Las 5 polémicas frases que Mikel Arriola hizo sobre las mujeres

¿Perspectiva de género?
Mikel Arriola lanzó un par de frases que se consideran micromachismos
¿Perspectiva de género?
Mikel Arriola lanzó un par de frases que se consideran micromachismos

Las 5 polémicas frases que Mikel Arriola hizo sobre las mujeres

¿Perspectiva de género?Mikel Arriola lanzó un par de frases que se consideran micromachismos
Cuartoscuro.
2018-04-10 |16:36 Hrs.Actualización17:11 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque en las elecciones de 2015 de la CDMX, el 53% del padrón electoral era de mujeres.

Mikel Arriola, candidato del PRI a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, tuvo un encuentro con mujeres e hizo una serie de comentarios que han sido catalogados como micromachismos y que seguramente las capitalinas (y ninguna otra mujer) preferirían no escuchar, mucho menos de alguien que pretende gobernar la ciudad.

Acá te dejamos las polémicas frases del candidato del tricolor.

1.- “La Ciudad de México también es mujer; y una mujer que ha estado desatendida los últimos 20 años”.

Al comenzar su discurso, poco después de saludar a las mujeres, arriola decidió hacer una analogía entre la capital del país y las mujeres. 

Sin embargo, lo que al candidato se le escapó, es que las mujeres no quieren ser “atendidas”, pues preferirían que sus derechos sean reconocidos, tener condiciones equitativas en materia laboral y educativa; así como la oportunidad de explotar sus capacidades en todos los ámbitos de la vida.

2.- “Además, creo que también es un gran día en la vida de 'Pepe' Meade, porque yo le quiero decir al candidato a la Presidencia, que las mujeres más guapas, son las de la Ciudad de México."

Mikel continuó con su discurso y afirmó que las mujeres más bellas son las citadinas. Con esto, el candidato olvidó que muchas mujeres han luchado durante años para dejar de ser vistas, valoradas y catalogadas solo por su apariencia física.

Además, este comportamiento es considerado como micromachismo, un término que acuñó el psiquiatra Luis Bonino para explicar las actitudes de violencia de género que son casi imperceptibles.

Otros ejemplos de michomachismo son: siempre darle la cuenta del restaurante al hombre, o poner el cambiador de pañales exclusivamente en el sanitario de mujeres.

                                             Cuartoscuro. Pancarta durante una marcha de mujeres que pide no hacer comentarios sobre el cuerpo.

3.-"Aprovecho para  darle la bienvenida y saludar, ahí si me van a dar la razón, a las dos mujeres más guapas, que son Jimena y Juana, nuestras esposas."

Independientemente de si estas mujeres tienen belleza física o no, el candidato olvidó mencionar un par de datos mucho más relevantes. Por ejemplo, Juana Cuevas, esposa de José Antonio Meade, cuenta con una licenciatura en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), además de dedicarse a la pintura y ser curadora de arte.

Respecto a su esposa, Jimena Galindo, fungió como presidenta Honoraria del Voluntariado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) donde él fue director general.

4.- “Y perdón, porque ahora sí le vamos a ganar a dos mujeres"

En caso de que Mikel Arriola triunfe sobre las candidatas Claudia Sheinbaum y Alejandra Barrales, no habría nada que perdonarle. 

En la democracia se gana o se pierde y el feminismo no busca que las mujeres “ganen siempre”, lo que la ideología de género quiere es que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres y que compitan en las mismas condiciones.

                                     Cuartoscuro. Claudia Sheinbaum y Alejandra Barrales, candidatas a la jefatura de Gobierno de la CDMX.

5.- “Hoy las mujeres explican lo que está pasando con nuestros hijos, lo que está pasando con nuestros hogares, porque son el sostén del hogar.” 

Sí, sabemos que los políticos cuando están en campaña quieren conquistar el voto como sea, pero seamos honestos, la idea de que las mujeres deben ser las encargadas del hogar y que esa tarea es “inherente” a su género, ya no es válida.

El género es una construcción social y como tal, puede cambiarse y es precisamente para modificar este tipo de visión que miles de mujeres en el mundo luchan día a día. Educar a los hijos, cuidar a los abuelos y el hogar, es una responsabilidad conjunta que deben asumir todos los miembros de la familia, no únicamente las mujeres. 

Durante los últimos años, muchas mujeres de diversos ámbitos han levantado la voz para denunciar acoso, discriminación, sexualización, falta de oportunidades y violencia. Así nacieron movimientos como #MeToo, la primavera violeta y términos como “micromachismo”.

Cuartoscuro. Marcha 8M 2018