia Escudero Barrera, del Partido Verde Ecologista de México y quien logró obtener el 3.61% de los votos.

La que logró obtener más del 3% de la votación total emitida fue Yeidckol Polevnsky, quien era militante del PRD y tuvo que enfrentarse a Enrique Peña Nieto durante los comicios de 2005. Polevnsky obtuvo el 24.35% de los votos, lo que la colocó en el tercer lugar de la contienda.

Para Daptnhe Cuevas Ortiz, directora del Consorcio para el diálogo parlamentario y la equidad, la falta de mujeres en la política, sobre todo en cargos tan importantes como gobernadora o incluso presidente, se debe a las prácticas violentas y descalificadoras que se ejerce en contra de la mujer.

"La violencia política hacia las mujeres se caracteriza por ser situaciones que jamás le pasarían a un hombre, por ejemplo se habla de la candidata por cómo viste, cómo habla y no por el trabajo que realiza, se le critica por no estar en su hogar, por preferir una campaña electoral a atender a sus hijos y su marido, ese tipo de trato aún se ve"

Un claro ejemplo de violencia política de género, dice, fue lo que vivió Delfina Gómez hace un par de semanas, cuando el expresidente Felipe Calderón cuestionó si realmente el nombre de la candidata era propio.

"Claramente los dichos de Felipe Calderón fueron con la intención de denostar a la candidata de Morena, son misóginos y definitivamente es algo que debemos erradicar y evitar, eso es algo en lo que se está trabajando pero definitivamente nos falta mucho por recorrer".

Para Ivonne Acuña, especialista en temas género y política de la Universidad Iberoamericana, aunque existan cuotas de género que garantizan un lugar en la política a las mujeres, no son suficientes porque los partidos políticos se han encargado de violar las legislaciones y "hacer trampa" para que las mujeres no ocupen los cargos.

"Un claro ejemplo es cuando un partido arma sus listas plurinominales, muchas veces se encargan de dejar a las mujeres en último lugar o simplemente ponen a una candidata que de inmediato será sustituida por un hombre", aseguró.

¿CÓMO VOTAN?

El Estado de México es la joya de la corona de las elecciones que se llevarán a cabo este próximo 4 de junio. Su lista nominal es de 11.2 millones de posibles votantes, la más grande del país.

Pero quizá el sector al que deberían enfocarse los candidatos son precisamente las mujeres, ya que son las que más votan. Según una revisión a las cifras de elecciones federales en 2009, 2012 y 2015, ellas han tenido un promedio de participación del 60.5%, mientras que los hombres 49.8%.

La diferencia entre hombres y mujeres es de casi 11 puntos porcentuales. Los 5 municipios que concentran la mayor cantidad de mujeres son:

- Ecatepec: 576 mil mujeres.

- Nezahualcóyotl: 401 mil mujeres

- Naucalpan: 362 mil mujeres

- Toluca: 280 mil mujeres

- Tlalnepantla de Baz: 261 mil mujeres 

Pese a que las mujeres son más, el voto femenino no necesariamente se traduce en una victoria para una candidata mujer, recordó Ricardo Magaña, catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM.

"Para que una mujer realmente conquiste el voto del electorado femenino influyen muchos factores, entre ellos la estructura partidista, pues influye mucho el apoyo del partido y que la gente realmente se identifique con él"

En el Estado de México, el electorado que termina dando el triunfo es el que tiene menor grado de escolaridad y es de bajos recursos, por eso los partidos optan por ese tipo de perfil, aseguró Ricardo Magaña.

Respecto a la falta de oportunidades, el especialista de la UNAM dijo que las cuotas de género no son una solución para generar una mayor participación, puesto que si bien garantizan un lugar, no siempre llegan las mejor preparadas.

"Para que la mujer realmente se empodere hace falta más que implementar una fórmula que garantice su llegada a un cargo, es necesario invertir en capacitación, que tengan una verdadera carrera política y que realmente demuestren que están preparadas para ejercer el cargo, la simple equidad en un congreso o en un gabinete no garantiza una verdadera participación y acceso a la política", explicó.

En esta visión difiere la activista Daptnhe Cuevas, pues lo que hacen este tipo de fórmulas es equilibrar el poder y lograr que las mujeres demuestren que son capaces de ejercer las mismas funciones que un hombre.