Los obstáculos de un independiente para convertirse en gobernador del Edomex

2017
Los independientes que logren una candidatura tendrán más obstáculos en campaña
2017
Los independientes que logren una candidatura tendrán más obstáculos en campaña

Los obstáculos de un independiente para convertirse en gobernador del Edomex

2017Los independientes que logren una candidatura tendrán más obstáculos en campaña
Especial
2017-03-21 |06:23 Hrs.Actualización13:56 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la probabilidad de que alguien triunfe sin el respaldo partidista es muy baja

El Estado de México tendrá elecciones en 2017, un año en donde vuelven a la escena política las candidaturas independientes. 

En esta ocasión ocho aspirantes buscan ganar la gubernatura sin el respaldo de un partido político en la entidad mexiquense. 

Pero antes de cantar victoria, incluso antes de participar, estas personas tienen retos legales que superar. 

El primer obstáculo es recopilar firmas de respaldo ciudadano, pero más adelante se enfrentarán a otros como el financiamiento público y el acceso a los medios de comunicación. Te explicamos paso a paso.   

LAS FIRMAS

Los aspirantes tuvieron como límite hasta el 16 de marzo para reunir 328 mil 740 firmas, es decir, el 3% de la lista nominal en el Estado de México, que asciende a 10 millones 957 mil 992 electores. Estas firmas deben ser de por lo menos 64 de los 125 municipios del estado, según el artículo 99 del Código Electoral local.

El tope de gastos durante la recolección de firmas es de 20 millones 389 mil 320 pesos para los 60 días que dura esta etapa. Sin embargo, se trata de un dinero 100% de origen privado, aquí no hay recursos públicos, de acuerdo con el artículo 106 del Código Electoral.

RECURSOS PÚBLICOS

Si se cumple con las firmas, el aspirante se convierte en candidato independiente. Aquí sí pueden obtener financiamiento público. Consiste en recibir una tercera parte, el 33.3%, de lo que un nuevo partido obtendría: 5 millones 424 mil pesos. 

Es decir, el monto designado para los candidatos independientes a gobernador es de 1 millón 806 mil 441 pesos, que se debe distribuir equitativamente entre todos los candidatos que llegaran a obtener la candidatura.

Ese millón 800 mil pesos es una cifra baja en comparación con lo que tienen los candidatos de los partidos. Por poner solo un ejemplo, el PRI dispone de 73 millones 671 mil 630 pesos de financiamiento público para la obtención del voto en la misma elección a gobernador. 

Pero eso no es todo, en el caso de que solo un aspirante independiente lograra la candidatura, la legislación establece que no podrá recibir un financiamiento que exceda el 50% de ese monto (1.8 millones), es decir, lo máximo que podría recibir un independiente de financiamiento público son 903 mil 220 pesos. 

Si por el contrario, varios consiguen la candidatura independiente, los 1.8 millones se reparte equitativamente entre todos.

LOS PRIVADOS

Los independientes pueden recibir financiamiento privado, siempre y cuando no rebase el 10% del tope de gastos de campaña. Este techo de gasto es de 285 millones 566 mil 71 pesos. En suma, si solo un independiente lograra la candidatura, podría gastar 29 millones 459 mil 827 pesos (28 millones 556 mil 607 de dinero privado más los 903 mil 220 de financiamiento público).

PROMOCIÓN

La autoridad electoral establece que del total de promocionales durante la campaña, el 30% se distribuye de manera igualitaria entre todos los partidos. El otro 70% se asigna de acuerdo con la votación obtenida.

Los candidatos independientes recibirán tiempo en medios como si se tratara de un partido, pero únicamente consiguen ese 30% mínimo que equivale a 145 spots. A su vez estos serán divididos entre el conjunto de independientes que resulten. Esto significa una exposición menor que lo que gozan los candidatos partidistas. Por ejemplo, al PRI le corresponden mil 324 spots.

¿QUIÉNES SE APUNTARON?

El aspirante más conocido es el exdirigente del PRI estatal, Isidro Pastor. También el expriista Guillermo Eduardo Antonio Ortiz Solalinde, quien fue secretario de Salud durante la administración de Arturo Montiel.

Otra es María Teresa Castell de Oro Palacios, integrante del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) e identificada con el PRI, particularmente con el gobernador Eruviel Ávila. El experredista Marciano Javier Ramírez Trinidad; el abogado Vicente Sánchez Fabila, el médico Abelardo Gorostieta Uribe; el empresario Erasto Armando Alemán Mayen, sí como el ciudadano Andrés Cantinca Sánchez completan la lista de los ocho aspirantes.