Los primeros 4 desacuerdos entre AMLO y Olga Sánchez Cordero

Olga Sánchez Cordero y Andrés Manuel López Obrador
Ellos podrían ser el número 2 y el número 1 de la política nacional
Olga Sánchez Cordero y Andrés Manuel López Obrador
Ellos podrían ser el número 2 y el número 1 de la política nacional

Los primeros 4 desacuerdos entre AMLO y Olga Sánchez Cordero

Olga Sánchez Cordero y Andrés Manuel López ObradorEllos podrían ser el número 2 y el número 1 de la política nacional
Cuartoscuro
2018-07-25 |11:10 Hrs.Actualización11:10 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque Sánchez Cordero puede convertirse en la secretaria de Gobernación, el segundo cargo más importante después del Presidente

La exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Olga Sánchez Cordero, rechazó los señalamientos de Andrés Manuel López Obrador, candidato por la coalición Juntos Haremos Historia, acerca de que los ministros de este órgano jurisdiccional no han aportado nada al país e incluso no ve viable la reducción salarial a ministros y algunos otros puestos clave.

Sánchez Cordero fue propuesta por López Obrador como secretaria de Gobernación en el próximo gabinete presidencial de AMLO. 

Pero la exministra de la Suprema Corte no concuerda con quien podría ser su jefe en el Poder Ejecutivo. 

"Estoy discrepando de su criterio en relación a la Corte y al poder judicial. Yo creo que este es una de las instituciones del Estado Mexicano que es más sólida en este momento y que la necesitamos muchísimo en el fortalecimiento de esta transición democrática"

«Olga Sánchez Cordero»

Sánchez Cordero refrendó su posición de que los ministros de la Suprema Corte han hecho grandes aportaciones a la democracia en este país y a un proceso de consolidación del Estado, aseguró en entrevista para el programa En EF y por Adela, de El Financiero Bloomberg TV en mayo pasado.

Desde antes de las elecciones, la propuesta como secretaria de Gobernación también dejó ver otros dos desacuerdos con AMLO. Señaló que en temas como retirar el fuero al presidente y la revocación de mandato no está de acuerdo con el tabasqueño.

“Sí me escucha, hemos platicado de cómo podríamos implementar esta ley de amnistía. Hay cosas que son temas de vida para él y que son irreductibles, con los que yo no estoy de acuerdo. Por ejemplo, quitarle el fuero al presidente, yo no estoy de acuerdo porque es una situación de vulnerabilidad enorme, porque es un poder unilateral, porque en los otros poderes son muchas personas y el presidente es uno y la gobernabilidad del país depende de él. Es una protección constitucional”, dijo en entrevista para W Radio.

“Otro tema es la revocación de mandato, para mí poner a consideración eso generaría inestabilidad”, agregó la exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

López Obrador mencionó a principios de la campaña que cada dos años habrá consulta pública para someter su gobierno a la figura de revocación de mandato. Hacia finales de campaña modificó el tiempo a solo una revocación a mitad de su gobierno. También ha indicado que de ganar las elecciones presentará dos iniciativas de reforma: la primera para quitar el fuero a los servidores públicos y la segunda una enmienda constitucional al Artículo 108 para poder juzgar al presidente de la República.

Ahora que López Obrador ganó la elección presidencial, dentro de sus principales planes de gobierno está implementar un modelo de austeridad republicana que incluye la reducción de sueldos de altos mandos y que ningún político o funcionario gane más que el presidente. 

AMLO dijo que ganará solo el 40% de lo que percibe actualmente el presidente Enrique Peña Nieto. Es decir, López Obrador solo recibiría 108 mil pesos mensuales y todos los demás funcionarios tendrían que ganar menos de esa cantidad. 

Sin embargo, la exministra de la Suprema Corte tampoco está de acuerdo

En entrevista con El Universal publicada el 24 de julio, Sánchez Cordero comentó que el tema de las remuneraciones a los ministros de la Suprema Corte (que tienen sueldos mayores a los 108 mil pesos) es una garantía institucional. 

"Una de las garantías institucionales más importantes para un Poder Judicial es tener una remuneración más que adecuada. Si nosotros queremos tener un Poder Judicial incorruptible y queremos tener un Poder Judicial altamente calificado que dé una respuesta adecuada a la ciudadanía esto pasa, entre otras cosas, por las remuneraciones". 

Además, Sánchez Cordero defiende que el sueldo sea mayor al del presidente. 

"En el artículo 94 de la Constritución se establece categóricamente que los ministros magistrados y jueces no podrán disminuir su sueldo durante su gestión, no hay manera, es una garantía constitucional. Andrés lo que ha hecho es una sugerencia respetuosa al Poder Judicial".   

Además de los ministros, Sánchez Cordero considera que hay "eminencias" que dirigen centros médicos y otras áreas que debería hablarse seriamente con AMLO para ver la posibilidad de excepciones. 

EN LO QUE SÍ ESTÁ DE ACUERDO

La exministra de la Suprema Corte explicó que sí está de acuerdo en aplicar una ley de amnistía a través del establecimiento de comisiones de la verdad en los lugares del país más violentos, pero ésta debe estar centrada en las víctimas para que coadyuve a recomponer el tejido social.

Ello implica que la víctima debe tener garantizados cuatro derechos: verdad, acceso a la justicia para castigar a los culpables de la violación de sus derechos, acceso a la justicia nacional e internacional o inclusive a medios alternativos de solución de controversias, y reparación y mecanismos de no repetición, comentó.

Sin embargo, advirtió que las leyes de Amnistía no pueden ir en contra de los tratados internacionales que tiene suscritos México, por lo que no pueden ser aplicadas a genocidas, torturadores, violadores, asesinos, tratantes, a quien ejecuta las desapariciones, las ejecuciones extrajudiciales.

LA INVITACIÓN DE AMLO

Sobre el acercamiento de López Obrador de invitarla a que sea la secretaria de Gobernación en su gabinete, expuso que “el reto es enorme, pero lo que sí tengo muy claro es que los derechos humanos van a estar por encima de todo (...) Ahí está el centro. Si tú tienes como eje fundamental de un estado a la persona, a su seguridad y sus derechos, tu estado está legitimado, pero para que quieres un estado si no le puedes dar a tu población el ejercicio pleno de sus derechos”, comentó en entrevista con El Financiero TV

Con información de El Financiero.