Los datos curiosos que no conocías de José Antonio Meade

José Antonio Meade quiere ser presidente de México
José Antonio Meade quiere ser presidente de México
José Antonio Meade quiere ser presidente de México
José Antonio Meade quiere ser presidente de México

Los datos curiosos que no conocías de José Antonio Meade

En la mira.José Antonio Meade quiere ser presidente de México
Cuartoscuro
Nación321
2017-11-27 |19:02 Hrs.Actualización15:52 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el priista anunció que buscara su registro como precandidato presidencial

José Antonio Meade nació el 27 de febrero de 1969 en la Ciudad de México y tiene ascendencia irlandesa. 

Su tatarabuelo, originario de Dublín, Joaquín Meade, fue uno de los pioneros que salieron de Irlanda para asentarse en México. Por ello, a este presidenciable se le conoce con el mote de Trev, que quiere decir criollo irlandés.

El segundo apellido de Meade es Kuribreña, el cual fue una mezcla de los apellidos de sus abuelos maternos: Antonio Kuri Kuri, de origen libanés, y Juana Breña, española, decidieron hacer un mix y registrar a su hija (madre de José Antonio) como María Kuribreña.

Este aspirante de 47 años tiene tres hermanos, quienes también trabajan en el sector público. Es católico y asiste a misa todos los domingos cuando su agenda se lo permite, y cuando alguien le pregunta cómo esta, siempre responde: bien, gracias a Dios.

JUVENTUD

Meade creció en el barrio de Chimalistac, al sur de la ciudad de México, muy cerca de sus dos alma máter: la UNAM y el ITAM. En la primera, Meade estudió la licenciatura en Derecho, mientras que en la segunda estudió Economía. 

En las aulas del Instituto Tecnológico Autónomo de México, donde en 1987 inició la carrera de Economía –antes de estudiar Derecho en la UNAM–, el hoy aspirante a la candidatura presidencial priista logró consolidar afectos y relaciones que marcaron su destino en el servicio público.

Ahí conoció al actual canciller, Luis Videgaray, su amigo desde entonces. También al actual presidente del Senado, el panista Ernesto Cordero, quien fue su jefe en la Secretaría de Hacienda, y a José Antonio González Anaya, hoy su sucesor en Hacienda.

Pero ‘Pepe’ Meade –como muchos lo llaman– en realidad está familiarizado con el servicio público y la vida política desde siempre, pues es nieto del abogado y escultor José Kuri Breña e hijo del abogado y economista Dionisio Meade, quien lo motivó a estudiar Economía y Derecho; él lo incursionó en las relaciones públicas, lo mismo con políticos que con economistas, banqueros y líderes religiosos.

El vínculo entre Meade y Videgaray lo refrendan ellos mismos en público, como cuando hace unos meses, en dos actos protocolarios develaron sus respectivos retratos, en las galerías de exsecretarios de Hacienda y de Relaciones Exteriores.

Con Ernesto Cordero, Meade se conoció el primer día de clases en el ITAM, en 1987. Se cuenta que junto con él y González Anaya, triangulaba horarios, ya como funcionarios públicos, para comer tacos en Polanco.

Sus relaciones políticas incluyen al expresidente Felipe Calderón, el exlíder nacional panista Gustavo Madero, Dionisio Pérez Jácome y Patricia Flores.

La relación de Meade con el actual líder del PAN, Ricardo Anaya, es institucional; tiene mayor acercamiento con los senadores Roberto Gil Zuarth, Javier Lozano y Salvador Vega Casillas –los llamados “rebeldes”–, quienes fueron sus compañeros durante el sexenio de Calderón, así como con Margarita Zavala y la senadora Mariana Gómez del Campo.

VIDA PERSONAL

Está casado con Juana Cuevas, quien también estudió Economía en el ITAM; sin embargo, ella optó por no dedicarse al servicio público, sino a su familia. 

La esposa de Meade se dedica a la pintura y es curadora de arte.  Además, la mayor parte de su carrera profesional, Juana se ha dedicado a fomentar e impulsar las culturas populares de México.

La pareja de economistas tiene tres hijos: Dionisio, de 19 años; José Ángel, de 14, y Magdalena, de 13. 

FUNCIÓN PÚBLICA

A los 22 años, Meade incursionó en el sector financiero y hacendario dentro del sector público, pues en 1991 arrancó su trayectoria, como analista de planeación en la Comisión Nacional de Seguros y Finanzas.

Al concluir su doctorado en Economía, en la Universidad de Yale, fungió como director general de Planeación Financiera en la Comisión Nacional del Sistema del Ahorro para el Retiro, entre 1997 y 1999.

Su llegada a la Secretaría de Hacienda ocurre en 2000, donde fungió como director general de Banca y Ahorro; posteriormente fue director de Financiera Rural y en 2006 fue nombrado coordinador de asesores del entonces secretario de Hacienda, Agustín Carstens, convirtiéndose en pieza clave para la aprobación de Reforma Fiscal, al ser el principal negociador con el Congreso.

En enero de 2011 el presidente Felipe Calderón lo nombró secretario de Energía y ocho meses después secretario de Hacienda, cargo que ocupó hasta el primero de diciembre de 2012, cuando el presidente Enrique Peña Nieto, lo nombró secretario de Relaciones Exteriores.

En 2015 fue nombrado secretario de Desarrollo Social y en septiembre de 2016 regresó a la Secretaría de Hacienda en sustitución de Luis Videgaray hasta este lunes, cuando renunció a su cargo para buscar ser el candidato presidencial del PRI.

SUS CERCANOS

Entre los políticos más allegados a Meade se encuentran también el titular del IMSS, Mikel Arriola; Luis Eduardo Lara, administrador general de Auditoría de Comercio Exterior del SAT; Juan Manuel Valle, exdirector general de Diconsa, y Óscar Durán, exdirector general de relaciones institucionales de Banxico.

Además, Eduardo del Río, su secretario particular; Vanessa Rubio, subsecretaria de la SHCP; Ignacio Ernesto Vázquez Chavolla, oficial mayor de la Secretaría de Hacienda; Julio César Guerreo, Jefe de la Oficina de Coordinación en la SHCP y Emilio Suárez Licona, titular de la coordinación de Entidades federativas en la misma secretaría. 

Están además sus hermanos, Pablo y Juan Pedro, extitulares de la jefatura de División del IMSS y de la dirección de la Consar.

En 2017 Meade fue reconocido como Ministro de Finanzas del Año en América Latina, otorgado por la revista especializada Global Markets, y en 2015 fue distinguido con la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, cuando fue canciller.